viernes, 10 de febrero de 2017

Las Putrefactas Entrañas del TAV

Uno de los proyectos mimados por el Patronato del Neoliberalismo Vascongado es el Tren de Alta Velocidad, agresión por todo lo alto que los compas de AHT Gelditu! han venido denunciando desde hace lustros.

Hoy que son gobierno con los sociatas y en contubernio con los peperos de Madrid, se ha redoblado el resonar de los tambores a favor de la reactivación del proyecto, mismo que a diferencia de la planta nuclear de Garoña, no unifica a los partidos vascos.

Les compartimos este reportaje publicado en Naiz que se centra en el aspecto de la precariedad laboral que trae consigo este faraónico esperpento:


El TAV es una obra carísima, suntuosa, innecesaria, plagada de sobrecostes y con un impacto medioambiental brutal. Un proyecto destructivo, peligroso y despilfarrador. Lejos de rectificar y plantearse otras alternativas más baratas, útiles y ecológicas, se ha optado por la huida hacia adelante.

Igor Meltxor | Escritor, investigador y analista político

En una época de recortes sociales brutales, para el TAV ha seguido habiendo dinero abundante. De hecho, cuando el gobierno español ha retrasado ocasionalmente su financiación, desde el Gobierno vasco se ha «sacado pecho» adelantando ingentes cantidades de dinero. El PNV siempre «tira de chequera», con el dinero de todos y todas. Y todo ello, en condiciones laborales precarias y en ocasiones de semi esclavitud, donde no se respetan los derechos socio laborales del personal contratado.

Oscurantismo

Durante años, los responsables de las obras del TAV, destacando negativamente la posición de ETS (Eusko Trenbide Sarea), han negado a los sindicatos el acceso a las obras aduciendo «razones de seguridad». Diversas denuncias ante el Departamento de Trabajo del Gobierno vasco y la Inspección de Trabajo, han derivado en sanciones a ETS por conculcar la Ley de Libertad Sindical. ETS permitía en septiembre de 2011, el acceso a las obras, pero las visitan se autorizaban con una vigilancia exagerada, utilizando incluso a la Ertzaintza para que vigilen a los delegados sindicales de cerca y negándoles el acceso a ciertas zonas de la obra.

Jornadas abusivas e ilegales

12 horas de trabajo es la jornada habitual de las personas que trabajan en el TAV, una jornada que excede la legalidad vigente y que incluso en ocasiones se incrementa hasta las 22 horas de trabajo ininterrumpido. En los tramos del TAV, se trabaja a turnos y durante las 24 horas del día. Existen sentencias donde se dice que los trabajadores considerados “trabajadores nocturnos” no pueden realizar horas extras. Es decir, todo trabajador que trabaje más del 33% de la jornada anual durante el periodo de noche (22:00h a 6:00h), se considerara trabajo nocturno. La mayoría de los trabajadores del TAV sobrepasan este porcentaje y por lo tanto, no pueden realizar más de 8 horas diarias.

Esto está pasando en el TAV, con la permisividad y complicidad del Gobierno dirigido por el PNV. Jornadas abusivas, ritmos exagerados de trabajo, la no aplicación de convenios, constituyen una quiebra inaceptable de la legalidad vigente y fomentan la insoportable siniestralidad laboral.

Accidentes laborales

Siete personas muertas y un número indefinido, pero muy alto, de accidentes laborales nos da la medida de las condiciones de trabajo en una obra que tiene más de 6.000 millones de presupuesto, desde luego la parte destinada a formación de los trabajadores y trabajadoras y a seguridad es muy deficiente. Seis accidentes mortales y una de infarto. Cuatro de los seis accidentes mortales se han producido en Gipuzkoa y los otros dos en Araba (Luko y Durana)

La mentira del empleo

Cuando se iniciaron las obras, el Gobierno vasco anunció, que el TAV aportaría a la sociedad vasca 6.900 empleos directos y 2.900 empleos indirectos. Pero la realidad es otra, tristemente. En el sector de la construcción en la CAV se han destruido 30.400 empleos y decenas de empresas, y el TAV no es generador de puestos de trabajo para la sociedad vasca. La mayoría de las personas que trabajan en el TAV perciben un salario medio de 5 a 8€ por hora trabajada por todos los conceptos (pagas extras, vacaciones, dietas…), cuando por ejemplo, los salarios estipulados en los diferentes Convenios Colectivos de la construcción de la CAV en similares parámetros, asciende a más de 15€ hora.

Conflictos y sentencias clarificadoras

Impagos, jornadas abusivas, falta de seguridad en obras… que han quedado en evidencia en numerosas sentencias. Ahí están los casos como el de la empresa Viuda de Sainz en el tramo de Legorreta, el de la empresa Agotean de Madrid en el tramo de Tolosa, IMI en los tramos de Aramaio y Bergara, o la sentencia del Juzgado de lo Social nº1 de Eibar, donde se dio la razón al sindicato denunciante (ELA), reconociendo jornadas abusivas de hasta 22 horas sin parar, en las obras del TAV en Arrasate.

¿Por qué esa pasividad con las obras del TAV?

Es difícil entender como Inspección de Trabajo no actúa con las denuncias relacionadas con obras del TAV, de la misma manera que en otras obras públicas también denunciadas. Y mucho más, cuando se trata de idénticas o mismas irregularidades, circunstancias, personas y empresas ya denunciadas y ratificadas por la propia Inspección de Trabajo en otras obras fuera del TAV (ejemplos: Tabakalera o Variante de Hernani). Por lo tanto, de esto se deduce, que Inspección de Trabajo, en muchos casos, conoce de sobra las empresas denunciadas y sus condiciones, y más aún cuando dichos casos los ha llevado el mismo grupo de inspectores de trabajo. Parece como si el TAV gozara de alguna especie de bula ante Inspección de Trabajo por razones políticas o de otro tipo.

En el caso de la Variante de Hernani, las denuncias demostraron el «fraude a las arcas públicas» y los impagos a más de 65 trabajadores de una subcontrata que trabajaron en esta obra durante el 2011 y 2012.

Incumplimiento sistemático de la legislación el tramo Urnieta-Hernani

La Inspección de Trabajo de Gipuzkoa, dependiente del Departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno vasco, constató que una de las contratas del tramo Urnieta-Hernani del TAV tuvo a decenas de sus trabajadores sin disfrutar ni cobrar las vacaciones, y realizando cientos de horas extra, muy por encima del máximo legal que establece en 80 horas el Estatuto de los Trabajadores. La propia Inspección hablaba en su acta de «incumplimiento sistemático» de la legislación laboral y proponía tres sanciones de 18.750€ a esta empresa, Sogeprovi S.L., que llegó a tener hasta 60 trabajadores en otros tramos del ramal guipuzcoano del TAV e instaba a los trabajadores a acudir a los tribunales para reclamar cantidades que podían superar los 20.000€ cada uno.

Inspección constató que al menos 22 trabajadores se encontraban en esa situación ilegal y que algunos acumulaban cientos de horas extra, hasta 475 horas. El sindicato ELA acreditó 878 horas extra por parte de un solo trabajador de nacionalidad rumana, y también detectaron 150 empresas de las mismas características, denunciables ante la Inspección por llevar a cabo las mismas prácticas, y que podrían afectar a 6.000 trabajadores, y que habrían actuado impunemente.

La Inspección concluyó que «no se había justificado el pago a los trabajadores de las pagas extraordinarias, dietas y vacaciones devengadas».

Sentencias contra jornadas abusivas en las obras del TAV en Arrasate

Una sentencia emitida por el Juzgado de los Social nº1 de Eibar, reconoció que dos trabajadores estuvieron sometidos a jornadas laborales diarias inhumanas en el tramo del TAV de Arrasate. La resolución condenaba tanto a la empresa Geyp S.L. como a las empresas que componían la UTE (Obras Subterraneas S.A. Y Ossa Obras Subterraneas S.A.) a abonar las diferencias salariales sobre el convenio y el exceso de jornada.

En otra ocasión hablaremos de los sobrecostes y las empresas corruptas…







°