jueves, 12 de enero de 2017

Pies Mojados y Pies Mojados

Se acabó la aberración.

Ya no más migración irresponsable de Cuba hacia Yankilandia.

No más balsas, no más viajar a Colombia para llegar por tierra a "the land of the brave and home of the free".

Se acabó el maltrato y la discriminación por parte de los gusanos en contra de los demás migrantes latinoamericanos.

Se acabó.

Les invitamos a leer esta nota publicada en Univisión:


La política, que fue implementada en 1995 por la administración de Bill Clinton, permitía a los cubanos permanecer en EEUU si lograban llegar a tierra firme sin ser interceptados. A partir de ahora deberán cumplir los mismos requisitos que cualquier otro inmigrante que llega al país.

Lorena Arroyo

El gobierno de Estados Unidos puso fin este jueves a la política 'pies secos pies mojados', un memorando de la ley de Ajuste Cubano, que permitía a los cubanos que tocaban suelo estadounidense permanecer de manera legal en el país, trabajar y solicitar beneficios monetarios, sociales y médicos y la residencia permanente a partir de un año de su llegada, según le confirmó una fuente oficial a Univision Noticias.

El anuncio completo que se hará oficial a lo largo de la tarde acaba con la política de 'pies secos pies mojados', que fue implementada en 1995, tras el éxodo masivo de balseros en el año 1994.

Como el gobierno cubano se niega a aceptar deportaciones de cubanos desde EEUU, la administración Clinton llegó a un acuerdo con La Habana para devolver a los balseros que fueran interceptados en el mar, mientras que EEUU aceptaría a los que tocaran tierra firme.

El abogado de inmigración Wilfredo Allen le dijo a Univision Noticias que la eliminación de este memorando implica que cualquier cubano que entre por la frontera "va a ser como un guatemalteco, como un salvadoreño o como un mexicano". "Tiene que solicitar asilo político, tiene que tener una entrevista creíble, tiene que pasarla y entraría en EEUU bajo su propia palabra o bajo fianza, y (debe) pelear y ganar un asilo político para legalizarse", explicó.

Según Allen, el cubano que entre hoy está protegido mientras que el que entre mañana ya deberá solicitar asilo como cualquier otro inmigrante. "Uno que entre mañana por la mañana ya no le darán un parole. Probablemente lo detengan, va a tener que salir bajo fianza de migración".

La ley de Ajuste Cubano ha sido objeto de crecientes críticas de antiguos exiliados cubanos en Miami en los últimos años. Estos argumentan que está siendo explotada por los emigrantes económicos de la isla. Los temores de que podría algún día ser derogada –especialmente por la administración Trump– provocaron además un gran aumento en el número de los cubanos que llegaron a Estados Unidos en los últimos meses para solicitar la residencia estadounidense en virtud de la ley.

Durante el último año fiscal –entre el 1 de octubre de 2015 y el 30 de septiembre de 2016– 46,635 cubanos llegaron a los puertos de entrada a Estados Unidos buscando emigrar, según datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza. Eso es casi el doble que en 2014.








°