sábado, 6 de junio de 2015

Iglesias Incomoda a UPN

Nos llega este artículo de Gara que les compartimos pues contiene una señal esperanzadora, protagonizada por el líder podemita Pablo Iglesias:


UPN confiaba en Pablo Iglesias como última opción de evitar que la Alcaldía de Iruñea recaiga en Joseba Asiron (EH Bildu), pero el líder de Podemos dejó claro ayer que el grupo local Aranzadi no tiene que pedirle permiso. Tras ello, añadió que no acepta usar a víctimas de ETA para presionarle y reprochó la corrupción a UPN, que entró en cólera.

Ramón Sola y Aritz Intxusta

UPN tiene un único gran objetivo postelectoral: tratar de que la Alcaldía de Iruñea no recaiga en EH Bildu, en la figura de Joseba Asiron. Para ello se estaba agarrando como clavo ardiendo a la posibilidad de que la dirección estatal de Podemos instara al grupo local Aranzadi (que tiene tres concejales) a vetar a Asiron. Esa era la clave, por ejemplo, de las declaraciones que hizo Yolanda Barcina en ‘‘Los desayunos de TVE’’, en las que intentaba meter la mayor presión posible a Podemos. Sin embargo, su líder, Pablo Iglesias, dejó muy claro ayer en Tele5 que no piensa intervenir en la cuestión de Iruñea. Y lo completó con duras acusaciones a UPN, tanto por usar a las víctimas de ETA para este objetivo como por sus escándalos de corrupción. Ello ha desencadenado una importante bronca entre los dos partidos, en la que UPN amenaza con ir a los tribunales contra Pablo Iglesias.

Todo empezó cuando por la mañana, preguntado por la cuestión de Nafarroa, el secretario general de Podemos censuró que «corruptos y sinvergüenzas en Navarra se atrevan a utilizar la memoria de las víctimas para decir ‘yo tengo que ser alcalde’». Iglesias lo tildó de inaceptable «en este país en que el terrorismo ha producido un enorme sufrimiento».

Añadió además que Aranzadi «es una candidatura de unidad popular, que no pide permiso a Podemos para llevar a cabo ningún acuerdo». Recordó que «todas esas candidaturas han exigido que cualquiera que se tenga que poner de acuerdo con nosotros tiene que respetar los derechos humanos, y condenar y rechazar cualquier fórmula de violencia. Y creo que eso ha estado claro».

UPN se lo tomó a la tremenda, y cargó contra la literalidad de las palabras de Pablo Iglesias, aunque probablemente lo que más le preocupe es el fondo: que ve disiparse cualquier opción de cerrar el paso a Asiron. Hubo dos personas que se sintieron directamente aludidas: Enrique Maya, dada la afirmación de Iglesias de que «corruptos y sinvergüenzas utilizan la memoria de las víctimas para decir ‘yo tengo que ser alcalde’», y María Caballero (hija de Tomás Caballero, muerto en atentado de ETA), puesto que había publicado una carta en prensa buscando presionar a Podemos.

Ambos comparecieron en rueda de prensa junto al secretario general de UPN, Óscar Arizcuren. Maya replicó a Iglesias que «lo que es de sinvergüenzas, realmente de sinvergüenzas, es ser insensible al dolor de las víctimas», y añadió que «no hay mayor corrupción que aceptar la violencia como acción política».

UPN insiste en condiciones

Insistió además Maya, pese a la nitidez de las palabras del líder de Podemos, en que «Pablo Iglesias debe exigir como condición previa a cualquier pacto con Bildu-Batasuna una condena clara, expresa y rotunda al terrorismo de ETA, que ha causado en Navarra 42 muertos».

María Caballero añadió a ello que «es muy grave que nos llame sinvergüenzas» y emplazó a Pablo Iglesias a que «me lo diga a la cara, me mire a los ojos, a los ojos de mi familia, de mi madre y diga que estamos utilizando la memoria de mi padre en este caso».

«Ha salido con esta pata de banco diciendo barbaridades que no vamos a consentir», se quejó María Caballero, que además de concejala fue senadora de UPN. El partido afirma que valorará con su equipo jurídico la posibilidad de querellarse contra Pablo Iglesias.

Kontuz pide una «auditoría profunda» al régimen que erradique la lacra de la corrupción

Kontuz felicitó ayer a la ciudadanía por haber abierto la posibilidad de un cambio en Nafarroa y cargó contra el discurso del miedo en el que sigue atrincherado UPN. «No viene el caos, venimos del caos», aseguró el portavoz de la asociación que se ha destacado por la lucha contra la corrupción a lo largo de la pasada legislatura. Kontuz sostiene que el gobierno del cambio es una oportunidad que no se puede perder «para derribar los muros de la impunidad». Por ello, instó a los cuatro partidos que tienen en sus manos la capacidad de conformar un nuevo gobierno a hacer una «auditoría del régimen» que acabe con las estructuras clientelares que han creado UPN y PSN en sus décadas controlando los recursos públicos.

Zamora solicitó al próximo gobierno un «respaldo firme» para habilitar cuantas herramientas hagan falta para combatir la corrupción, habida cuenta de que la Cámara de Comptos y el Defensor del Pueblo, pese a su actitud «loable», no han sido capaces por sí solos de evitar los desmanes. Ante esta situación, Zamora ve necesario un compromiso para sacar adelante «una auditoría en profundidad que llegue hasta las últimas consecuencias».

Kontuz recordó que, en su dilatada trayectoria, han emprendido acciones legales contra todos los presidentes navarros (a excepción de Juan Cruz Alli, cuyo patrimonio podría ser investigado como una derivada del «caso CAN»). Ahora es el momento, explicó, «de evitar que vuelvan a suceder casos como los de Urralburu, Otano, Sanz y Barcina». Por ello, desde la asociación se comprometieron a colaborar con el próximo gobierno ofreciéndole la «experiencia, el método de trabajo y los recursos humanos» de la asociación para alcanzar una transparencia verdadera.







°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario