jueves, 11 de junio de 2015

Propuesta de Currin por lxs Presxs

La cerrazón por parte de Madrid y de París con respecto a la posibilidad de un proceso de paz que normalice su relación con el pueblo vasco está llegando a cotas impensadas, sobre todo para la Europa progre defensora de los derechos humanos.

Uno de los asuntos pendientes más lacerantes para el pueblo vasco es el de lxs presxs políticxs, es por ello que desde la comunidad internacional buscan afanosamente destrabar el proceso.

Aquí les presentamos esta nota publicada en Naiz:
 


Currin propone una comisión independiente que busque solución para los presos

«Espero que la conferencia sea un hito para la resolución». Con estas palabras, el diputado bretón Paul Molac ha abierto el encuentro de París que busca dar un impulso a la resolución del conflicto vasco. Las intervenciones han mostrado el anhelo compartido de los participantes por avanzar en la resolución.

Alberto Pradilla
El abogado sudafricano y miembro del Grupo Internacional de Contacto, Brian Currin, ha cerrado las intervenciones de la Conferencia Humanitaria por la Paz con una propuesta concreta para desatascar uno de los nudos clave, el de los prisioneros. Currin, estableciendo un paralelismo con Irlanda, ha propuesto una comisión independiente que revise los casos de los prisionerios y pueda solicitar excarcelaciones anticipadas a los gobiernos de Madrid y París. Como primer paso ha abogado por el acercamiento a Euskal Herria y la puesta en libertad de los represaliados enfermos. Además, ha instado a los estados a readecuarse a la nueva situación abierta desde el cese decretado por ETA. «Les incumbe a los gobiernos revisar sus prácticas», ha remarcado.

El expreso vasco Gabi Mouesca ha remarcado los pasos dados por el Colectivo de Presos Políticos Vascos sumándose a las decisiones adoptadas por ETA, reconociendo el dolor generado por el conflicto e incluso asumiendo la legalidad como base para la resolución. Ha señalado que sus portavoces en el Estado francés solicitaron un permiso a París para poder estar presentes pero que el Gobierno liderado por François Hollande lo rechazó, por lo que hoy se encuentran de ayuno. «Los miembros del colectivo han sido capaces de superar sus temores, háganlo ustedes también», ha indicado, en referencia a los gobiernos. 

«La gran diferencia con Irlanda es que en este caso los dos estados no participan en el proceso. Se les ha invitado, pero no lo hacen. Sin embargo, después de lo escuchado, puede haber una ventada de oportunidad. Espero que escuchemos a las víctmas». Raymond Kendall, secretario general honorífico de la Interpol, ha mostrado su extrañeza ante la falta de implicación de Madrid y París en la resolución del conflicto. Esta reflexión estaba relacionada con los pasos necesarios para solventar la cuestión de los presos, pero también hacia el desarme. «Es algo que no entiendo del todo. Nadie quiere hacerse cargo y de ese modo no se puede avanzar», ha argumentado.

«Fui torturada por la Guardia Civil y he sufrido la tortura del secuestro y muerte de mi hermano Joxean junto a su amigo Joxi, torturados y enterrados bajo 50 kilos de cal viva». Asun Lasa, hermana de Joxean Lasa, ha reivindicado el papel de las víctimas «no para luchar en contra de, sino a favor». Ha recordado que, pese a ser condenados, los responsables del secuestro y muerte de su hermano, con el general de la Guardia Civil Enrique Rodríguez Galindo, apenas pasaron en prisión el 7% de su condena.

«El objetivo es que nadie sufra lo que nosotros hemos pasado». Roberto Manrique, víctima de Hipercor, ha insistido en la idea de reconocimiento, señalando que él, como víctima de ETA, sí es reconocido, algo que no ocurre con quienes han padecido la violencia del Estado. También ha censurado la utilización del sufrimiento con objetivos políticos. «Quieren vender la historia de que todas las víctima de ETA pensamos igual. No es cierto. Hay quien opina sin preguntar y otras sin ser víctimas», ha señalado.

«Es imprescindible acabar Aiete. Gestionar las consecuencias de cinco décadas de conflicto violento. Eso significa tener presente los sufrimientos de todas las víctimas, la disolución de ETA, el abandono de las armas y tratar de forma satisfactoria el asunto de los presos», ha remarcado Pierre Hazan, miembro del Grupo Internacional de Contacto. «El camino de la paz exige el reconocimiento de todas las víctimas», ha remarcardo.  

«El conflicto y la resolución nos interesa a todos. Por lo tanto, también a los gobiernos», ha señalado Max Brisson, quien ha remarcado que cuestiones como la de los prisioneros o del desarme pueden estar en manos del Estado francés. En este sentido, ha reivindicado «un consenso amplio para una solución para los presos», así como para los procedimientos de desarme y el «reconocimiento recíproco del sufrimiento».

«Es hora de que la sociedad civil se haga con el proceso». Anaiz Funosas, de Bake Bidea, ha defendido la necesidad de que exista un «compromiso» por parte de todos para la resolución del conflicto vasco. Lo ha hecho durante su turno de intervención en la Conferencia Humanitaria por la Paz en el País Vasco que ha comenzado esta mañana en la sala Víctor Hugo de la Asamblea Nacional francesa. En el encuentro está participando una amplia representación tanto del Estado francés como de Euskal Herria, así como de otros pueblos como Bretaña o Irlanda.

«Espero que esta conferencia sea un hito para la resolución», ha resumido Paul Molac, diputado bretón que ha abierto el acto. En las intervenciones está previsto que se aborde la situación actual del proceso en Euskal Herria, la renconciliación y las víctimas y el papel de los presos en el proceso.

La mesa está presidida por Luis Joinet, magistrado, Marc Gentilini, miembro de la Comisión Nacional de los Derechos del Hombre y expresidente de la Cruz Roja francesa y Anaiz Funosas, miembro de Bake Bidea. Entre los asistentes que intervendrán están Paul Molac, Pierre Joxe, Jean Jacques Lasserre, Max Brisson y Frédéric Spagnac.

Corrillos previos

Los minutos previos a la conferencia han servido para que tanto los participantes como el público compartiera impresiones. Bertie Ahern ha permanecido la mayoría del tiempo junto a Alberto Spektorowski; ambos afirmaban que esperan que esta conferencia sirva para desbloquear la situación. Spektorowski no espera nada por parte del gobierno español, pero sí se ha mostrado esperanzado en cuanto al ejecutivo francés.

Junto a ellos estaban Brian Currin y Paul Rios y otros representantes internacionales. También parlamentarios franceses y a modo de anfitrionas las diputadas por Ipar Euskal Herria Colette Capdevielle y Sylviane Alaux. Max Brisson, Jean-Jacques Lasserre y Jean-Rene Etchegaray, entre otros completaban la representación institucional vasca. El europarlamentario de EH Bildu Josu Juaristi también está presente.

Desde Euskal Herria, además, ha llegado una amplia delegación. Los representantes del colectivo de exiliados, Xabier Ezkerra y Jokin Aranalde, han aprovechado esos momentos previos para presentar al colectivo ante Gerry Kelly (Sinn Fein) y el ex primer ministro irlandés Bertie Ahern.

Mixel Berhokoirigoin, Jakes Bortairu, Anita Lopepe o Lucio Urtubia son otras de las caras conocidas que han acudido desde Euskal Herria.





°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario