miércoles, 17 de junio de 2015

Caracas Contraataca

El fascismo español ha decidido inmiscuirse abiertamente en los asuntos internos de la república bolivariana de Venezuela apoyando abiertamente a los golpistas organizados y financiados por el gobierno de Barack Obama.

Envalentonados, como lo estaban durante la antesala a la segunda invasión a Irak, han elegido a su terrorista de estado favorito, Felipe González, para ser el rostro del intervencionismo imperialista.

En el pasado, a pesar de los insultos, Caracas había respondido vacilante ante los embates de Madrid. Si un pecado grave tuvo Hugo Chávez fue el de estar dispuesto a entregar refugiados vascos a la corona borbónico española.

Según nos relata esta nota publicada en El Confidencial Digital, Nicolás Maduro no está dispuesto a caer en la misma trampa.

Aquí la nota (con sus bemoles, tomen en cuenta la fuente):



Venezuela contraataca a la visita de Felipe González: quiere entrevistar a presos de ETA

Enviará a España un abogado para gestionar encuentros con los portavoces de los etarras en las cárceles

Las relaciones entre Venezuela y España se han complicado en los últimos días a raíz del viaje que el ex presidente Felipe González hizo al país caribeño para sumarse como abogado a la defensa legal de varios líderes opositores al chavismo que se encuentran en prisión.

El viaje provocó una dura respuesta del gobierno de Nicolás Maduro y de sus seguidores. Las autoridades venezolanas pusieron numerosas trabas a la llegada de González al país, y finalmente el ex presidente socialista tuvo que dejar Venezuela sin poder siquiera entrevistarse con los presos opositores Leopoldo López, Daniel Ceballos y Antonio Ledezma.

También los grupos políticos cercanos al chavismo reaccionaron con una campaña en las redes sociales en contra de Felipe González.

El Confidencial Digital ha podido saber que el régimen venezolano va a contraatacar a la visita del ex presidente del Gobierno con una medida similar. El próximo 3 de julio llegará a España un abogado, Adán Navas Nieves, con el objetivo de constatar las condiciones en las que se encuentran los presos de ETA que cumplen condena en nuestro país.

La iniciativa la impulsa especialmente un diputado chavista en la Asamblea Nacional, Juan Contreras, y cuenta con el apoyo de la Coordinadora Simón Bolívar, una asociación de apoyo a los etarras presos y huidos en Venezuela.

La intención del abogado enviado desde Venezuela es poder entrar en las cárceles y entrevistarse con los portavoces de los presos de ETA, agrupados en el denominado “Colectivo de Presos Políticos y Represaliados Vascos”.

Desde el entorno del chavismo se asegura que se trata de una “obligación ética del movimiento revolucionario bolivariano” ir a vigilar “los crímenes que se cometen en un país amigo, el País Vasco”, ya que asumen los mensajes del entorno de ETA y aseguran que “son una constante la tortura, el aislamiento indefinido a los presos, la inasistencia sanitaria en prisión, la prohibición de las comunicaciones, la dispersión, el alejamiento de los presos de sus familias y lugares de origen, la cadena perpetua, la detención de los abogados de confianza negando de esta forma el derecho a la defensa, las palizas, malos tratos y un largo etcétera de denuncias de prácticas inhumanas y degradantes por parte del Estado Español”.





°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario