lunes, 5 de marzo de 2018

Marius Makon se Equivocó de Bar

No tenemos el gusto de conocerle, de hecho, nos hemos enterado de su existencia por medio de esta nota dada a conocer por El Diario.

Pero insistimos, Marius Makon se equivocó de bar. Es más, podemos afirmar que se ha equivocado de localidad.

Si Marius Makon hubiera entrado en una taberna de Altsasu a pedir de desayunar y algo como lo relatado en la nota le hubiese sucedido, ahora mismo sabríamos el nombre, conoceríamos el rostro de la mujer blanca que además, junto con seis o siete cómplices, ya estaría en dentención preventiva acusada de terrorismo.

Pero no, Marius Makon entró en un bar de Madrid y por lo tanto a la mujer blanca no le va a pasar nada, absolutamente nada, tal vez inclusive sea condecorada por salvar a España de la amenaza yihadista encarnada en cualquier hombre que no sea perfecta o medianamente caucásico.

Makon no sabrá lo que es la justicia... y así se va a enterar que no, que no es español... y que debe ser ménos patriotero pues eso no va a ayudar a las personas que sufren racismo y discriminación en un estado que se enorgullece de su terrible pasado colonial.

Lean ustedes:


La supuesta agresora, que ya ha sido detenida, le repitió que "no quería ver a un negro detrás", cuando Marius intentaba pedir un desayuno en la barra de un bar, según recoge la denuncia

Gabriela Sánchez

Se disponía a pedir un desayuno en una cafetería de la localidad madrileña de Móstoles cuando una mujer comenzó a increparle por el hecho de ser negro, asegura Marius Makon, actor español que ha trabajado en varias series de televisión. "Me repetía: 'Apártate negro, no te quiero ver detrás de mí'. Yo hice caso omiso y le pregunté que qué le pasaba". La respuesta, señala, fue un botellazo poco después de lanzar una amenaza: "Soy blanca, te puedo matar y no pasa nada", según recoge la denuncia de los hechos a la que ha accedido eldiario.es.

"Cogió una botella de cerveza y me la estampó en la ceja. La  sangre empezó a brotar", explica Marius Makon a eldiario.es. "Para no alarmar a la gente de la cafetería, me retiré y me crucé de brazos. La sangre no paraba de salir", añade el denunciante en conversación con este medio. La agresión le ha provocado una herida que ha requerido varios puntos de sutura, según el parte médico del Hospital de Móstoles incluido en la denuncia.

La Policía Nacional y la Municipal se personaron en el lugar de los hechos, la 'Cervecería Martinica'. Según explica Makon, tras identificarles, los agentes le recomendaron denunciar los hechos en comisaría y acudir al hospital. "Después de tomarle los datos, la mujer [supuesta agresora] se fue mientras me miraba sonriendo. Parecía decir: 'Te he dicho que no me iba a pasar nada porque estamos en un país de blancos". La supuesta agresora, de 33 años de edad, ha sido detenida por la Policía Nacional este lunes por la tarde.

Ahora, Makon espera que la justicia no dé la razón a la autora de esa frase que todavía se repite en su cabeza. "Esa chica puede ser lo blanca que quiera, pero en este país hay ley y se aplicará", señala el denunciante. "Esta mujer no representa a la sociedad española. Yo soy español y me avergüenzo de su actitud. Hay gente que se ampara en su color y se sienten mejor que otros".

La semana pasada la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia (ECRI) del Consejo de Europa exigió al Gobierno de España   la creación de una "institución independiente y fuerte" contra el racismo para promover la igualdad e "introducir un cambio social real".

En 2016, la organización SOS Racismo registró 309 denuncias por discriminación racial en España que, según analiza la ONG, dan cuenta del "racismo diario" sufrido por las personas racializadas en el Estado español.

En este sentido, SOS Racismo lleva años solicitando la elaboración de una ley integral contra la discriminación para atajarla en todos sus niveles.





°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario