jueves, 29 de marzo de 2018

Lxs 233 Rehenes Vascxs

Empezamos esta publicación aclarando que Euskal Herria entera cabe en los corazones de todxs y casa unxs de esxs 233 presxs políticxs vascxs.

Continuamos estableciendo que en los hogares de Euskal Herria sobra espacio para acoger a todxs y cada unx de los 233 presxs políticxs vascxs aún siendo utilizadxs por el régimen borbónico franquista como rehenes de su política vengativa, Javier de Andrés lo ha dejado claro con sus declaraciones acerca de los recibimientos. No queremos que ni sus familiares ni sus amigos sigan sufriendo los nocivos efectos de la dispersión.

Insistimos en dejar claro que lxs queremxs, libres y entre nosotrxs.

Dicho lo anterior, les compartimos este artículo dado a conocer por Gara:


En estos momentos en las cuatro cárceles de Euskal Herria hay plazas suficientes para poder agrupar en ellas a todas las presas y presos vascos, tanto a los prisioneros políticos que se encuentran dispersados por el Estado español como a los comunes que tienen su residencia en los cuatro territorios vascos, según datos del Gobierno español.

Iñaki Iriondo

En los cuatro centros penitenciarios de Hego Euskal Herria hay en la actualidad plazas suficientes para agrupar en ellas a todas las presas y presos empadronados en Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Nafarroa, según datos remitidos al Senado por el Gobierno español.

En estos momentos las cárceles de Zaballa, Basauri, Martutene e Iruñea disponen de 1.711 plazas, que están ocupadas por 1.514 presas y presos. Es decir, todavía hay sitio para otras 197 personas.

Sin embargo, según los datos remitidos por el Gobierno español al Senado, a petición de Jon Iñarritu, de EH Bildu, los internos con residencia habitual en Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Nafarroa encerrados en esos centros penitenciarios son 1.059. Es decir, el resto se encuentran alejados de su lugar de empadronamiento, al que podrían ser repatriados.

233 presos dispersados

Según los últimos datos recogidos por Etxerat, hay 233 prisioneros condenados por motivos políticos que se encuentran dispersados por centros penitenciarios del Estado español.

Se da además la circunstancia de que las cárceles más pobladas en la actualidad son las más lejanas: entre Puerto I y Puerto III hay 19; entre Murcia II y III, 16; Castelló I y Castelló II, acogen a 15; Valencia II y Valencia III suman 14; en Granada, 13; en Alacant, 12; internos en Algeciras, 11; en Huelva, 10; en Curtis (A Coruña), otros 10. Por contra, cerca de Euskal Herria apenas aparecen: 2 en Burgos, 1 en Logroño y Soria, y en Santoña ya no queda ninguno. En centros vascos solo hay 3 y enfermos.

Del cruce de datos se ve claramente que todos estos presos hoy alejados de Euskal Herria podrían estar en cárceles vascas, sin problemas de espacio.

La prisión vasca más grande es la de Zaballa, en Araba, con 803 plazas. La de Iruñea tiene 371, la de Martutene, 312, y la más pequeña es la de Basauri, con capacidad para 225 presos.

De Andrés: «Distanciamiento»

El delegado del Gobierno español en la CAV, Javier de Andrés, insistió ayer en la defensa del alejamiento de los presos vascos. Afirmó que con «los presos de ETA» se actúa «igual que con otras bandas criminales», lo que tradujo en «un distanciamiento de sus miembros».

De Andrés, entrevistado en Onda Vasca, aseguró que «ésa es la forma en la que se va a seguir actuando, especialmente porque, por desgracia, los presos de ETA tienen un importantísimo soporte en la sociedad vasca».

El delegado del Gobierno español añadió que ese respaldo «lo estamos viendo con los homenajes que están recibiendo los presos que salen de las cárceles. Y esto afecta a la política penitenciaria y a su propio proceso de reinserción, sin lugar a dudas», aseveró.

Jon Salaberria, libre diez años después

A primera hora de la mañana recuperó la libertad después de una década entre rejas el donostiarra Jon Salaberria, muy conocido anteriormente por haber sido parlamentario en Gasteiz y una de las caras públicas de Jarrai en los años 90. Fue excarcelado desde Mont de Marsan (adonde había sido traído hace unas semanas dentro del plan de acercamientos del Gobierno francés) y puesto en la muga, donde quedó libre tras constatarse que no tenía causas pendientes. Salaberria fue detenido en mayo de 2008 junto al fallecido Xabier López Peña, Ainhoa Ozaeta e Igor Suberbiola, acusados de formar la «dirreción política» de ETA. Antes de acercarlo a las Landas, cumplía pena en Alençon, a 830 kilómetros.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario