miércoles, 28 de marzo de 2018

La Primavera da Frutos

La Izquierda Castellana había predicho que la captura del presidente catalán en funciones Carles Puigdemont por parte de los servicios policiales bajo el mando de la alemana Angela Merkel serviría para darle un empujón al proceso republicano catalán y según nos informa este artículo en Naiz, tal ha sido el caso. Nótese que los de la izquierda ultraortdoxa y ridículamente marginal de las CUP han cambiado su pasodoble - al que pomposamente llamaron mambo - para regresar al proces después de haber traicionado al pueblo catalán aquel jueves negro.

Aquí la información:


El pleno del Parlament ha aprobado una resolución de JxCat, ERC y la CUP que reivindica poder investir como presidente de la Generalitat a Carles Puigdemont, Jordi Sànchez y Jordi Turull, y que también exige la liberación de todos los diputados presos.

El texto aprobado gracias a los votos de JxCat, ERC y la CUP compromete a la Cámara «a adoptar todas las medidas necesarias para garantizar» que Carles Puigdemont, Jordi Sànchez y Jordi Turull puedan ejercer sus derechos políticos, incluyendo el de poder someterse a un debate de investidura en un futuro inmediato.

La diputada de JxCat Gemma Geis ha advertido de que su grupo está determinado en investir a Puigdemont pese a las trabas del Estado: «No renunciamos a la investidura de Puigdemont. Somos la lista del presidente y haremos todo lo posible para la protección de su legitimidad como presidente».

La diputada de ERC Anna Caula ha criticado al Estado por al «abuso de poder» al poner trabas a las investiduras de Puigdemont, Sànchez y Turull, y ha criticado que haya presos soberanistas cuando «la única violencia que ha habido en Catalunya fueron las cargas policiales del 1 de octubre».

Por su parte, el diputado de la CUP Carles Riera ha pedido celebrar cuanto antes un pleno de investidura con Puigdemont como candidato, al que ya han anunciado que darían apoyo: «Investir a Puigdemont, hacer República y volver al camino de la dignidad nacional».

Ciutadans, PSC, Comuns y PP han votado en contra.

Sin embargo, los Comuns sí que han sumado sus votos en otro de los puntos aprobados en el que se pide la «libertad inmediata» de todos los diputados y exdiputados de esta Cámara. Asimismo, Las fuerzas soberanistas y el partido de Xavier Domènech han aprobado constatar que «los mismos criterios que dan lugar a la adopción de medidas cautelares  por el Comité de Derechos Humanos de la ONU es aplicable a todos los diputados y exdiputados».

El propio Domènech ha propuesto «un Govern que recoja todas las sensibilidades transversales del país», que sea temporal, y cuyos miembros se comprometan con unos objetivos concretos y, una vez cumplidos, se comprometan también con convocar unas elecciones y no presentarse a ellas.

No se ha mostrado tan acorde la líder de Ciutadans, Inés Arrimadas, que ha tachado de «barbaridad» la resolución y ha censurado que el independentismo pida la liberación de los presos: «Pretenden decidir en el Parlament quién tiene que salir de la cárcel. ¿Qué será lo próximo? ¿Decidir quién tiene que entrar en la cárcel?».

El portavoz del PSC en el Parlament, Ferran Pedret, ha afirmado que «empatiza con el sufrimiento» que se está viviendo en las filas independentistas, aunque ha hecho un llamamiento a «no profundizar en el conflicto» y a buscar «espacios de diálogo» en la política catalana.  Pero también ha pedido al independentismo que «haga un esfuerzo de empatía» hacia los militantes, simpatizantes y cargos electos del PSC y otros partidos no soberanistas. Pedret ha hecho un «llamamiento a la serenidad, a la calma», para no «profundizar en el conflicto en una sociedad catalana mucho más dividida que antes del inicio del proceso soberanista».

El líder del PP catalán, Xavier García Albiol, ha replicado a JxCat, ERC y la CUP que los presos soberanistas «no están en la cárcel por sus ideas políticas, sino por haber intentado un golpe de Estado o por asaltar un coche de la Guardia Civil».







°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario