jueves, 22 de marzo de 2018

Represión Policial a la Alza

Una vez más la represión, una vez más la criminalización de la juventud vasca, una vez más el ataque frontal a la libertad de expresión, una vez más la sofocante y desproporcionada presencia policial en Euskal Herria.

Les invitamos a leer esta denuncia dada a conocer por La Haine:


Borroka garaia da!

De nuevo hoy la ertzaintza y la policía nacional española, que tanto monta, monta tanto, se han dedicado a perseguir a los y las estudiantes que estaban saliendo a la huelga contra un sistema educativo que es enemigo declarado de la clase trabajadora vasca. Para que luego digan que “la policía está para la seguridad del pueblo”, será de la burguesía, a la que se deben, y por lo que hacen uso de esa violencia de persecución. Decenas de jóvenes identificados y cacheados por mercenarios armados que hacen lo que les da la gana. Hasta llevarse móviles. Incluso realizar un control militar para parar concretamente los autobuses de los y las estudiantes que salían para las manifestaciones desde la Sakana. El mismo sitio desde donde secuestraron a más jóvenes por la cara y hoy los tienen encarcelados, lejos de Altsasu.

Ayer era el turno de la guardia civil deteniendo a más personas bajo la interminable excusa del “enaltecimiento del terrorismo”. Excusa que ya se ha llevado por delante desde titiriteros a raperos. Ya sea por hacer uso de las redes sociales, por recibimientos o despedidas o por cualquier causa pre-fabricada como la que hizo detener la semana pasada a un joven de Iruñea en rebeldía por que se le ha negado la libertad ideológica y de expresión, o la que el mes pasado en redada clandestina y sin información pública realizaron las fuerzas de ocupación contra usuarios de redes sociales.

Una de las obsesiones cínicas y enfermizas del estado español en relación al conflicto político que le enfrenta a Euskal Herria es precisamente negar la propia existencia del conflicto y su carácter político. De esta manera, piensan que sus responsabilidades en él, desaparecerán por arte de magia. Creen que así su represión puede quedar impune, ya que si no existe conflicto político, es porque no existe la nación vasca. A la que también niegan su condición nacional. La figura del represaliado o represaliada política a la que también niegan su estatus político, desmiente toda esa falsa construcción y el recibimiento, recuerdo o solidaridad a uno o una de ellas lo escenifica, ya que hace insostenible el discurso de que no existe conflicto político.

Otra de las obsesiones del estado español y sus colaboradores autonómicos es despolitizar y deshumanizar. Especialmente a los y las que están encarcelados o han sufrido represión. De este modo, intentan reforzar el marco de guerra donde aplicar violencia y mantener políticas penitenciarias crueles hasta lograr sus objetivos . Esta tarea la llevan a cabo para intentar insensibilizar a la población del sufrimiento que generan, ya que uno de sus lineas políticas más importantes consiste precisamente en eso, en la negación del sufrimiento generado ya que podría enlazar fácilmente con la propia existencia del conflicto político y sus responsabilidades en él. La solidaridad, el cariño, hace insostenible todo esto ya que pone de manifiesto en todos los detalles, con contundencia en símbolos e imágenes, con gran alegría, dulzura y emoción, los sentimientos más profundos que surgen de la otra cara del drama y el sufrimiento de la represión. Y no pueden permitir que se vean los sentimientos en su estrategia de deshumanización.

Mediante la represión y persecución de este estado policial piensan que podrán asentar la normalización, modelar voluntades y enquistar la derrota. Y ciertamente han avanzado mucho en ello estos años y quieren hacerlo aun más. Claro que no todo siempre sigue igual. Y poco a poco está dejando de ser igual. Está en manos del pueblo trabajador vasco demostrarles lo mucho que se equivocan precisamente desplegando con fuerza toda lucha que combaten.








°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario