sábado, 24 de marzo de 2018

Nulidad a Juicios-Tortura

En apego al derecho y a sus doctrinas más avanzadas y humanitarias, cualquier proceso en el cual el acusado haya sido víctima de tortura a manos de las fuerzas de seguridad del estado está viciado de origen y debiera ser considerado nulo. Además, por tratarse un crímen de estado y una grave violación a los derechos humanos, paralelamente, debiera de llevarse a cabo un procedimiento administrativo para indemnizar al sentenciado tanto por la tortura sufrida como por el tiempo de cárcel cunplido hasta el momento de la anulación.

Dicho lo anterior, les dejamos con esta nota publicada por Naiz:

EPPK pide anular todos los procesos judiciales «contaminados por la tortura»

Euskal Preso Politikoen Kolektiboa ha hecho público un comunicado sobre la cuestión de la tortura a raíz de los últimos acontecimientos en torno a esta lacra. Considera que hay que poner en vías de solución todas sus consecuencias: las físicas, las sicológicas y también las penales, lo que incluye invalidar todos los procesos «contaminados» por ella.

La cuestión de la tortura en Euskal Herria está en primer plano tras el informe de Lakua o la sentencia europea sobre el «caso Portu-Sarasola». Y en este contexto, EPPK ha hecho llegar a NAIZ un comunicado en el que reclama la anulación de todos los procesos judiciales contaminados por ella, recordando que es lo que establecen los manuales jurídicos para estos casos.

El comunicado del Colectivo, que GARA publicará mañana íntegramente, sitúa la tortura como una «herramienta de Estado» que no solo se ha impuesto a miembros de ETA, sino también a personas que militaron en otras organizaciones políticas que no practicaban la lucha armada.

Destaca sus efectos personales y políticos y se detiene especialmente en los jurídicos, para hacer hincapié en que «ha habido una colaboración imprescindible entre torturadores y jueces para imponer castigos de cárcel a muchos presos y presas políticas».

«La influencia de la tortura ha contaminado todo», expone EPPK, que cita «el terror» que ha extendido durante décadas entre los partidarios de la libertad de Euskal Herria.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario