viernes, 30 de marzo de 2018

Tres Lehendakaris para Un Pueblo

A juzgar por las reacciones en Portugal, Escocia, Suiza, Dinamarca, Bélgica y Alemania el arresto de Carles Puigdemont por la policía de este último país ha puesto sobre el banquillo de los acusados no solo al autoritarismo español, sino al colonialismo en general.

Una y otra vez hemos leído de parte de los iluminados, esos seres humanos que en el paroxismo de la modestia se denominan a sí mismos como intelectuales, que solo los pueblos atrasados caen presa del nacionalismo y que este se cura leyendo y viajando.

No, el nacionalismo, como ya lo hemos explicado antes, no se cura ni leyendo ni viajando. Es más, no necesita curarse. El nacionalismo es ese sentido de identidad, de pertenencia, al grupo de personas con el que se comparte espacio geográfico, cultura, tradiciones, lenguaje, historia común, gustos gastronómicos, expresiones artísticas, danzas, cantos...

De lo que debe curarse la humanidad y ya es del colonialismo, peligroso engendro del imperialismo, esa obsesión por expandir el poderío económico militar con la intención clara de apoderarse de los recursos naturales e intelectuales de otros pueblos, de otras naciones.

Claro ejemplo de esto es el hecho de que como los catalanes, los vascos vivan divididos entre dos estados nación: Francia y España. 

Peor aún, dada la idiosincracia de los españoles, al sur de los Pirineos se encuentra dividido a su vez en tres entidades políticas: la Comunidad Autónoma Vasca (Euskadi), Nafarroa y ese anacrónico enclave burgalés que incluye a Trebiñu y Argantzun. Por ahí va también el asunto con los catalanes en lo que se refiere a los Països Catalans.

Un pueblo, tres realidades distintas (¿cuatro?). Tomen su tiempo para asimilar esa realidad lacerante.

Bien, especificado lo anterior, les compartimos esta nota dada a conocer por Noticias de Gipuzkoa:


Quiere avanzar como pueblo con los ritmos de la CAV, Nafarroa e Iparralde

EH Bildu apeló ayer al trabajo en común de los “tres lehendakaris de Euskal Herria”, en referencia a los presidentes de la CAV (Iñigo Urkullu), Nafarroa (Uxue Barkos) y el de la Mancomunidad de Iparralde (Jean-Rene Etchegaray) para “avanzar como pueblo, respetando siempre los ritmos y especificidades políticas y sociales de cada ámbito”. La coalición soberanista hizo este llamamiento en una rueda de prensa celebrada ayer en Donostia, en la que tomaron parte la portavoz de EH Bildu del Parlamento Vasco, Maddalen Iriarte y el portavoz de la coalición en el Parlamento navarro, Adolfo Araiz.

La coalición abertzale reiteró ayer su apuesta por “construir una nueva Euskal Herria conformada por ciudadanos libres, democrática, fundamentada en la igualdad y en la justicia social”. “Nadie dijo que esta era una tarea fácil, más si cabe si tenemos enfrente a los Estados español y francés, pero es indudable que estos últimos años se han producido grandes avances”, señalaron. En esa línea, destacaron que Iparralde cuenta desde hace un año con una nueva estructura administrativa, aunque con competencias muy limitadas -la Mancomunidad única- mientras que en Nafarroa el Gobierno presidido por Uxue Barkos “está haciendo su camino, superando toda serie de dificultades”, y en la Comunidad Autónoma Vasca se está desarrollando en el Parlamento Vasco un debate sobre el autogobierno “que debería condicionar su futuro”.

A juicio de Iriarte, la mayoría social y política existente por el derecho a decidir debe ser una oportunidad para la “consecución de acuerdos y el inicio de un camino”. Por contra, “la deriva antidemocrática y autoritaria que ha tomado el Estado español nos obliga a todos los demócratas de este país a actuar de una manera conjunta para conseguir mayores cotas de soberanía”. Por todo ello, la coalición abertzale llama a construir “un muro democrático y popular contra el autoritarismo español”.

Según EH Bildu, existen “tres ámbitos administrativos institucionalizados” con “tres lehendakaris” y, por lo tanto, “tres ámbitos de decisión”. Por ello, considera que “este país debería ser capaz de aprovechar esta oportunidad para avanzar en su condición de pueblo, respetando siempre los ritmos y especificidades políticas y social de cada ámbito” e incide en que “el que los tres lehendakaris y/o instituciones iniciasen un trabajo en común sería muy importante para el presente y futuro de este pueblo”.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario