miércoles, 28 de marzo de 2018

Títulos Nobiliarios Franquistas a Salvo

Suponemos que dados los tiempos, pronto Angela Merkel podrá reinstaurar los honores que Adolph Hitler invistió a sus más cercanos colaboradores dadas sus inclinaciones represivas en contra de políticos democráticamente electos.

Pero por mientras, de vuelta en el estado español y su particular bucle tiempo-espacio, les compartimos esto dado a conocer por Naiz y que involucra a la hija de Nenuca la Ladronzuela:


La nieta del dictador Franco acaba de solicitar la sucesión del título del Ducado de Franco con Grandeza de España. Es uno de los muchísimos títulos nobiliarios otorgados durante el franquismo y que sucesivos gobiernos españoles han seguido renovando. En 2015, el entonces diputado de Amaiur Jon Iñarritu llevó al Congreso la solicitud de revocar estos títulos, el PP se valió de su mayoría para rechazar la solicitud y acusar a los grupos de la oposición de «utilizar esa fase de la historia para enfrentar el presente».

Ion Telleria

El BOE publicó el lunes la solicitud de la nieta del dictador Francisco Franco, Carmen Martínez-Bordiú Franco, para recibir por sucesión el título del Ducado de Franco con Grandeza de España que ostentaba su madre Carmen Franco Polo, fallecida meses atrás. Esta credencial fue otorgada por el ahora rey emérito español Juan Carlos I en 1975 siguiendo la senda iniciada en 1948 por el propio dictador.

Durante las últimas décadas los sucesivos gobiernos españoles han venido renovando estos «honores». En 2015, el entonces diputado de Amaiur Jon iñarritu, llevó a la Comisión Constitucional del Congreso español una solicitud para que el Gobierno español revocase estos títulos. La solicitud fue respaldada por todos los grupos de la oposición pero el PP la tumbó apoyándose en la mayoría absoluta que ostentaba entonces.

La diputada Pilar Cortés fue la encargada de defender la posición del PP, culminó su intervención diciendo que le «entristecía que se utilice esa fase de la historia para enfrentar el presente», sus correligionarios la jalearon al grito de «muy bien». Cortés también argumentó que la Ley de Memoria Histórica de 2007 no esplicita el caso de los títulos nobiliarios, «cabe pensar que el consenso no alcanzó a esa cuestión», añadió.

Iñarritu había afirmado antes que esa ley sí podría servir para revocar estos títulos, ya que «regula la retirada de símbolos de exaltación de la sublevación militar y de la represión de la dictadura» y «esos honores son símbolos visibles y honoríficos». Iñarritu añadió el agravio que suponen para las víctimas y finalizó su intervención afirmando que «no hablamos de un asunto jurídico, sino de un asunto político. Si hay voluntad política se pueden tomar las medidas oportunas para acabar con esta anomalía».

Ducado de Franco, el primero de Juan Carlos I

Uno de los últimos títulos creados por Franco fue el del Ducado de Carrero Blanco, en 1973, y el del Ducado que lleva el nombre del dictador fue el primero otorgado por el ahora rey emérito español junto al de Señorío de Meiras, otorgado a la viuda del dictador y que lleva el nombre del pazo gallego que desde iniciativas ciudadanas se está tratando de recuperar como patrimonio público.



Izquierda, BOE del 26 de noviembre en el que se da cuenta de la creación de la Casa Real. Derecha, BOE del día siguiente en el que se informa del nuevo título nobiliario otorgado a la hija del dictador.

Juan Carlos de Borbón fue nombrado rey el 22 de noviembre de 1975, el BOE publicó el 26 de ese mismo mes la decisión de crear la «Casa de Su Majestad el Rey» y al día siguiente, el 27 de noviembre, el BOE dio cuenta de la concesión del título de Duquesa de Franco, con Grandeza de España, a Carmen Franco Polo, «deseando dar una muestra de mi Real aprecio» y «en atención a las excepcionales circuntanscias y merecimientos que en ella concurren».

Franco comenzó a otorgar títulos nobiliarios en 1948. El decreto de la época resumía de esta manera la razón de estos «honores»:









°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario