viernes, 29 de julio de 2016

La CAV a las Urnas el 25 de Septiembre

El muy particular día de la marmota por el que atraviesa el régimen borbónico franquista ha motivado al alarmado Urkullu a convocar a elecciones en la CAV con un mes de adelanto a lo que se tenía previsto.

Les compartimos esta nota publicada en El Diario:

Los vascos irán a las urnas el 25 de septiembre

El lehendakari, Íñigo Urkullu, adelanta los comicios en Euskadi para poner un cortafuegos frente a la "incertidumbre e inestabilidad" en la política española y la sombra de unas terceras elecciones generales

Aitor Guenaga
El lehendakari ha anunciado este viernes en Vitoria que convocará a la ciudadanía vasca a las elecciones autonómicas el próximo 25 de septiembre. Tras un periodo de reflexión abierto ante la "incertidumbre e inestabilidad política" que aún sobrevuela la política española, Urkullu ha optado por alejar la cita electoral vasca de unas posibles terceras elecciones en España.

Urkullu espera que en España se "resuelva la gobernabilidad", ve "inasumible" que se "especule" con unos terceros comicios y pretende que la incertidumbre afecte "lo mínimo posible" a la situación política en el País Vasco.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, muy serio, ha anunciado en euskara y castellano –e incluso lo ha tenido que repetir por un problema de una televisión- que “ha terminado un ciclo” y que el 25 de septiembre es “el mejor momento” porque “de facto la legislatura había concluido ya en el ámbito parlamentario” con la última sesión celebrada el jueves.

También se ha referido a las “incertidumbres” en España, donde incluso se valora, ha dicho, la posibilidad de que se repitan una vez más las elecciones generales. El lehendakari desea que la campaña “transcurra con la normalidad deseada” y también que el adelanto de unas semanas facilite que el nuevo Ejecutivo vasco “pueda aprobar y gestionar un presupuesto” de cara a 2017.

“He decidido convocar las elecciones para el 25 de septiembre con la intención de que este entorno de inestabilidad afecte lo menos posible. Nos corresponde seguir ofreciendo seriedad a la sociedad vasca”, ha concluido Urkullu, que ha comunicado su decisión a través de un mensaje de sms a Mariano Rajoy, y ha comunicado su decisión a los líderes de la oposición y a la presidenta del Parlamento, Bakartxo Tejeria, antes de comparecer ante los periodistas. Ha hablado también con el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoó, ya que las elecciones vascas y gallegas han coincidido en los últimos años.

El Parlamento vasco debe disolverse 54 días antes de que se celebren las elecciones, según marca la ley, y la fecha tope para la convocatoria de los comicios vascos era el 20 de noviembre. El domingo que se había barajado extraoficialmente para la celebración en otoño de las elecciones vascas era el 23 de octubre, disolviendo la Cámara a finales de agosto, pero la situación creada en Madrid ha aconsejado al lehendakari distanciar lo más posible los comicios de unas posibles nuevas elecciones generales. El decreto de disolución del Parlamento se firmará el próximo martes.

Urkullu ha comparecido a las 14.30 en la sede de la Lehendakaritza (Presidencia) en la capitala alavesa para confirmar la fecha de los comicios autonómicos, tras reunir a su Ejecutivo en un Consejo de Gobierno extraordinario una hora antes. Su balance de legislatura ha sido triunfalista. ¿Alguna tacha a estos cuatro años?, se le ha preguntado en la comparecencia.  El único "agujero negro" de sus cuatro años de Gobierno ha sido "la relación con el Gobierno español", ha dicho en alusión a la falta de sintonía con el presidente Mariano Rajoy, ahora en funciones, y los sucesivos recursos que el Ejecutivo central ha planteado contra las leyes aprobadas en Euskadi

Las dudas que planean sobre la investidura de Mariano Rajoy, dado que el líder popular y presidente en funciones no ha aclarado si se presentará a la misma tras aceptar el encargo realizado este jueves por el Rey, no aclaran el panorama político de la gobernabilidad en España. Y tampoco despejan la posibilidad de que los españoles sean llamados a las urnas por tercera vez tras los comicios del 20N y del 26J.

Elecciones gallegas

Pese a todo, Urkullu ha mantenido su agenda oficial prevista para este viernes, que incluía una visita a las 11.30 horas a la estación de metro del barrio bilbaíno de Matiko, con una inversión en la línea 3 de 36 millones de euros y que estará acabada para "finales de marzo" de 2017.

El lehendakari no necesitaba reunir previamente a hacer público la fecha a su Gabinete en un Consejo extraordinario porque el pasado martes ya deliberó con sus consejeros y consejeras sobre la conveniencia de adelantar los comicios autonómicos ante la situación de la política española, cuando aún no se conocían las intenciones del presidente en funciones, Mariano Rajoy. Pero finalmente ha reunido a su equipo a las 13:30 antes de comparecer ante los medios.

Una de las dudas que estaba pendiente era conocer si en las últimas horas el lehendakari había podido hablar con el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, con quien Urkullu  se reunió el pasado 15 de abril en Vitoria-Gasteiz. Ambos líderes volvieron a conversar entonces sobre la conveniencia de hacer coincidir ambas elecciones, como ya pasó en octubre de hace cuatro años, cuando el lehendakari era Patxi Lopez y anunció el adelanto electoral a mediados de agosto de 2012 y también en las de 2009. Desde Galicia, estaba previsto que el presidente Feijóo mantuviera una conversación con Urkullu a lo largo de la jornada, según fuentes de la Presidencia gallega. "Ni en privado ni en público he hablado con el lehendakari de una fecha", había señalado el presidente gallego antes de la comparecencia de Urkullu, donde finalmente ha desvelado la fecha de los comicios vascos.





°