domingo, 31 de julio de 2016

El Brexit y el Scot(s)-Free

Como ya lo habíamos mencionado antes, los escoceses ven en el Brexit -que ya no convence ni a los ingleses que votaron a favor- la gran oportunidad para romper amarras con Londres. De esta forma puede ser que los escoceses enmienden su no en el referendum por la independencia hace un par de años con su no al Brexit hace unas semanas.

Recordatorio, para nosotros la UE es un constructo del neoliberalismo globalizador, no es que estemos a favor de la permanencia de los pueblos de Europa en esa aberrante institución.

Aquí les presentamos esta nota publicada en La Jornada:

Entre 3 mil y 4 mil personas marcharon este sábado en Glasgow en demanda de un referendo sobre la independencia de Escocia, después de la decisión de los británicos, vía consulta popular, de abandonar la Unión Europea (UE), adoptada en junio pasado.

"Escocia no ha votado por salir de la UE y queremos mostrar a los políticos que no toleraremos eso. La independencia ha vuelto a la agenda", afirmó John McHarg, uno de los organizadores de la protesta.

En la consulta del 23 de junio pasado 62 por ciento votó en Escocia en favor de seguir en la UE, al contrario que en Inglaterra y Gales, donde triunfó claramente el Brexit (mezcla de palabras entre el nombre del país y exit, que significa salida), pero el resultado general conjunto dio la victoria a la separación, con 52 por ciento de sufragios de todos los británicos.

La primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, declaró al día siguiente de la votación en Reino Unido que la cuestión de un segundo referendo sobre la independencia de Escocia está "encima de la mesa".

La jefa de gobierno escocesa defiende la posibilidad de que una Escocia independiente permanezca en la mancomunidad, situación rechazada por España, que teme el establecimiento de un precedente para las regiones autónomas de territorio español, entre ellas Cataluña.

"Si consideramos que nuestros intereses no pueden ser protegidos en el contexto de Reino Unido, la independencia debe ser una de las opciones", reiteró el lunes anterior la también lideresa del Partido Nacional Escocés (SNP), a pesar de que en septiembre de 2014, en una primera consulta por la independencia realizada en Escocia, 55.3 por ciento de habitantes votaron en favor de permanecer en Reino Unido.

Una encuesta realizada por la consultora YouGov y divulgada este sábado no encontró ningún cambio en la opinión escocesa. Reveló que más de 50 ciento de la población prefiere permanecer "afiliada" a Reino Unido, incluso si ello representara la salida de Escocia de la UE, mientras sólo 47 por ciento optó por la independencia.

Además, la investigación de YouGov reveló que 37 por ciento de encuestados favorece que Escocia sea un país independiente, dentro de la diáspora de la UE.

Mientras tanto, 46 por ciento sufragó en favor de una Escocia que forme parte de Reino Unido, pero que esté desligada del bloque continental.





°