lunes, 7 de marzo de 2016

Comparece Francesc Homs

Continúan los apretones de tuerca en contra del independentismo catalán.

Les compartimos esta nota publicada en Naiz:

Homs declara voluntariamente ante el TSJC por el 9N arropado por el Govern

El exconseller de Presidencia y diputado de Democràcia i Llibertat (DiL) Francesc Homs declara hoy de forma voluntaria por la consulta del 9N ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, al que ha llegado arropado por centenares de ciudadanos y miembros del Govern y dirigentes de ERC y CDC.
Homs ha llegado a las 9.14 de esta mañana a las puertas el edificio del alto tribunal catalán acompañado por el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, la consellera de Presidencia, Neus Munté, el conseller de Exteriores, Raül Romeva, así como por las exconselleras Joana Ortega e Irene Rigau, imputadas junto al expresident Artur Mas en la causa abierta a instancias de la Fiscalía por la consulta soberanista.

Ni Mas ni su sucesor en la presidencia del Govern, Carles Puigdemont, se han acercado para mostrar su apoyo a Homs.

Diez minutos antes de las 10 de la mañana, el exconseller ha iniciado su declaración ante el juez, asistido por su abogado, Xavier Melero, el mismo que representa a Artur Mas en la causa del 9N.

El actual diputado de DiL ha acudido a declarar a petición propia ante el juez del TSJC Joan Manel Abril, que instruye la causa abierta contra Mas, Ortega y Rigau por la consulta, después de que la Fiscalía pidiera que el Supremo lo investigara por desobediencia, ante los indicios de que ordenó seguir con los preparativos del 9N una vez había sido suspendido por el Tribunal Constitucional español (TC).

Homs ha sido recibido en las escalinatas del TSJC por el actual senador de ERC y exjuez de la Audiencia de Barcelona Santi Vidal, que fue suspendido de su cargo de magistrado por elaborar un borrador de Constitución catalana.

Antes de acceder al edificio, Homs se ha girado hacia los congregados, que coreaban gritos de «independencia», y ha levantado el pulgar en señal de victoria.

Entre los dirigentes presentes para apoyar a Homs también figuran la presidenta del Parlament, Carme Forcadell; la expresidenta del Parlament Núria de Gispert, los consellers Santi Vila (Cultura), Meritxell Ruiz (Enseñanza), Josep Rull (Territorio), Jordi Baiget (Empresa) y Meritxell Borràs (Gobernación), así como los dirigentes de las plataformas soberanistas ANC, Jordi Sánchez, y Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, entre otros.

También han acudido el exalcalde de Barcelona Xavier Trias, varios dirigentes de CDC como el exconseller de Justicia Germà Gordó, los diputado de JxS Lluís Llach y Jordi Turull, el eurodiputado de CDC Ramon Tremosa y la portavoz de CDC, Marta Pascal.

«Déficit democrático»

Turull, presidente del grupo de Junts pel Sí, ha arropado a Homs y ha denunciado una «persecución» política y judicial como si fueran «delincuentes» contra todas aquellas personas que facilitaron la consulta del 9N para «escuchar la voz de un pueblo».

En este sentido, ha pedido al Estado que «recapacite» y termine con esta «persecución», dando respuesta política a lo que es un «clamor político» en Catalunya, y ha advertido de que este caso «perjudica» al propio Estado al poner en evidencia su «déficit democrático».

«Estamos viviendo unos episodios que la gente de nuestra generación pensábamos solo conocer por los libros y la historia», ha agregado Turull.

El presidente de la ANC, Jordi Sànchez, ha asegurado que la causa judicial abierta por la consulta del 9N «es la expresión más clara de la impotencia del Estado español a la hora de dar una solución democrática a lo que desde Catalunya de una manera muy mayoritaria se desea».

En una iniciativa prevista en la ley pero sin apenas precedentes, el juez ofreció a Homs la posibilidad de declarar ante el TSJC y solicitar las diligencias que creyera oportunas para aclarar su participación en los hechos antes de remitir el caso al Supremo, al que corresponde enjuiciar al exconseller porque desde las últimas elecciones generales es diputado del Congreso.

De esa forma, Francesc Homs comparece ante el juez, asistido de un abogado y con los derechos de un imputado, aunque sin ser formalmente investigado, dado que esa condición solo se la puede acordar el Tribunal Supremo, ante el que es aforado.

La Fiscalía pidió al TSJC que remitiera al Supremo un escrito motivado con los indicios que a su entender incriminan a Homs en la causa del 9N, pero que el alto tribunal siguiera instruyendo el resto de la causa, que se dirige contra Mas y las exconselleras Irene Rigau y Joana Ortega.

Una vez tome declaración a Homs y practique las eventuales diligencias que su defensa pueda solicitar, el magistrado deberá decidir si remite el caso al Supremo como una pieza separada de la causa del 9N o si le traspasa toda la investigación relacionada con la votación independentista.

La Fiscalía pidió al TSJC que remitiera al Tribunal Supremo un informe motivado sobre los indicios que, en su opinión, apuntan a que el exconseller cometió un delito de desobediencia al Tribunal Constitucional por seguir adelante con la convocatoria del 9N tras la suspensión.

Los fiscales del caso, Francisco Bañeres y Emilio Sánchez Ulled, basan sus indicios en una carta incluida en el sumario del 9N que apunta a que Homs indicó a una de las empresas encargadas de gestionar la consulta que siguiera adelante con sus preparativos porque no vulneraban la suspensión del Constitucional.






°