martes, 29 de marzo de 2016

Al Virrey no le Gusta la Música

El saboteador en jefe de la CAV, Carlos Urquijo, vuelve a la carga.

Esta vez exige que se cancele un concierto en favor de los seis -bueno, dos- encausados de ATA a celebrarse el 2 de abril, durante el Amnistia Eguna.

Lean ustedes:

El delegado del Gobierno español en la CAV, Carlos Urquijo, ha remitido un oficio al Fiscal de la Audiencia Nacional en el que pone en su conocimiento la celebración este próximo sábado en Bilbo, en Etxarri Gaztetxea de Errekalde, de un concierto organizado por el Movimiento Pro Amnistía y que contará con la actuación, entre otros, del rapero Pablo Hasel «condenado por enaltecimiento del terrorismo», por lo que pide las medidas «oportunas» para «evitar» su celebración.

Carlos Urquijo ha solicitado a la Fiscalía de la Audiencia Nacional española que adopte las «medidas oportunas» para evitar la celebración de los conciertos organizados por el Movimiento Pro Amnistía (ATA) en el gaztetxe de Errekalde, en Bilbo.

Urquijo ha manifestado que «asociaciones ilegalizadas por pertenecer a la estructura de una banda terrorista no tienen capacidad para organizar absolutamente nada y menos aun cuando pretenden realizar conciertos invitando a personas que han sido condenadas por enaltecimiento del terrorismo como el rapero Pau Rivadulla, conocido como Pablo Hasel, al que recientemente [en marzo de 2015] el Supremo ha ratificado la condena de dos años de prisión impuesta por la Audiencia Nacional por incitar al odio elogiando a terroristas de ETA, Grapo y otros grupos».

El delegado ha recordado que «hace un par de semanas, curiosamente a instancias de la denuncia y la presión de quienes defienden la amnistía para los terroristas», se suspendió en el Teatro Campos Elíseos la representación de una obra que se consideraba «denigrante» para las mujeres.

«Esperamos que la reacción de los grupos municipales del Ayuntamiento de Bilbao, a los que en vista de los precedentes parece que se unirá la reciente sensibilidad de EH Bildu para con los derechos humanos, consiga impedir que se celebre esta lamentable actuación», ha manifestado.

En cualquier caso, el delegado del Gobierno español, ante la proximidad del concierto, ha comunicado a la Fiscalía de la Audiencia Nacional su celebración a fin de que adopte «las medidas oportunas para evitar su desarrollo en atención a la situación de ilegalidad del grupo convocante».

«Estamos obligados a velar por el cumplimiento de la ley y, en consecuencia, asumir la defensa de la dignidad de las víctimas del terrorismo tratando de evitar el desarrollo de actos que supongan descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas, y el caso que hoy denunciamos se incluye claramente entre estos supuestos», ha advertido Urquijo.


Por cierto, después de mirar durante años la expresión vacía en los ojos saltones del virrey pepero, por fin hemos hecho la conexión mental, nos parece que Carlitos es idéntico a cierto roedor que, obsesionado por mantener su más preciada posesión toma una serie de decisiones y realiza una serie de acciones que solamente pueden calificadas de estúpidas.



Miren a quién nos referimos:




Y aquí su españolismo a ultranza:






°