sábado, 26 de marzo de 2016

Luchadoras Antifascistas Olvidadas

Y bueno, ya que estamos con el tema de la violencia que los regímenes fascistas ejercen en particular contra las mujeres, les compartimos este artículo publicado en la página de Izquierda Diario.

Advertencia, el artículo es un tanto progre y dedica muchas palabras a alertarnos acerca del "estalinismo" o los problemas éticos -¿o serán morales?- que tuvo la autora por tener que incluir testimonios de mujeres comunistas en el epílogo dedicado al estado español.

Aquí lo tienen:

Partisanas, las mujeres en la resistencia armada contra el fascismo

El pasado octubre la editorial Virus reeditó Partisanas. La mujer en la resistencia armada contra el fascismo y la ocupación alemana (1936-1945). Recomendable lectura.

Clara Mallo
Después de trece años llega la tercera edición en castellano. Tras la última de 2002, la tercera edición vuelve a rescatar el estudio de la periodista austríaca Ingrid Strobl. Un intento de recuperar la memoria de las mujeres que lucharon no solo contra el fascismo sino contra todas las fuerzas que les impedían avanzar hacia una sociedad libre de opresión.

Con la sonrisa de Milja Marín, partisana yugoslava retratada con su fusil en 1943, se presenta esta reedición. El libro permite conocer un estudio sin parangón que llega tras la “amnesia histórica”, como expresa la nota editorial que inaugura esta tercera edición. Un olvido histórico que no es exclusivo del Estado español, sino que se impuso de manera generalizada tras la consolidación de las democracias liberales en occidente y que avanzó aún más profundamente tras la caída del bloque soviético.

Pero como se expresa en la nota editorial, -que advierte sobre lo que encontraremos en el estudio y sobre la intención de esta reedición-, la resistencia partisana fue víctima de una doble política, ya que las direcciones burguesas y estalinistas trataban de recuperar los espacios perdidos con el fascismo, pero no a cualquier precio y por eso bloquearon o hundieron la revolución. Estas políticas que llevaron al hundimiento de la Revolución española fueron las mismas que evitaron que la mujer rompiese con sus roles tradicionales tras haber superado el período de la guerra.

Las mujeres partisanas fueron víctimas en toda Europa no solo del fascismo, sino también de las políticas del estalinismo. Sobre esta base se construyeron relatos sobre el papel de las mujeres en la resistencia que dejaron en el olvido a todas las que lucharon por transformar la sociedad desde sus cimientos.

En el olvido quedaron por lo tanto miles de mujeres que intervinieron en distintos procesos revolucionarios que fueron aplastados bien por el fascismo, bien por el estalinismo o bien por las democracias occidentales. La historia de esas mujeres es la que trata de rescatar Ingrid Strobl en su trabajo.

A través de testimonios y amplias contextualizaciones, la autora muestra el papel de las mujeres en la resistencia armada en los distintos focos partisanos. Pero no solo eso, el trabajo inevitablemente nos introduce en los debates estratégicos que atravesaban a la izquierda en relación a la cuestión de la intervención de mujeres en las distintas organizaciones.

La resistencia armada en la Europa occidental y la resistencia judía en el este de Europa son los campos que abarca este trabajo. Un estudio en el que se echa en falta un capítulo dedicado a las partisanas italianas, una carencia que sin embargo “no puede atribuirse a Ingrid Strobls” como nos advierten los editores.

El estudio además se completa con un epílogo de Dolors Marin en el que profundiza en el caso español con testimonios de algunas integrantes de Mujeres Libres, organización de mujeres anarquistas. Un epílogo incluido no por la falta de un capitulo dedicado al Estado español, sino ante la particularidad del movimiento.

Ingrid Strobl destaca las dificultades con que se encontró a la hora de investigar el papel de las mujeres en la contienda española. Resultado de estos problemas, las vivencias recogidas pertenecen en su totalidad a mujeres de militancia comunista. No obstante, con ánimo de acercarnos a la realidad de las mujeres luchadoras en la guerra civil, la propia autora hace un preámbulo en el que analiza los debates estratégicos entre las distintas organizaciones de izquierda, así como la cuestión y participación de la mujer en las mismas.

En este capítulo la autora dice que “ni en sueños hubiese imaginado que en el capítulo de este libro dedicado a España saldrían casi exclusivamente comunistas.” Pero como explica la periodista, llegar a entrevistar a integrantes de Mujeres Libres fue más complicado. Pero la lucha de las mujeres en el frente no se redujo a las anarquistas de Mujeres Libres ni a los escasos y fugaces casos de mujeres comunistas, algo de lo que es consciente la periodista austriaca. Por ello, en las páginas dedicadas a la situación española hace especial mención a las mujeres que lucharon en las columnas dirigidas por el POUM.

El libro es sin duda un merecido homenaje a todas las mujeres que lucharon no solo por enterrar el fascismo sino por avanzar hacia una sociedad libre de explotación y opresión. Mujeres que en su lucha por una libertad plena fueron en muchas ocasiones traicionadas por sus propias direcciones y llevadas al silencio y olvido.






°