jueves, 31 de marzo de 2016

Antes Rota que con Coleta

Esta entrada se la vamos a dedicar a quienes desde la comunidad internacional se han encargado de hacer eco a la campaña de edulcoración del régimen franquista, esos que se deshacen en elogios a la impoluta transición y que no se cansan de utilizar la palabra democracia como adverbio incuestionable de eso que aman llamar España. No importan las cunetas, la cal viva, las desapariciones, la tortura, la corrupción, la impunidad. Ellos adoran la Eshpaña de castañuelas y pandereta, defienden a capa y espada la fiesta de los toros y el flamenco por ser partes innegables de sus raíces identitarias y culturales, de su raza, su raza cósmica.

Pues bien, aquí una pequeña muestra de lo que en realidad son, meros apologistas de uno de los regímenes dictatoriales más brutales y longevos de Europa.

Esta nota ha sido publicada en la página de El Diario:

El exministro franquista Utrera Molina advierte en ABC del riesgo de una nueva guerra civil

El suegro del exministro Alberto Ruiz Gallardón insinúa en una referencia a la izquierda que "un nuevo frente popular" busca la "liquidación de la esencia de España"
El  exministro franquista José Utrera Molina está preocupado por la posibilidad de que haya una nueva guerra civil en España. Una supuesta situación de preconflicto de la que alerta en un artículo en el diario ABC, y que que estaría provocada por lo que denomina "un nuevo frente popular", en referencia a los partidos de izquierda.

Utrera Molina, que ha sido reclamado por la Justicia argentina por su papel en el franquismo, asegura que cerca de sus 90 años tiene el temor de un "peligroso abismo que se abre en el horizonte cercano a mi patria". Todo por las posibles consecuencias "que podrían producirse si volvemos a dejar que nuestra patria se envuelva de nuevo en el odio que rompió hace ochenta años en el alma de los españoles".

"Preferiría mil veces morir antes que contemplar en lo que se puede convertir España por el terrible acoso de los que no han podido comprenderla y la incompetencia de quienes no han sabido defenderla", continúa Utrera Molina en un artículo muy poético. Pero no da soluciones para evitar esta supuesta guerra civil que provocaría la izquierda. Solo espera que su texto cubra "una parte de la vergüenza que martillea sin cesar el corazón de muchos españoles".

Pero Utrera Molina sí espera que haya tiempo para evitar la "liquidación de la esencia de España". O como él lo denomina: "aún es posible impedir las lágrimas que están al acecho para brotar en nuestra retina y romper en nuestro corazón".

El suegro del exministro Alberto Ruiz Gallardón sostiene que desde su posición siempre predicó "la reconciliación", a pesar de que fue una de las cabezas visibles de la dictadura franquista y amenazó con denunciar a víctimas del régimen. Un cargo del que se siente orgulloso, ya que dice que tuvo "el honor de servir a España", y desde el que insiste nunca tuvo utilizó "el resentimiento".

Tras la petición de la jueza María Servini para extradir a José Utrera Molina junto a otros exministros franquistas como Rodolfo Martín Villa, la Justicia española archivó la petición tras la negativa del Gobierno a llevar a cabo la extradición.





°