domingo, 20 de marzo de 2016

Continuidad en Políticas de Excepción

Les compartimos este artículo publicado en Naiz:

Etxerat denuncia que sigue siendo el objetivo de una política penitenciaria de excepción

Los familiares y amigos de los represaliados vascos reconocen que la realidad política en Euskal Herria ha cambiado tras la decisión histórica de ETA, pero su situación «sigue siendo la misma». «Seguimos siendo el objetivo de una política penitenciaria de excepción cuyas consecuencias físicas, síquicas y económicas multiplican su carga con el paso del tiempo», han denunciado los asistentes a las XV Asamblea Nacional de Etxerat.

Ion Salgado

Hace cinco años se abrió un nuevo tiempo en Euskal Herria gracias al cese definitivo de la actividad armada de ETA. Sin embargo, la situación de los familiares y amigos de los represaliados vascos sigue siendo la misma, «nada ha cambiado». «Seguimos siendo el objetivo de una política penitenciaria de excepción de consecuencias devastadoras», han denunciado los integrantes de la asociación, que esta mañana ha celebrado su XV Asamblea Nacional en el Palacio Europa de Gasteiz.

En una rueda de prensa ofrecida al término de la cita, Patricia Vélez, Urtzi Errazkin y Muriel Lucantis han reconocido que la actitud de los «defensores de la actual política penitencia», en alusión a los gobiernos español y francés, «no va a facilitar el fin de la dispersión, sean las que sean sus consecuencias. Pero, al igual que el resto de la sociedad vasca, hemos advertido que el rechazo a la dispersión ha pasado a ocupar un espacio en la agenda de las fuerzas políticas que defienden el respeto a los derechos humanos de todas las personas».

«Un ejercicio de responsabilidad que también asumimos: exigimos el fin de la dispersión como familiares, amigos y allegados de las y los presos políticos vascos. Exigimos el fin de la dispersión como personas que sufren sus consecuencias. Y exigimos también el fin de la dispersión como ciudadanos y ciudadanas que reclaman su derecho a un escenario de paz», han destacado antes de reiterar que mantendrán abiertos «todos los canales de comunicación a nuestro alcance. No seremos nosotros quienes cerremos puertas».

En este sentido, han señalado que continuarán «informando a la sociedad sobre las vulneraciones de derechos, denunciándolas y trabajando conjuntamente con agentes y organismos, tanto a nivel nacional como internacional». Y seguirán prestando asistencia a los allegados de los presos. «Seguirme haciendo cuanto esté en nuestras manos para que nadie se vea obligado a suspender un vis a vis por dificultades o circunstancias que, entre todos y todas podamos solucionar», han añadido, y han recordado que «la decisión de viajar es nuestra, pero la responsabilidad no».

Por último, han subrayado que los miembros de Etxerat «seguiremos reivindicando el reconocimiento del sufrimiento que ha generado y sigue generando la política de dispersión y principalmente, el de las 16 víctimas mortales. 16 personas que fueron forzadas a correr un riesgo que se cobró sus vidas. En el camino de la verdad, la justicia y la memoria, debemos reivindicar sus nombres y su condición».





°