martes, 25 de diciembre de 2018

EH Bildu Contra la Precariedad Laboral

Ya lo ha dicho antes Otegi, para Lakua siempre habrá dinero suficiente para construir vías de tren pero no para remunerar adecuadamente a los trabajadores y a los pensionados.

Ahondando en el tema, les presentamos este artículo de El Diario:


Le reclama que impulse "empleo de calidad" porque la precariedad laboral "está totalmente instalada" en la Comunidad Autónoma Vasca

El Parlamento Vasco ha instado al Gobierno Vasco a que garantice un salario mínimo interprofesional de 1.200 euros, con 14 pagas, con el fin de impulsar "el empleo de calidad" porque la precariedad laboral "está totalmente instalada" en Euskadi.

En una proposición no de ley, recogida por Europa Press, la parlamentaria de la coalición soberanista Nerea Kortajarena señala que, a pesar de que en el contexto de Europa los datos de la Comunidad Autónoma Vasca van mejorando en diversos indicadores económicos, los relativos al empleo, tanto cuantitativos como cualitativos, "son muy escasos".

En este sentido, apunta que todos los datos e informes "muestran claramente que la precariedad está totalmente instalada" en Euskadi."El empleo que se está creando es de muy mala calidad, la tasa de temporalidad es tremendamente alta y también es alta la tasa de contratos parciales, casi todos contra la voluntad de la persona contratada", asevera.

Kortajarena asegura que el desempleo "se está convirtiendo en crónico y, como consecuencia, el de los parados de larga duración es uno de los mayores problemas estructurales", ya que 132.000 trabajadores "están buscando un trabajo de mayor calidad, un 450% más que en 2008".

Además, apunta que "la diferencia entre los sueldos de mujeres y hombres es de 7.700 euros, y el 78% de los empleos parciales los desempeñan las mujeres, no por voluntad propia". También remarca que "es muy alta la tasa de desempleo de los jóvenes", que cobran "sueldos exiguos", y desempeñan trabajos temporales y parciales, de forma que "el camino a la emancipación sigue casi cerrado".

La parlamentaria de la coalición soberanista manifiesta que los trabajadores vascos han perdido poder adquisitivo en los últimos años, y la mayoría de las subidas salariales firmadas en los convenios han estado por debajo del IPC.

A su juicio, todo ello "son señales claras de la precarización estructural del mercado laboral". Por ello, aboga por "dar pasos adelante para corregir la distorsión que se da en este ámbito estratégico, que es la principal preocupación de la sociedad vasca y, para dar la vuelta a esa precariedad, es necesario dar pasos adelante".

Empleo de calidad

"Es totalmente necesario superar las inercias actuales y que el Gobierno Vasco, mediante políticas públicas significativas, recupere la iniciativa de crear e impulsar empleo de calidad. De hecho, siendo el trabajo de dignificar las condiciones de trabajo e impulsar empleos de calidad el primer reto, compromiso y objetivo de las instituciones, se convierte en imprescindible consensuar y poner inmediatamente en vigor medidas claras, significativas y modélicas", afirma.

En ese sentido, entre otras medidas y herramientas, considera que "tener un salario mínimo interprofesional digno puede ser un hito en esa lucha por la dignificación de las condiciones de trabajo y la lucha contra la precariedad".

En su opinión, se trata de "un mínimo que permita idear, llevar a cabo y desarrollar proyectos de vida, y que supone un soporte sólido y fiable para diferentes derechos, prestaciones y reivindicaciones legítimas; un mínimo que esté estrechamente ligado a la realidad socioeconómica y el modelo productivo del territorio", asevera.

Nerea Kortajarena indica que, en el caso de Euskadi, "aplicando los criterios establecidos por la Carta Social Europea, y atendiendo a las reivindicaciones promovidas por diferentes agentes y sindicatos", se puede establecer ese mínimo en 1.200 euros, con 14 pagas.

Para la parlamentaria de EH Bildu, el Gobierno Vasco "debería ser modelo en esa lucha por la dignificación de las condiciones laborales y la lucha contra la precariedad". "No se puede admitir que, en los programas, planes y líneas de trabajo para fomentar e impulsar el empleo, se extienda o se subvencione la precariedad con dinero público", añade.

Por ello, cree que, "en todas las contrataciones que se subvencionen", es de "vital importancia" que se garanticen unas condiciones de trabajo dignas y, entre otras, que se tenga un salario mínimo interprofesional "digno".

En esta línea, Nerea Kortajarena solicita al Gobierno Vasco a que "garantice un salario mínimo interprofesional de 1.200 euros, estrechamente relacionado" con "la realidad socioeconómica" de Euskadi, "en todos los programas, planes y líneas de trabajo que se pongan en marcha para fomentar e impulsar empleo mediante políticas públicas y, concretamente, en todas las contrataciones que se subvencionen dentro de esos programas".







°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario