lunes, 24 de diciembre de 2018

Ha Llegado Olentzero

Por conducto de Noticias de Navarra y considerando la fecha traemos a ustedes esta reseña de los andarse de Olentzero:


Este popular carbonero anuncia la Navidad desde el siglo XVI. | Este año vuelve cargado de ilusión y regalos

Lander Santamaría

Llega puntual, como lo ha hecho siempre al menos desde el siglo XVI, siendo como es el personaje más representativo de la Navidad en Euskal Herria, que anuncia bajando de los montes donde trabaja fabricando carbón, para anunciar la buena nueva (“...Jesus jaio dala laisterka etorri da, berri ematea”) del nacimiento del Niño Dios. Se cumplen ahora 60 años desde que impulsado por la Juventud de San Antonio recorre al atardecer de Nochebuena las calles de Pamplona, llegado desde su Lesaka, entorno en el que se localiza su origen, para traernos renovadas ilusiones y regalos para niños y mayores.

Se trata de un símbolo entrañable pero bastante grotesco a quien conocemos con el nombre ahora generalizado de Olentzero y antes con sus numerosas variantes de Olantzaro, Onenzaro, Orentzaro, que, según sus numerosos estudiosos, parecen hacer referencia las más de las veces al solsticio de invierno, al final de un ciclo y el comienzo de otro, la eterna encrucijada entre lo viejo y lo nuevo. La primera mención a su nombre data del siglo XVII, cuando el historiador lezotarra Martínez de Isasti documenta la palabra Onenzaro que designaba entonces a la Nochebuena con el significado de la “sazón de los buenos”, si bien ninguna mención hace del personaje Olentzero.

Origen y actualidad

Con posterioridad, Joxe Miel de Barandiarán a comienzos del pasado siglo, hoy de forma inequívoca aclimatado en todo Euskal Herria, apuntó que un muñeco conocido por Olentzero era típico de algunos pueblos de la vertiente guipuzcoano-navarra entre Oiartzun, Lesaka y Arakil, y Manuel de Lecuona lo personifica en un mozo disfrazado cuyo origen se sitúa en un espacio geográfico más concreto que abarca desde Elduaien a Lesaka.

Desde este lugar de Bortziriak donde, de la mano del inolvidable Andoni Santamaría Ilundain, y de José Luis Ansorena (aita Isidro) llevaron a Olentzero a Pamplona (en 1958 no pudo salir al prohibirlo el Poncio Pilatos de turno, el gobernador civil) pero desde 1959 ha acudido puntual a su cita. En el resto de Navarra, cabe reseñar el popularísimo concurso de Olentzeros de Lesaka, con las cincuenta visitas del primero que salió en organizado en Baztan, en Elizondo en 1969, y más lejos todavía, el que en el Distrito Federal de México, representa Juanjo Arrieta, baztandarra de Oronoz e igual de buena gente, en Euskal Etxea.





°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario