lunes, 30 de noviembre de 2015

La de Cal Israelí

¿Recuerdan el caso del adolescente palestino -que no joven, ese es el peligro de solamente copiar y pegar los comunicados de las agencias internacionales de noticias- Mohammad Abu Khdeir?

Fue uno de los hechos que Tel Aviv utilizó como pretexto para iniciar su más reciente incursión genocida en Gaza, una que por cierto llegó a su fin cuando los freedom fighters de Hamas se despacharon de lo lindo con los oficiales de las tropas terrestres de la afamada división Golani, durísimo golpe al ego israelí que tanto dinero gasta en su campaña mediática enfocada a hacer creer a todos que sus soldados son los mejor preparados del mundo.

Pues bien, parece ser -disculpen si desconfiamos, pero es que la misma nota nos hace saber de la artimaña a la que ha recurrido la defensa del autor intelectual del crimen, por eso la nota reza dos y no tres- que su familia obtendrá justicia por parte de las instituciones del artificial y genocida estado de Israel.

Lean esta nota publicada en Naiz:

Un tribunal de Jerusalén ha condenado a dos israelíes por «secuestro y asesinato» de un adolescente palestino en julio de 2014 cuya muerte, en venganza por la muerte de tres israelíes a manos de Hamás, terminó desencadenando un nuevo conflicto en la Franja de Gaza.

En cuanto al principal sospechoso de los hechos, Yosef Haim Ben-David, su condena ha quedado suspendida a la espera de una evaluación siquiátrica solicitada en el último momento por su abogado, que afirma que éste no era responsable de sus acciones en el momento de la muerte de Muhamad Abu Jedeir.

No obstante, el Tribunal de Distrito de Jerusalén considera que hay «pruebas suficientes» para condenar también a Ben-David por este caso. La acusación había defendido que éste si era responsable de sus actos y había presentado pruebas, incluidos vídeos, para corroborarlo.

Mohamed Abu Judeir, un palestino de 16 años, fue secuestrado el 2 de julio de 2014 en Jerusalén Este, trasladado a un bosque cercano y apaleado y quemado vivo por sus captores, según relató la autopsia.

Los otros dos responsables de los hechos, considerados un «acto terrorista» por las autoridades israelíes, son dos menores de edad que han responsabilizado a Ben-David de la planificación de los hechos y de presionarles para participar en ellos. Durante el juicio, los tres acusados confesaron los hechos.



Por cierto, quedó demostrado que Hamas nunca tuvo que ver con el secuestro y asesinato de los tres jóvenes europeos invasores.





°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario