miércoles, 25 de noviembre de 2015

‘Euskal Presoak EHUra Ikastera!’

Según lo que se dice de la cultura occidental en general y de la europea en particular esta hunde sus raíces en el respeto irrestricto a las garantías individuales y a los derechos humanos. Uno de los preceptos más conocidos es aquel por el cual quienes son sentenciados a penas de prisión tras un proceso legal ingresan a una penitenciaria no como castigo sino para seguir un programa de readaptación social que le permita, tras haber pagado su 'deuda' con la sociedad regresar a ella con más habilidades y capacidades que las que tenía antes de ingresar.

Pues bien, este principio tan enaltecedor y humano no aplica para los presos políticos vascos como nos hace ver esta nota dada a conocer por Naiz:


Bajo el lema ‘Euskal presoak EHUra ikastera!’, la campaña recogerá firmas hasta finales de enero entre los miembros de la comunidad universitaria a través de un manifiesto en el que se pide que se garantice el derecho de los presos vascos a estudiar en la UPV-EHU.

En una rueda de prensa en el campus de Bizkaia, en Leioa, representantes de los diferentes sectores de la comunidad educativa han presentado manifiesto a través del cual reivindicarán el derecho de los presos vascos a estudiar en la universidad pública.

Tras mostrar su preocupación por la situación de los presos y por las políticas adoptadas por Madrid y París respecto a estos, han considerado «inadmisible» que se les niegue el derecho a estudiar en la UPV-EHU.

El manifiesto dirigirá cuatro peticiones a «los dirigentes políticos de los distintos Gobiernos» y a las autoridades universitarias. En concreto, reclama que «se reconozcan y garanticen todos los derechos que tienen los presos vascos, terminando con las medidas y decisiones de excepción».

Se solicita, además que se haga desaparecer «cualquier obstáculo que impida garantziar el derecho a la educación recogido en las legislaciones básicas universitarias», tanto en la CAV, como en el Estado español y otras instancias internacionales.

El tercer punto pide que, «como continuación de las decisiones adoptadas los últimos años, la UPV-EHU ofrezca una oferta amplia y estable para que los ciudadanos que se hallan en cárceles tanto españolas como de otros estados, puedan cursar el grado o posgrado que desean».

Por último, reclaman que se adopten las medidas necesarias para que los procesos de acceso y aprendizaje se desarrollen «de forma adecuada».

Han habilitado un sitio web en la que los integrantes de la comunidad universitaria pueden expresar su adhesión y descargar el manifiesto.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario