viernes, 27 de noviembre de 2015

De Zubieta a París

Se acerca la cumbre climática en la capital gala y desde Eguzki nos hacen llegar esta reflexión a través de las páginas de Gara:


Martin Anso | Eguzki

La Cumbre de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de París se plantea como la más decisiva celebrada jamás en este ámbito, pues, tras el fracaso del Protocolo de Kioto, los estados han de adquirir ineludiblemente compromisos para garantizar que el incremento de la temperatura media del planeta no supere los 2º C antes de fin de siglo, límite a partir del cual se considera que el cambio climático acarrearía consecuencias catastróficas.

Por eso los miembros de Eguzki, como los ecologistas de todo el mundo, tendremos estos días la vista puesta en París. Pero, fieles al lema «piensa globalmente, actúa localmente», no dejaremos de mirar a nuestro alrededor, para comprobar las conexiones de los grandes problemas, en este caso la amenaza del cambio climático, en nuestro entorno más inmediato. Y es así como la mirada se nos va casi sin querer hasta los Altos de Zubieta, donde la Diputación está de nuevo dispuesta a construir una incineradora de basuras. Se trata, sin duda, de la peor aportación que puede hacer Gipuzkoa al cambio climático en los próximos años. Los datos hablan por sí solos...

Zabalgarbi, la incineradora de Bizkaia, quemó el año pasado 223.340 toneladas de basura y emitió a la atmósfera 235.000 toneladas de CO2, además de otros gases de efecto invernadero y muchas más sustancias contaminantes. Son datos facilitados por la propia empresa al Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes; por tanto, oficiales (los reales son, sin duda, más abultados), que otorgan a Zabalgarbi el «honor» de figurar entre las cinco instalaciones más contaminantes de Euskal Herria, en un ranking encabezado por Petronor y la central térmica Bahía de Bizkaia.

La incineradora de Zubieta estaba proyectada para quemar 260.000 toneladas de basura anuales. Evidentemente, estaba sobredimensionada, lo que han tenido que reconocer sus promotores. Pero, mientras la redimensionan, parece obligado seguir utilizando esa referencia de 260.000 toneladas. Extrapolando mediante una simple regla de tres los datos de Zabalgarbi, la incineradora de Zubieta emitiría anualmente 273.573 toneladas de CO2, lo que la incluiría a la lista de las cinco instalaciones más contaminantes de Euskal Herria. Desde luego, encabezaría el ranking en Gipuzkoa.

Es decir, la incineradora de Zubieta, además de ser perjudicial para la salud de las personas y del medio ambiente, para la economía circular y la sostenibilidad, es también la peor contribución que Gipuzkoa puede hacer al cambio climático en los próximos años.

Cuando estos días mires a París, hazlo desde los Altos de Zubieta.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario