sábado, 28 de noviembre de 2015

Acerca del Amejoramiento Españolista

Con la fachongada navarrica españolista en las calles rasgándose las vestiduras y manifestándose en contra de la libertad de expresión en un burdo intento por criminalizar el quehacer ciudadano de Joseba Asiron, uno de los pilares del dominio borbónico-franquista sobre Nafarroa está siendo puesto a prueba.

Lean este reportaje publicado en Gara:

El Amejoramiento ha caducado

El Parlamento navarro apuesta por la reforma del Amejoramiento para así «definir el estatus político de Navarra, incluir nuevas competencias y avanzar en el reconocimiento de los derechos sociales». Esta resolución, adoptada en un pleno monográfico sobre el derecho a decidir, fue presentada a instancia de las cuatro fuerzas del cambio, que también aprobaron otra resolución para promover una ley de participación y consultas.

Aritz Intxusta
Nafarroa es el único territorio del Estado español donde no ha habido nunca una consulta ciudadana para definir su estatus político. El Amejoramiento jamás ha sido votado en referéndum, sino que fue una negociación entre élites sin pregunta a la ciudadanía. Ayer, el Parlamento dio el primer paso para corregir este déficit histórico en un pleno que se celebró para tratar exclusivamente sobre el derecho a decidir. Las cuatro fuerzas que sustentan al Gobierno de Uxue Barkos (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E) sacaron adelante una resolución para «abrir un proceso participativo y parlamentario de reforma del Amejoramiento para definir el estatus político de Navarra, incluir nuevas competencias y avanzar en el reconocimiento de los derechos sociales, dándoles el mayor rango legal posible, haciéndolos efectivos en su cumplimiento y sometiendo la propia reforma a refrendo ciudadano».

Los partidos del régimen volvieron a coincidir en su voto negativo a cambiar el marco de juego. El único que movió algo su postura fue el PSN, pero solo para acercarse más a las tesis de UPN y PP y continuar con su involución. De este modo, se posicionó por vez primera a favor de la retirada de la Transitoria Cuarta en caso de que se inicie un proceso de reforma de la Constitución tras las próximas elecciones estatales.

Pero el acuerdo entre las fuerzas del cambio va más allá de iniciar un proceso de reforma del Amejoramiento. También pactaron una segunda resolución conjunta para regular las consultas ciudadanas. Dice textualmente lo siguiente: «El Parlamento de Navarra muestra su voluntad de aprobar una Ley Foral de participación que contemple todo el ciclo de participación democrática. Esta ley incluirá, entre otros, instrumentos de consulta ciudadana, unos presupuestos participativos y fórmulas de reprobación política dentro del ámbito competencial de Navarra». De nuevo la oposición se cerró en banda y decidió no sumarse a esta propuesta.

Bakartxo Ruiz, de EH Bildu, fue la primera en tomar la palabra en el pleno monográfico. «El temor al debate de hoy –aseguró – está ligado con el deseo de mantener tal cual el modelo políticosocial establecido. Nosotros creemos que es preciso un nuevo periodo para construir la Navarra del siglo XXI sobre un nuevo modelo democrático. Y ahí la capacidad de decidir es un eje fundamental».

Ruiz optó por un discurso firme: «Se acabó gobernar Navarra como los señores feudales». Denunció el Amejoramiento como un sistema que ha «posibilitado la corrupción» y ha servido para «negar derechos sociales». Por ello se mostró tajante al afirmar que «nuestro futuro no se va a decidir en Madrid ni en Valencia, lo construiremos aquí en Navarra».

«Manipulación masiva»

UPN respondió a este discurso acusando a EH Bildu de planes ocultos y con un discurso catastrofista, cuando no apocalíptico. «Hay un plan. Esto no es gratuito. Tienen un plan para ir convirtiendo Navarra en Cataluña, para terminar pidiendo la independencia», aseguró Javier Esparza. «Todo es un montaje, un intento de manipulación masiva de sociedad navarra. Mienten más que hablan».

También la idea de facilitar la consultas a la población chirría al líder de UPN, que está más cómodo con un voto cada cuatro años. «La idea de democracia implica que no se puede decidir acerca de todo», sostuvo. «Los ciudadanos ya eligen periódicamente a sus representantes», insistió Esparza.

El portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, por su parte, afeó la actitud mantenida por los anteriores gobiernos de Nafarroa. A todos les acusó de no haber realizado «ni una mísera reclamación de las transferencias pendientes, ni una queja por la intervención del Constitucional». Además, advirtió de un proceso recentralizador por parte del Estado que requerirá de una posición de fuerza desde Nafarroa. «Navarra y España tienen que establecer un pacto entre sujetos iguales, no un pacto entre el pez grande y el pez chico». Terminó haciendo suya una consigna que, hasta hace poco, era un mantra de UPN: «Navarra será lo que quieran sus ciudadanos».

Martínez se apoyó en el ejemplo catalán, que fue un tema recurrente. «Si Cataluña se encuentra en una situación tan compleja es, sobre todo, porque ese derecho [a decidir] no ha sido tenido en cuenta y se ha querido dejar de un lado la palabra de la ciudadanía», manifestó.

Podemos e I-E

«En Podemos-Ahal Dugu no tememos a la democracia, debatir sobre el derecho a decidir siempre es positivo aunque solo sea para poner en evidencia las dificultades que tenemos para ejercerlo», aseguró Laura Pérez, líder de esta formación.

Sus tesis se centraban en articular formatos de participación sobre temas económicos, así como en un modo de participación directo y regular sobre lo que concierne a los ciudadanos en su vida diaria. «El derecho a decidir no es organizar un plebiscito un día, sino una constante que convierte a los ciudadanos en corresponsables de las tareas de gobierno. Apostamos por un proceso constituyente que profundice en la democracia con mayores mecanismos de participación». Además, Pérez proclamó que «el derecho a decidir solo será efectivo cuando la ciudadanía rompa con las cadenas que atan el poder político al poder económico».

Sobre los temas de identidad, Podemos rechaza «frentismos» y aboga por una «pluralidad inclusiva». Asimismo, insiste en su apuesta «por un proceso constituyente» a nivel estatal.

En líneas generales, el discurso de Pérez resultó bastante similar al expuesto el líder de Izquierda-Ezkerra. Según José Miguel Nuin, el derecho a decidir «planteado estrictamente como un debate territorial no es el primer problema de la sociedad navarra».

I-E también se encomienda a un proceso constituyente en el Estado español. «No somos independentistas, apoyamos un modelo federal solidario, laico y con derecho a decidir con una reforma constitucional», expuso. Con todo, Nuin manifesto su compromiso con «el autogobierno y el derecho a decidir de la ciudadanía navarra». En este sentido, atacó con dureza el régimen del Amejoramiento recordando que el derecho de decisión «es de los ciudadanos y no de las élites políticas o económicas».

Las sucursales de PSOE y PP

Los discursos de UPN, PSN y PP sonaron ayer más parecidos que nunca. La idea clave consistía en que el derecho a decidir resulta confuso, cuando no «una trampa». María Chivite solo se desmarcó un tanto para realizar una tibia defensa del federalismo. Para la líder del PSN, consultar a la ciudadanía supone «echar órdagos a la democracia sin dar oportunidad al diálogo». Chivite, además, dijo no entender el porqué del debate de ayer. «Somos una comunidad diversa y plural que convive con normalidad y cuesta entender que algunos quieran romper ese equilibrio», aseguró.

Más perdida estaba Ana Beltrán, la portavoz del PP en este debate. «Después de 40 años de intentar la independencia a golpe de asesinato, ahora nos viene EH Bildu con la propuesta de integración de Navarra a Euskadi burlando la Constitución», aseguró a modo de resumen de este pleno.
La presidenta del Parlamento, pillada con el micro abierto

La anécdota del pleno fue una grabación del micro de Ainhoa Aznárez, la presidenta. Aznárez reconoció en la tribuna a la persona que le increpó cuando asistía a un homenaje a una víctima de ETA. «Voy a hacer todo en euskara y se va a joder bien», se le oye decir. A diferencia de los parlamentarios, el susodicho no tenía cascos para escuchar la traducción simultánea.

Declaraciones

«Si no se puede decidir todo, ¿sobre qué podemos decidir? ¿Solo sobre lo que UPN quiera?»  Maiorga Ramírez | EH Bildu

«Reformar el Amejoramiento se puede, ¿pero para qué?» Javier Esparza | UPN

«Navarra es un sujeto político pleno y tiene derecho a establecer su propio régimen político» Koldo Martínez | Geroa Bai

«Quieren caminar hacia el absurdo de su utopía» María Chivite | PSN





°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario