martes, 24 de noviembre de 2015

Garitano | Puntas de Hostias

Vaya, resulta que mientras Francisco depone a un obispo en México que consintió a un cura pederasta, en Iruñea se ha armado la gorda sobre un asunto de hostias.

Lean el comentario que Martin Garitano nos ofrece en su blog en Naiz "Al tranco manso":

Puntas de hostias

Martin Garitano
Las guerras de religión han sido, a lo largo de la Historia, verdaderas catástrofes humanitarias que, bajo el manto de las creencias solapaban la confrontación de intereses de clase o casta. Lo estamos viendo a diario a cuenta de la Yihad y sus funestas consecuencias.

A día de hoy, en Euskal Herria, contemplamos cómo el Parlamento de Nafarroa rechaza un acto religioso de exaltación de Franco y José Antonio Primo de Rivera en la iglesia de San Fermín de los Navarros, allá en Madrid. Bien repudiado, sin duda. Como las liturgias siniestras que se celebran, con capas y lanzas, en el mausoleo dedicado a los criminales Mola y Sanjurjo en pleno centro de la que será capital de Euskal Herria.

Y al mismo tiempo, salta el escándalo en Iruñea por una perfomance del artista Abel Azkona -algunos ya le llaman Caín- en la que denuncia la pederastia con más de doscientas hostias consagradas. Ya la tenemos liada.

Desde la indiferencia más absoluta a la escandalera que han organizado los sectores ultras del nacional-catolicismo; la mirada casi irónica a los rosarios de desagravio fariseo frente a la casa consistorial que rige Asirón y el respeto más absoluto a las creencias de la gente, uno piensa si merece la pena embarcarnos en una nueva línea de alta tensión, justo en la Nafarroa del cambio, por unos recortes de oblea, lo que de niños llamábamos “pan de angelitos”, y que, en definitiva, no son más que puntas de hostias.

Yo, por lo menos, no me enzarzaría en esa guerra de religión. Bastante tenemos con avanzar con tiento y sin pausa.




°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario