viernes, 19 de marzo de 2004

Palabra de Almodovar

Hoy en la Contraportada de La Jornada:

Enfrenta Almodóvar el embate de la derecha

Militantes del PP lo llamaron ''rojo hijo de puta''; él pidió perdón si sus afirmaciones ''dañaron a alguien''

Armando G. Tejeda | Corresponsal

El cineasta español Pedro Almodóvar acudió hoy a una televisora privada, Telecinco, para responder a los furibundos ataques que ha recibido desde diversos estamentos del saliente gobierno español, de José María Aznar, de medios de comunicación vinculados a la derecha y a la extrema derecha y de militantes del derrotado conservador Partido Popular (PP), que incluso lo han calificado de ''rojo hijo de puta''. ''Pido perdón si con mis afirmaciones pude haber herido la sensibilidad de cualquier persona, ya que en ningún caso pretendía hacer daño a nadie'', dijo un atribulado Almodóvar.

Ayer, el PP advirtió que presentará una querella criminal por el delito de "difamación" contra el cineasta, quien en la presentación a la prensa de su última película, La mala educación, protagonizada por el actor mexicano Gael García Bernal, fustigó al gobierno de Aznar por el "autoritarismo" que ha caracterizado su forma de gestionar el poder en los últimos ocho años.

Almodóvar cayó, sin embargo, en una presunta trampa, que podría haber sido orquestada por un grupo de periodistas de extrema derecha que tenían la intención de dañar el prestigio del creador y, al tiempo, desdeñar la labor periodística de la emisora de radio Cadena Ser en los últimos días, crucial para desmantelar la estrategia propagandística del gobierno destinada a atribuir al grupo armado vasco ETA los brutales atentados del jueves 11 de marzo.

Los hechos son los siguientes: el lunes pasado, un día después del contundente triunfo de los socialistas en las elecciones generales en España, llegó a la sede central de Cadena Ser una carta cerrada y sin remitente en la que se aseguraba que el gobierno de Aznar había intentado perpetrar "un golpe de Estado" ante los acontecimientos pasados. La radioemisora no se hizo eco de esta información y entendió de inmediato que se trataba de "un montaje"; sin embargo, un correo electrónico con el mismo contenido llegó a un foro de la radiodifusora abierto en Internet, que tampoco fue suscrito por sus autores.

Unas horas después ocurrió una serie de hechos que se antojan al menos sospechosos: esta supuesta confirmación de la intentona golpista fue difundida por un medio electrónico, Libertad Digital, vinculado a un periodista de extrema derecha, Federico Jiménez Losantos, quien de inmediato responsabilizó a Cadena Ser de difundir esa información, que inmediatamente se propagó a través de Internet, y siempre citando como fuente a la emisora de radio.

En la rueda de prensa de Almodóvar, el pasado martes, un periodista anónimo preguntó al cineasta su opinión sobre ese "rumor", a lo que respondió que le "preocupaba y espero que alguien aclare cuanto antes estas graves acusaciones".

Ese mismo día se propagó de forma masiva el "rumor" de la supuesta "intentona golpista" y se atribuyó a Cadena Ser la autoría de la información, por lo que la propia emisora se vio obligada a responder con un comunicado: "Ese mismo mensaje llegó el lunes pasado, cerrado y sin remitente, a la sede de Cadena Ser en Madrid. Los responsables de la redacción tuvieron la evidencia de estar ante un montaje y no mereció la atención de ningún espacio informativo, ni en la radio ni en su página web".

Los responsables de este medio de comunicación informaron que "dos horas después de que el mensaje llegara a uno de los foros de Internet, un correo idéntico se colgó en la página web del diario El Mundo, donde hasta el miércoles fue difundido. Por lo que la Cadena Ser se resiste a valorar la intencionalidad de una infamia que habla por sí misma y explica el tipo de periodismo que se practica en los medios citados".

El director de cine español, ajeno a estos montajes de información fruto de la guerra fratricida entre los medios de comunicación, se limitó a señalar que le "aterraba" que existiera la posibilidad de que desde el gobierno se hubiera intentado perpetrar un golpe de Estado y que, si era así, esperaba que se investigara hasta sus últimas consecuencias.

Esta declaración provocó una descalificación generalizada del autor en medios públicos y privados, vinculados al gobierno de Aznar, que lo describieron como "difamador", pero además el candidato del PP, Mariano Rajoy, quien perdió en los comicios del domingo, anunció que presentará una denuncia en su contra por los delitos de "injurias y calumnias", que le podría acarrear una sanción de entre 12 y 18 meses de cárcel.

Los miles de simpatizantes y militantes que se agolparon ayer en la sede del PP en Madrid gritaron furibundas consignas contra el cineasta español, a quien llamaron "hijo de puta" y "rojo de mierda".

Almodóvar, entre la consternación y el temor a un linchamiento instigado por el gobierno, afirmó con rotundidad que "en ningún momento afirmé que el PP había intentado dar un golpe de Estado la noche del sábado al domingo, únicamente me hice eco de un mar de rumores que nos habían llegado por distintas fuentes, en los que se afirmaba que el PP habría intentado infructuosamente aplazar las elecciones".

El creador español pidió "perdón" a los que se sintieran agraviados por un rumor cuyo origen está aún en el limbo del anonimato, pero que todos los indicios atribuyen a grupos mediáticos de la extrema derecha de este país.




.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario