miércoles, 16 de marzo de 2016

Cuán Dignos son los Marroquíes

Ayer alertábamos acerca de como el multi-homicida fascista Anders Behring Breivik intenta prostituir (aún más) la defensa de los derechos humanos al quejarse como todo un llorica de las condiciones de su encarcelamiento.

Pues bien, hoy le corresponde al genocida régimen marroquí, en la lista de países expansionistas y colonialistas, entrarle a eso de la victimización.

Pongan atención a lo relatado a este artículo publicado en Naiz:

Marruecos ve «inadmisible» que Ban Ki-moon hablara de ocupación en el Sáhara y anuncia medidas

El Gobierno marroquí ha anunciado una «reducción significativa» del personal que el país aporta a la misión que Naciones Unidas tiene desplegada en el Sáhara Occidental (Minurso) a causa del «inadmisible» comportamiento del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que empleó el término «ocupación» durante su visita a la zona.
En un comunicado emitido la pasada norche por el Ministerio marroqú de Exteriores, el Ejecutivo de Rabat ordena «medidas inmediatas» que consisten en «una reducción significativa durante los próximos días de gran parte del personal civil, y particularmente del segmento político, de la Minurso».

También han anunciado «la anulación de la contribución voluntaria acordada por Marruecos para el funcionamiento de la Minurso y el examen de las modalidades de retirada de los contingentes marroquíes en las Operaciones de Mantenimiento de la Paz» de la ONU.

Marruecos se reserva, además, «el derecho legítimo a recurrir a otras medidas que puedan ser necesarias para defender, bajo el estricto respeto a la Carta de Naciones Unidas, sus intereses superiores, su soberanía y su integridad territorial».

El Ejecutivo ha aclarado que estas decisiones obedecen a las «inaceptables» declaraciones y al «inadmisible» comportamiento de Ban durante su visita al Sáhara Occidental, según ha informado la agencia de noticias MAP, que cita un comunicado del Ministerio de Exteriores.

El jefe de la ONU visitó a principios de este mes de marzo los campos de refugiados saharauis en Tinduf y expresó su pesar por su «trágica» situación, por lo que anunció su intención de relanzar las conversaciones entre Marruecos y el Frente Polisario para resolver el conflicto.

Marruecos expresó entonces su «gran estupefacción» por unas declaraciones «inapropiadas políticamente, inéditas en los anales de sus predecesores y contrarias a las resoluciones del Consejo de Seguridad» con las que Ban «se ha alejado de la neutralidad, objetividad e imparcialidad» de la ONU.

«Ocupación»

Rabat echó especialmente en cara al surcoreano que empleara el «término ‘ocupación’ para calificar la recuperación por parte de Marruecos de su integridad territorial», ya que considera que esto choca con «la terminología utilizada por Naciones Unidas» a la hora de hablar del Sáhara.

En este contexto, Ban fue recibido el domingo en Rabat por una manifestación en su contra. El secretario general ha trasladado al ministro de Exteriores marroquí, Salaheddine Mezuar, su «enfado y decepción» por lo que ha considerado «un ataque contra su persona» y «una falta de respeto a la ONU».

«El comunicado publicado por la Secretaría General [de la ONU] añade a la ofensiva inicial un nuevo ultraje al pueblo marroquí, que no hizo sino expresar su rechazo ante tantos resbalones e irresponsabilidades» de Ban Ki-moon, ha afirmado el Ministerio marroquí.

Ayer mismo se celebró otra manifestación convocada por las autoridades marroquíes en El Aaiún, capital del Sáhara Occidental, teniendo de nuevo a Ban Ki-moon como blanco de todas las críticas y con pancartas y eslóganes reclamando la salida de la Minurso del territorio.



Ahí lo tienen, el victimario haciéndose la víctima.





°