martes, 20 de mayo de 2014

Prioridades Aznarianas

Esta nota publicada en Naiz.info muestra a qué grado el odio y el rencor determinaban las acciones de estado por parte de José María Aznar:

Aznar hizo excarcelar a dos espías franceses para que París siguiera entregando a militantes de ETA

El Gobierno de José María Aznar ordenó a la Audiencia Provincial de Barcelona que dejara en libertad a dos agentes de los servicios secretos franceses en octubre de 2002, para que París siguieran colaborando contra ETA y entregando a militantes vascos, según publica ‘El País’.

Un juez de la Audiencia Provincial de Barcelona ha revelado que el Gobierno de José María Aznar ordenó la puesta en libertad de dos agentes de los servicios secretos franceses que habían sido detenidos en Manresa con armas de guerra, cuando supuestamente preparaban un asesinato, con el fin de que el Gobierno de París siguiera entregando a militantes de ETA al Estado español, según publica ‘El País’ en su edición de hoy.

Los hechos se produjeron en octubre de 2002, después de que los espías espías Christian Piazzole y Rachid Chaouati fueron arrestados y encarcelados. El general francés Philippe Rondot, exjefe de los servicios secretos franceses, solicitó al entonces fiscal jefe de Barcelona, José María Mena, que pidiera a la Audiencia Provincial la libertad provisional de los dos encarcelados bajo la promesa de que acudirían al jucio en 2004, una promesa que después incumplieron.

El fiscal Mena hizo suya la petición de libertad y la trasladó a la Sección V de la Audiencia, que ordenó la puesta en libertad de los dos agentes.

Según uno de los magistrados que dictó la excarcelación, el tema «vino atado desde el Ministerio de Interior y desde la Fiscalía General del Estado. No pudimos hacer nada para evitar su puesta en libertad».

El juez afirma que el fiscal Mena «recibió una orden del fiscal general del Estado, Jesús Cardenal, y tuvo que cumplirla. Mena nos lo hizo de palabra y le pedimos que lo pusiera por escrito, porque de palabra no íbamos a atenderlo. Si no, los responsables éramos los magistrados. El tribunal hizo lo único que podía hacer. Estábamos atados».

Para este magistrado, «fue un tema político y se resolvió políticamente desde Madrid. Francia entregaba a muchos etarras y no había que molestar a las autoridades francesas».

La Audiencia de Barcelona ha acordado ahora archivar la causa y declarar los delitos prescritos.



Hostigar y reprimir a los vascos, antes que nada y por encima de todo, esas eran las directrices de Aznar.



°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario