viernes, 23 de mayo de 2014

Honestidad Tardo-Franquista Jeltzale

Los jeltzales están envalentonados, durante el mandato de Mariano Rajoy se han dedicado a imponer una serie de medidas draconianas que, partiendo del trabajo de zapa realizado por José Luis Rodríguez, han alcanzado niveles vistos únicamente durante la etapa de la dictadura con el mismísimo Francisco Franco al mando.

Se acercan la elecciones europeas y los sondeos de opinión indican que a pesar de los niveles de corrupción, los brutales recortes a la seguridad social y la prepotencia que ha caracterizado el actuar de la dirigencia y tropa del PNV, los vascos les votarán en masa.

Sabiendo esto, los miembros de la derecha vascongada han dejado atrás complejos y rubores, comportándose cada día más en concordancia con su ideario neoliberal.

Ejemplo claro de ello, esta nota en la página de Público:

El alcalde de Sestao sobre los inmigrantes: "La mierda ya no viene porque la echo a hostias

Josu Bergara, del PNV, ha sido denunciado por SOS Racismo por estas declaraciones y por impedir el empadronamiento de inmigrantes en el municipio. El Gobierno Vasco confía en que aclare sus palabras

La posición del alcalde de Sestao, Josu Bergara, del PNV, sobre la inmigración ha causado un gran revuelo después de que se filtraran unas polémicas delcaraciones suyas en las que afirmaba que "la mierda ya no viene a Sestao; si no, la echo yo. La echo yo. Ya me encargo yo de que se vayan; a base de hostias, claro". Y ha sido denunciado por SOS Racismo, y criticado por los socialistas, por haber dificultado durante meses el empadronamiento de inmigrantes en su pueblo.

La representante de SOS Racismo Nekane García ha explicado que el problema por la negativa a empadronar a estos inmigrantes en Sestao se da desde 2012 y que primero intentaron solucionarlo directamente con Bergara. Ante la negativa del alcalde, los denunciantes pidieron la intervención del Ararteko (el Defensor del Pueblo vasco), que instó al regidor a empadronar a los inmigrantes sin que tuviera efecto, y también recurrieron a la vía administrativa y al Instituto Nacional de Estadística (INE), entidad responsable del padrón, para tratar de solucionar el problema.

En la denuncia presentada este jueves en el juzgado de Barakaldo (Bizkaia), municipio vecino a Sestao, se aportan como pruebas las grabaciones de dos reuniones del alcalde con inmobiliarias de la localidad para, según SOS Racismo, usar una base de datos con antecedentes policiales para hacer una "selección" y evitar que inmigrantes "conflictivos" alquilaran viviendas en Sestao. En esas grabaciones, según la ONG que apoya a los denunciantes, Bergara reconoce que "incumple" la ley "todos los días, a todas horas".

La grabación facilitada por SOS Racismo continúa: "Yo no voy a prohibir que venga gente extranjera porque es imposible, pero por lo menos los que vengan, vamos a dejar -digamos entre comillas-, la gente que no quiere nadie que no venga a Sestao". "Y tenemos que controlar entre todos, en la medida de las posibilidades, que no se nos llene, que no sea San Francisco" porque, según añade, "esto es efecto llamada: viene uno y vienen todos".

En otro extracto del audio se escucha: "Gitanos buenos hay muy pocos" y "... la mierda ya no viene a Sestao. Si no, la echo yo. La echo yo y ya me empeño yo, ya encargo yo de que se vayan, a base de hostias, claro" porque "la mierda no la quiere nadie" y "en todos los municipios nadie quiere a los gitanos".

El portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, ha mostrado  su extrañeza respecto a la denuncia de racismo de una ONG hacia el alcalde de Sestao, Josu Bergara (PNV), y ha confiado en que éste "aclare sus palabras de cara a la opinión pública y de cara a un posible proceso" judicial. Ha dicho que conoce personalmente a Bergara y que esas supuestas palabras que dirigió a las personas extrajeras "no son su estilo habitual de afrontar las dificultades políticas y de relacionarse con las personas".

Además, el secretario general de los Socialistas Vizcaínos, José Antonio Pastor, ha afirmado que las palabras de Bergara no sólo son "indignas moralmente, sino también inasumibles en un representante institucional que pronuncia estas gravísimas declaraciones en el propio Ayuntamiento". En un comunicado, Pastor cree que este tipo de manifestaciones "no son dignas del cargo que ocupa, que debería dedicarse a hacer pedagogía social y no a encender los sentimientos más viscerales en contra de los ciudadanos extranjeros". "Ningún ciudadano es una mierda. Sus palabras le retratan y le descalifican", ha dicho.



¿Vendrá una dimisión?

Difícilmente, estos tipos se caracterizan por responder con sandeces cuando se les cuestiona por declaracions como esta. Lo más patético es que muestra el más cerril y rancio ultra-españolismo en un vasquito colonizado.

¿Ven por qué son tan necesarias iniciativas incluyentes e integradoras como la de eh11Kolore?

¿Ven por  qué hay que expulsar al fascismo de la vida política de las sociedades del siglo XXI?

¿Ven por qué no hay que seguir fortaleciendo la cómplice social democracia y apostar por los partidos de auténtica izquierda?




°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario