martes, 8 de enero de 2019

Reactivan el Caso Cabacas

El esperpento jurídico que representa la sentencia en el juicio del Caso Cabacas en contra de los efectivos de la Ertzaintza que participaron en el operativo donde murió Iñigo no puede ser el punto final de esta historia.

La defensa de la familia Cabacas ha pasado a la acción, como nos muestra esta información dada a conocer por Naiz:


La familia de Iñigo Cabacas ha presentado un escrito en la Audiencia de Bizkaia en el que solicita que se deduzca testimonio a seis ertzainas entre los que se encuentran Jorge Aldekoa y Ugarteko. La acusación particular reclama responsabilidades por la «deficiente investigación policial» señalada por el tribunal en la sentencia que condenó a un mando por la carga mortal.

Manex Altuna

La sentencia de la Sección Primera de la Audiencia de Bizkaia que condenaba a un mando de la Ertzaintza por la carga que causó la muerte de Iñigo Cabacas por un pelotazo, criticaba la «deficiente investigación policial» realizada desde la misma noche en que se produjeron los gravísimos hechos.

Asimismo, recogía textualmente que «lamentablemente», esas carencias en el modo que se debieron llevar adelante las pesquisas ha tenido «relevancia» en todo el proceso.

La sentencia citaba de forma expresa algunos aspectos como la «no realización de una inspección ocular en el momento de los hechos», «no haber preservado la zona tras el incidente» y «no haber recogido y analizado todas las armas empleadas aquella noche en el lugar».

En base a esta sentencia, la abogada de la familia Cabacas, Jone Goirizelaia, ha solicitado que se deduzca testimonio y se cite a declarar en calidad de investigados a seis agentes de la Ertzaintza. Entre ellos se encuentra Jorge Aldekoa, jefe de la Ertzaintza y responsable de la comisaría de Bilbo cuando mataron a Iñigo Cabacas. Aldekoa presentó su dimisión semanas después de conocerse la sentencia.

También reclaman la imputación del ertzaina Iñaki Larrea, agente que realizaba las labores de Ugarteko desde la comisaría de Deusto y que ordenó «entrar con todo». Larrea presentó una demanda contra NAIZ, GARA, su director Iñaki Soto y su periodista Iñaki Iriondo, y contra la abogada de la familia de Iñigo Cabacas, Jone Goirizelaia. La sentencia absolvió a todos los demandados.

Además de Aldekoa y Larrea, reclaman la imputación de Raúl Alberto Otaola, subjefe de la Ertzaintza en la capital vizcaina, el responsable del búnker aquel día, y el instructor y el secretario que se encargaron de realizar el atestado policial por la muerte de Iñigo Cabacas.

También podría haber un séptimo agente al que se le reclamen responsabilizades. En el escrito, la abogada de Cabacas pide al Departamento de Seguridad del Gobierno de Lakua que facilite al juzgado el número profesional del agente que aparece en una grabación en la que dice que sería el encargado del atestado y que podría ser el jefe de investigación de la Ertzaintza.

Además de un posible delito de «encubrimiento», la defensa de la familia Cabacas entiende que los ertzainas podrían haber cometido también un delito «por imprudencia profesional grave».






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario