sábado, 2 de abril de 2016

Catalá Ve Morados con Tranchetes

Ante los escándalos de corrupción que asolan a los sociatas y la incapacidad por parte de Pedro Sánchez de formar gobierno, el pepero Rafael Catalá, cid defensor de los imputados en Argentina, se ha despachado con una de esas frases a las que nos tiene tan acostumbrado su jefe, mezclando a los militantes de la formación morada con los muy malos iraníes, los mucho más malos venezolanos chavistas y los más malos de entre todos los malos malditos malosos de la maldad malvada... los etarras.

Lean ustedes esta nota publicada en Naiz:

Rafael Catalá: «Podemos tiene cercanías con el movimiento terrorista etarra»

El ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, ha cargado contra la formación morada por su «cercanía» con «movimientos independentistas» y con el «terrorismo etarra» para justificar la «absoluta inviabilidad» de un eventual acuerdo entre el PSOE, Ciudadanos y Podemos de cara a un futuro gobierno español.
«No podemos olvidar que Podemos es un entorno político que tiene cercanías con el movimiento independentista, con el movimiento terrorista etarra, y se reúnen y se manifiestan cercanos a esos sentimientos», ha señalado el titular de Justicia en declaraciones a Europa Press.

Antes de clausurar en la Facultad de Derecho de la UNED el Congreso Internacional sobre nuevas tecnologías, protección de datos y transparencia judicial, el ministro en funciones ha rechazado con esta argumentación que dos partidos que son como «el agua y el aceite», como son Podemos y Ciudadanos, puedan llegar a un acuerdo con el PSOE de Pedro Sánchez.

«Los partidos políticos deberían estar basados en programas electorales y a mí como ciudadano me parece que un hipotético acuerdo entre Ciudadanos y Podemos es imposible. Son agua y aceite, absolutamente incompatibles los modelos políticos, sociales y económicos que tienen uno y otro partido. Me atrevería a decir lo mismo incluso con el PSOE y Podemos», ha explicado al respecto.

En su exposición de motivos, el ministro en funciones ha aludido a las diferencias entre estas formaciones, momento en el que ha censurado a Podemos como un movimiento político con «cercanías con el movimiento independentista y el movimiento terrorista etarra» y que, además, tiene «comportamientos internos dictatoriales».

«En materia de regeneración democrática es un partido que, pese a pretender ser la nueva política, ha acreditado sobradamente comportamientos internos dictatoriales, cercanía a gobiernos venezolanos o iraníes», ha indicado.



Osease, un capítulo más a la puesta en escena de esa farsa denominada "ingobernabilidad", pero haciendo un guiño a los sociatas con eso de que el PSOE también es aceite para el agua de Podemos.





°