martes, 12 de abril de 2016

1500 Firmas por la Repatriación

Por medio de Gara traemos a ustedes esta actualización con respecto a la convocatoria conjunta del EPPK y el EIPK para asistir a Bilbo con motivo del Día Internacional del Preso Político para exigir el retorno a casa de los represaliados políticos vascos.

Aquí la información:


A seis días de la marcha de Bilbo, la iniciativa que respalda la apuesta de EPPK e EIPK ha superado las 1.500 adhesiones de antiguos represaliados. Suman más de 15.000 años de cárcel.

Ramón Sola

La iniciativa de exprisioneros, exrefugiados y exdeportados políticos que arropan la apuesta por las vías legales para traer a los presos a casa rebasó a finales de la pasada semana las 1.500 adhesiones. El manifiesto que se presentó hace un mes en Usurbil fue gestándose con el impulso inicial de cerca de 400 antiguos represaliados. Para cuando llegó a la luz pública, un segundo empujón había elevado la cifra de firmantes hasta encima del millar. Y después ha seguido creciendo y creciendo en un goteo constante hasta alcanzar las 1.523 firmas el pasado viernes.

No serán las últimas, dado que el plazo sigue abierto hasta el domingo en la web abianbidea.eus. Este será un día importante para la iniciativa, porque saltará a la calle con una movilización en Bilbo que pretende reunir a muchos miles de personas. Todos los firmantes se convierten a su vez en convocantes.

La manifestación se deriva del compromiso que adoptan en el manifiesto. Ahí no solo expresan el respaldo a las decisiones de los colectivos de presos y exiliados (EPPK y EIPK), tanto a las ya adoptadas como a las que tomen en el futuro, sino que inciden en que «esos pasos resultarán inútiles si no van acompañados por la implicación de la sociedad vasca».

«Es preciso redoblar el compromiso, tenemos que hacer frente a este bloqueo impuesto por los estados, y tenemos que hacerlo de manera urgente», añade el texto.

Extensión e implicación

La movilización coincide con la celebración del Día Internacional del Preso Político, 17 de abril. Partirá a las 12.00 desde el Pabellón de La Casilla.

En la iniciativa ‘‘Amnistiaren norabidean, presoak eta iheslariak etxera’’ unen fuerza desde personas que han pasado casi tres décadas en prisión hasta quienes la han pisado durante algunos meses. Dada la extensión de los cumplimientos de condena, sobre todo en las tres últimas décadas, el dato del número de años de cárcel acumulados entre los firmantes resulta todavía más abrumador que el mero recuento de adhesiones. Se calcula que hay un bagaje superior a 15.000 años de prisión entre quienes ahora dicen a sus kides de dentro que «les apoyamos y estamos a su lado. Tanto en sus luchas y esfuerzos para hacer frente a la violencia sistemática que padecen como en sus pasos y decisiones para utilizar los cauces legales».

El desglose por herrialdes confirma que la iniciativa ha echado raíces en todo el país. Los porcentajes resultan muy similares a los del impacto que ha tenido la represión en cada zona. Así, de las 1.523 adhesiones recabadas ese viernes 681 llegan desde Gipuzkoa (44,7%); 427 desde Bizkaia (28,1%); 159 desde Nafarroa (10,4%); 132 de los tres herrialdes de Ipar Euskal Herria (8,7%); y 124 de Araba (8,1%). Todo ello en un trabajo de auténtica hormiga, dado que este numerosísimo grupo de personas nunca ha estado organizado y coordinado, más allá de compartir vivencias, militancia, cuadrillas... Por ello, a los impactantes números hay que añadirles el potencial cualitativo de la relación adquirida en estas semanas en torno a un compromiso conjunto y de futuro.

Como botones de muestra, las labores de difusión de la manifestación del domingo han sido realizadas en auzolan por los exrepresaliados implicados en la iniciativa: pegadas de carteles, reuniones en los pueblos, comparecencias ante los medios locales (las fotos de la parte inferior de estas páginas son algunos ejemplos), organización de autobuses para acudir a Bilbo...

Durante la pasada Semana Santa, tanto en la Gazte Danbada de Laudio como en el Aberri Eguna independentista de Iruñea se pudo ver a decenas de expresos con muchos años de cárcel a sus espaldas repartiendo octavillas con la convocatoria de la manifestación.

La marcha será simplemente un punto y seguido en su compromiso. El manifiesto insiste en que respaldarán todo el camino posterior de búsqueda de soluciones y añade que «no vamos a consentir que nadie fiscalice esos pasos ni los nuevos que puedan venir en el futuro, pues el respeto a las decisiones colectivas de EPPK es fundamental».






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario