sábado, 30 de abril de 2016

Vascófobos de la Semana | Eurovisión

Por lo general le asignamos el alto honor de ser nombrado vascófobo de la semana a quien se esmera por agredir al euskera, pero en esta ocasión, el galardón se lo han ganado a pulso los directivos del certamen Eurovisión, por agredir la ikurriña, una bandera antifascista por antonomasia.

Lean lo que se denuncia desde La Voz de Galicia:


Urkullu sugiere que, de no levantarse el veto, España debería retirarse del festival de la canción

El Gobierno Vasco ha señalado hoy que la web que ha puesto la ikurriña como ejemplo de las banderas prohibidas en Eurovisión ha pedido disculpas y ha procedido a rectificar ese listado para sacar del mismo a la enseña vasca.

La web del Globe Arena y la web de venta electrónica de entradas AXS incluía a la ikurriña entre las banderas prohibidas, lo que ha provocado la indignación del Gobierno de Iñigo Urkullu y de todos los partidos vascos.

Fuentes del Ejecutivo vasco han confirmado que los responsables de dicha web han pedido disculpas y han confirmado que rectificarán para sacar de esa lista a la ikurriña.

En paralelo, Eurovisión ha hecho público un comunicado en el que explica que esa «no exhaustiva lista de ejemplos» no estaba prevista para ser publicada y se disculpa con todos aquellos que haya podido sentirse ofendidos por el listado.

La organización del concurso señala que ha ordenado que el listado sea inmediatamente retirado y sustituido por un documento oficial, sin ejemplos, en el que se explica que están prohibidas todas las banderas (regionales, locales, etc) que no sean las oficiales de cada país participante.

Contactos del Gobierno vasco toda la mañana

Durante toda la mañana el Gobierno Vasco ha mantenido contactos con la embajada de Suecia y con los ministros en funciones de Asuntos Exteriores, Manuel García-Margallo, y de Sanidad, Alfonso Alonso, también presidente del PP vasco.

El Ejecutivo vasco ha hablado con el presidente corporativo y el director corporativo de RTVE, José Antonio Sánchez y Enrique Alejo, respectivamente.

«Todos han rechazado la presencia de la ikurriña entre las banderas prohibidas», han asegurado las fuentes del Gobierno Vasco.

Antes de que se confirmara esa rectificación, Urkullu ha afirmado en una entrevista radiofónica que «no sería un mal gesto» que España se negara a participar en Eurovisión en el caso de que no se retire la ikurriña de la lista de banderas especialmente prohibidas en Eurovisión.

El lendakari ha recordado que la ikurriña es «un símbolo legal de la nacionalidad vasca» e identificarla con el EI «no sólo afecta a Euskadi, sino también a España», por tratarse de un Estado «democrático, de derecho y plurinacional».

También el portavoz del Ejecutivo vasco, Josu Erkoreka, ha expresado su «indignación, su más profundo malestar y su protesta más enérgica» por este asunto.

Reacciones tras la rectificación

Antes de la rectificación, la vicepresidenta, Soraya Sáez de Santamaría, había explicado tras el Consejo de Ministros que el Gobierno había encargado al ministro de Asuntos Exteriores que le haga llegar a la organización que este símbolo es «constitucional, legal y legítima». Además, añadió que el director de RTVE, miembro de Eurovisión, había contactado con los responsables del evento para que la ikurriña desaparezca del listado de estandartes vetados.

También antes de la rectificación, la eurodiputada del PNV en el Parlamento Europeo, Izaskun Bilbao, había remitido también al comisario de Cultura, Tibor Navracsics, una carta en la que le informa de que la bandera oficial de la Comunidad Autónoma Vasca ha sido incorporada en la lista de «banderas especialmente prohibidas» en Eurovisión. Bilbao pidió al comisario que explique a los organizadores del festival qué es una ikurriña y que anime a corregir «un boicot» que considera «impropio de la historia democrática» del país escandinavo además de «una ofensa para la ciudadanía vasca».







°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario