sábado, 9 de abril de 2016

El Alejamiento de El Alarmado

En su jacobinismo franquista, Iñigo Urkullu cada vez se aleja más de la realidad que le rodea. Su fría y premeditada insensibilidad en el tema de lxs presxs resulta ya insultante.

Les compartimos este texto publicado en Naiz:

Etxerat califica de «grave e injustificable» el respaldo de Urkullu a la dispersión

Etxerat considera «grave e injustificable» que el lehendakari dijese en Madrid que veía aspectos positivos en la política de dispersión añadiendo que «probablemente» hubiera «contribuido al cese definitivo de la violencia por parte de ETA». Urtzi Errazkin ha preguntado a Iñigo Urkullu qué pretende tapar con esas declaraciones, recordándole las 16 víctimas mortales que ha causado entre familiares y amigos.

Agustín Goikoetxea
Etxerat se pregunta qué quiere justificar Iñigo Urkullu con las manifestaciiones del pasado 30 de marzo en las que trató de buscar aspectos «positivos» a la política de dispersión, aunque matizó que no hace lo mismo con el alejamiento. Urtzi Errazkin ha incidido en la disociación que pretendió hacer el lehendakari entre dispersión y alejamiento, estableciendo esa diferencia en los kilómetros que se ven obligados familiares y amigos para visitar a los presos.

El portavoz de la asociación ha interpelado a Urkullu sobre esa cuestión y le ha recordado que recorrer 300 kilómetros también es alejamiento. Errazkin ha añadido que, precisamente, la mayoría de los familiares y amigos que han fallecido en los desplazamientos lo han hecho cuando estaban a menos de 300 kilómetros de sus hogares. Además, han estimado que esa reflexión efectuada por Urkullu choca con las promesas que les realizó hace un año aproximadamente cuando se reunió con una delegación de Etxerat.

Veto a Jone Artola

La respuesta de la asociación de familiares y amigos de presos vascos al lehendakari se ha producido en el turno de preguntas de una comparecencia en la que Etxerat ha valorado la sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Bilbo en la que se avala el veto a Jone Artola para ser txupinera de Aste Nagusia en 2013 por su vinculación con el colectivo. Han resaltado «la gravedad de este hecho», que da la razón al delegado del Gobierno español en la CAV, por su persecución a la integrante de la comparsa Txori Barrote por el hecho de haber sido portavoz de Etxerat.

Vélez y Errazkin han recordado que Artola es «una víctima más de la dispersión, una medida esta, que afecta además de a la dignidad de las cientos de personas a las que alcanza, a su salud, a su economía, al trabajo, a las relaciones personales, a las íntimas, a las familiares, al descenso, al tiempo libre, en definitiva, a la vida». En su opinión, el Estado español desea «enterrar en el olvido» a todas las víctimas de la dispersión, en especial a las mortales.

«Mencionar a Etxerat busca al tiempo criminalizar una labor absolutamente legal y legítima –ha subrayado Patricia Vélez–, y desprestigiar nuestra asociación y a todas las personas a las que representamos». Han añadido que de la mano de esta resolución judicial contra la decisión de la Comisión de Fiestas de Bilbo se pretende «proseguir en la campaña mediática de difamación».

«Creemos que lo que busca es socavar los cimientos de la convivencia y la paz de este país por los que Etxerat, al igual que otros organismos, trabaja», han dicho.






°