lunes, 9 de abril de 2012

Solidaridad desde Andalucía

Gracias a Kaos en la Red nos hemos enterado de este comunicado solidario e internacionalista publicado en la página de Nación Andaluza:


Con ocasión de la celebración de un nuevo Aberri Eguna, el Día de la Patria Vasca, Nación Andaluza quiere trasladar un saludo al Pueblo Trabajador Vasco y mostrarle de nuevo nuestro apoyo y solidaridad internacionalista a las organizaciones políticas y colectivos sociales de la izquierda independentista vasca en su lucha de liberación nacional y social, por la recuperación de los derechos y las libertades que les fueron arrebatadas a los vascos por el imperialismo español. En este sentido, tanto Euskal Herria como su izquierda patriótica y revolucionaria son un ejemplo contemporáneo de resistencia y de coherencia que merecen el reconocimiento y consideración de todos.

El que los estados españoles hayan negado a las naciones, secuestrado su soberanía a los pueblos y perseguido a los que luchan por su libertad, nunca ha dependido de la adscripción política de sus gobiernos ni las características de sus leyes. Todos han poseído ese común denominador opresor porque con ese objetivo fue ideada España. Esta realidad se ha patentizado en la actual coyuntura de Euskal Herria. A los pasos emprendidos para una resolución pacífica y negociada del conflicto, se ha respondido desde el españolismo con un inmovilismo que muestra como la supuesta persecución de la violencia sólo era un pretexto para disfrazar el exterminio de toda disidencia que ponga en riesgo este latifundio de explotación intensiva llamado España. Este Estado, como aquel otro del que es heredero y continuador, no quiere la paz sino la victoria.

El derecho que asiste al Pueblo Trabajador vasco, como a todos los demás pueblos, a decidir por sí y en exclusividad su presente y su futuro es incuestionable. Negárselo es negar la democracia. La autodeterminación de los pueblos, su incondicional e ilimitada capacidad de decisión y elección mediante la posesión y el ejercicio de su soberanía, constituye un mínimo básico cuya carencia conlleva también la de cualquier grado de democracia, incluso en su tipología más mínima y formal, la burguesa. Un Estado que no se funde en la libre voluntad de sus componentes, así previamente expresada, sino en la imposición de su existencia y de la pertenencia al mismo, es un estado totalitario. Y los totalitarismos no se defienden, se reforman o mejoran, se combaten y destruyen.

Ahora más que nunca, cuando el régimen está agrediendo a las clases populares hasta extremos que pretenden retrotraer sus condiciones socio-laborales a las épocas más negras, la lucha por acabar con él y recuperar las soberanías de los pueblos para hacerles dueños de su tierra y su destino, es la única alternativa capaz de derrotar los planes del Sistema. Desde Nación Andaluza reiteramos la necesidad de aunar fuerzas y esfuerzos con el objetivo común de lograr la ruptura democrática y el establecimiento de un marco político de libertad real que conlleve el reconocimiento de cada nación y un periodo constituyente en cada una, en el que los pueblos puedan debatir y decidir.


¡Vivan Euskal Herria y Andalucía libres y socialistas!

¡Por la independencia y el socialismo para todos los pueblos!


Nación Andaluza – Comisión Permanente


°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario