domingo, 30 de diciembre de 2007

Desde Elorrio : Soberanía

Esta nota aparece publicada en inSurGente:

La izquierda abertzale refuerza su iniciativa para crear un Estado vasco, socialista e independiente

inSurGente.- La izquierda abertzale manifestó ayer en un acto político celebrado en la localidad vizcaína de Elorrio que encauzará la construcción nacional y la transformación social en el camino de la creación de un Estado Vasco independiente y socialista que permita a Euskal Herria "combatir con las mismas armas institucionales que los demás pueblos del mundo" ya que, de lo contrario, "desapareceremos como pueblo". Hizo también hincapié en la necesidad de poner en marcha una transición que concluya en un marco democrático para el país.

Gara (Oihana Llorente).- En este momento en el que es objeto de una política represiva incesante por parte de los estados español y francés, la izquierda abertzale no quiere olvidarse de su quehacer diario. De hecho, ayer dio un paso más en la reafirmación de su posición, situando la construcción de un Estado independiente en el norte de su brújula política. Una formulación jurídica que, a su entender, supone «la única vía para la supervivencia de este país». Es por ello por lo que aboga por orientar todas las luchas y dinámicas que lleva a cabo en el ámbito de la construcción nacional y en el de la transformación social en la construcción de ese Estado Vasco.

En el acto político celebrado en Elorrio, la dirigente abertzale Karmele Aierbe no dudó a la hora de asegurar que la aplicación del derecho a decidir de este pueblo «es ya una realidad irreversible». Tras considerar que la labor realizada por el movimiento popular en la construcción nacional ha acarreado «un nivel muy alto de maduración nacional y social», aseguró que «ya nadie duda de que somos una nación».

Tras recordar que hace cinco siglos este pueblo tuvo un hueco en el mapa de Europa, señaló que lograr ese espacio sigue siendo el objetivo primordial de la izquierda abertzale. No obstante, advirtió que el Estado Vasco existirá sólo si la ciudadanía vasca así lo establece con su palabra y su decisión.

Aierbe indicó que el camino hacia la construcción del Estado Vasco será «largo», e incluso detalló cuál deberá ser la primera estación: un marco democrático para el conjunto del país. Es ahí donde situó la Propuesta para un Marco Democrático presentada por el conjunto de la izquierda abertzale el pasado 3 de marzo en el pabellón Anaitasuna de Iruñea.

La dirigente independentista incidió en que esta formulación que propone dos autonomías con derecho a decidir «es transitoria pero necesaria», porque entiende que con su consecución Euskal Herria obtendrá un escenario democrático donde todos los proyectos políticos puedan ser llevados a cabo.

Independencia y socialismo

En el transcurso del acto, al que asistieron cerca de doscientos personas, Aierbe afirmó que el proyecto político de la izquierda abertzale «es y seguirá siendo» la independencia y el socialismo. Pero agregó que para ello «primero es necesario que se reconozcan los derechos que corresponden a Euskal Herria como pueblo; y segundo, urge construir un Estado independiente que posibilite que este pueblo se organice internamente como la ciudadanía del país decida».

Aierbe rechazó la posibilidad de reproducir un estado «opresor, centralista y controlador que impera hoy en el mundo», y aseguró que el estado deseado por la izquierda abertzale será uno que «codo con codo con los demás estados europeos, construya una Europa de otra manera». «No queremos ser más que nadie, pero menos tampoco», subrayó la dirigente abertzale, al tiempo que exigía una constitución propia ante «la imposición» que suponen, a su juicio, las cartas magnas española y francesa para Euskal Herria.

Recordó que en los últimos siglos los pueblos se han organizado como estados-nación y abogó por esa misma formulación jurídica y política para este país, ya que entiende que es «la única que asegurará la supervivencia de Euskal Herria». En esta línea, indicó que sólo así se logrará una sociedad más justa, la supervivencia del euskara o una educación nacional para las siguientes generaciones.

La política guipuzcoana insistió en que el objetivo primordial de la izquierda abertzale pasa por construir un futuro Estado Vasco independiente. Y la única forma de llegar a este estadio y darle contenido es, prosiguió, incidir en el trabajo desarrollado en la construcción nacional y la transformación social.

«La izquierda abertzale no lucha para alimentar y estabilizar unas autonomías del Estado español», agregó, al tiempo que aclaraba que tampoco pretenden «quedarse estancados» en la autonomía a cuatro para la Euskal Herria peninsular y la autonomía para los tres territorios al norte del Bidasoa que reivindican en su Propuesta para un Marco Democrático.

Fuerzas regionalistas

Aierbe también tuvo duras palabras para el PNV y la coalición Nafarroa Bai, sobre las que dijo que «se guían solamente por intereses partidistas y de negocio». A su entender, la línea de acción de estas dos formaciones está bien clara: «Aspiran a mantener o a conseguir su cuota de poder en el Estado de las Autonomías español». Por eso, agregó que «aunque se denominen nacionalistas, se comportan como meras fuerzas regionalistas, cuyo objetivo no es la construcción de Euskal Herria, sino la construcción de España».

Mirando ya al futuro, la dirigente abertzale consideró que, «tras largos años de lucha de desgaste de este marco autonómico que niega los derechos del país», el cambio de marco político en Euskal Herria «es inminente». No obstante, mostró su temor de que en esta tesitura tanto el PNV como NaBai «prioricen mantener los privilegios que tienen en el viejo marco» y aboguen por pactos neoestatutarios con el Estado español que «condene a este pueblo durante treinta años más».

Ante esta situación, la izquierda independentista advirtió que «volverá estar en frente» de todos aquellos que no quieran una transición democrática para Euskal Herria. Y lo hará «con la Propuesta para un Marco Democrático en la mano y luchando por que el proyecto independentista tenga derecho a existir y a llevarse a cabo si la ciudadanía así lo decide».

«Nos quieren a la defensiva»

Aierbe volvió a sostener el valor de la lucha y aseguró que «el haber llegado hasta aquí» es un rédito obtenido por el trabajo desarrollado por la izquierda aber- tzale en las últimas décadas. En ese contexto situó el hecho de que el Estado español haya dado «una vuelta de tuerca más en su estrategia represiva», siempre con el fin de «debilitar a la izquierda abertzale». «Mediante la represión quieren que nos pongamos a la defensiva, que no veamos el futuro con claridad», apuntó.

Pero muy en contra de lo que pretenden tanto el Estado español como el francés, afirmó que actuarán con iniciativa política: «Ante más represión, más construcción nacional. Hay que saber que si nos golpean es porque estamos avanzando».

Para finalizar el acto que tuvo lugar en el centro cultural Arriola de Elorrio, auguró que el camino hasta conseguir un Estado Vasco independiente no será «fácil», aunque la izquierda abertzale tiene claro cuáles son «las armas» que día a día abrirán esa vía: la construcción nacional y social de Euskal Herria.

Un emotivo grito de «aska dezagun txoria kaiolatik» puso punto y final a un acto político que pretendió ser un punto de partida en la construcción del Estado Vasco.


~ ~ ~

No hay comentarios.:

Publicar un comentario