miércoles, 26 de diciembre de 2007

Desde la Irún Navarra

Este escrito nos llega gracias a Eskunabarra:

La conquista es el peor crimen

Queridos amigos,

La Asociación Labrit de nabarros de Irún y la Asociación de la Hermandad Gipuzkoa Navarra nos reunimos aquí hoy en este cabo de tierra que se pierde en el mar, frente a nuestras costas de Endaya -que los conquistadores de París dicen ser de ellos- y de espaldas a nuestros montes de Navarra. Pues bien, en esta misma colina maravillosa se hallaba ya para el siglo VI antes de Xto. una iglesia dedicada a la Diosa Mari, que luego fue reemplazada por otro dedicado a S, Telmo, patrón de los marineros. Y es aquí mismo donde quisiéramos construir una Atalaya o mirador turístico dedicado al Rey Santxo III el Grande de Navarra. Este Rey fue el que otorgó los fueros de Donosti, de los que fueron copia luego los de Hondarribi.

Este Rey, además, simboliza mejor que nadie la unión de todos los territorios del Reino de Navarra, de los que luego, en tres etapas sucesivas, a lo largo de 400 años, fuimos desposeídos.

Como muestra ya antigua de que gipuzcoanos y navarros formamos una misma identidad de pueblo, he traído la referencia de Larousse y que dice así : "los vascones, pueblo centrado en la actual Navarra y, quizá con la capital en Oiarso, ocupaban parte de Huesca, de La Rioja hasta Kalahorra y de Gipuzkoa".

1-DESNAVARRADOS HACE 800 AÑOS.

Oiarso, es decir, Irun, Hondarribi, Donostia y Gipuzkoa eran Navarra hasta 1.200.

Ese año vinieron de Castilla a conquistarnos y decretaron que los giputzas no seríamos en adelante navarros. Y lo mismo hicieron de Alava, Rioja y Bizkaya. Y así fuimos todos nosotros desnavarrados de un golpe, de la noche a la mañana.

Lo que no suelen decirnos es que fuimos desnavarrados desnavarrados por la guerra y las armas, no por nuestra voluntad.

Por la guerra también, 300 años más tarde, destruyeron el reino de Pamplona, cometieron genocidio sobre los que se resistían y dividieron la Navarra del Sur de los Pirineos de la del Norte. Por fin 100 años más tarde el Rey de París abolió también lo que quedaba del Reino de Navarra.

Hoy, aunque han pasado 800 años, los que la Hermandad de Gipuzkoa - Navarra no podemos menos de recordar que fuimos desnabarrados, arrojados y expulsados de nuestra casa de Navarra por los invasores de Castilla. Desde entonces nos repiten que no somos navarros y, a decir verdad, fuimos muchos los que nos tragamos el anzuelo engañoso, como se lo traga el pez, sin saber que se está tragando la muerte. Qué importa que, de los que estamos aquí unos hayan descubierto la mentira uno, dos ó 10 años antes que otros, si al fin y al cabo, todos los de nuestra generación nos creímos la farsa durante la mayor parte de nuestra vida.

2-Como los navarros desvasquizados.

Pero igual que a nosotroas se nos dijo que no éramos navarros, sino vascos, también a los navarros se les dijo que no eran vascos, sino navarros. Es decir, que los que éramos hijos y hermanos de un mismo Pueblo, llámesele vasco o navarro, lo mismo da, a los unos se nos desnabarró y a los otros se les desvasquizó. Desnabarrar a los vascos y desvasquizar a los nabarros son las dos caras de una misma operación de destrucción de nuestra identidad de vascos y nabarros. Para mejor desbasquizar a los nabarros el conquistador les dijo que ellos eran vascones y no vascos, como si hubiera alguna diferencia entre vasco y vascón.

Bajo ese engaño, el conquistador que destruyó nuestro Estado-Reino con capital en Pamplona, ese mismo nos obligó a luchar repetidas veces los unos contra los otros en guerras fratricidas, como si fuéramos enemigos de pueblos diferentes.

Un cuarto de Navarra. Desgraciadamente, lo que hoy se llama Navarra, ha sido reducido a la cuarta parte de lo que era en tiempos de Santxo III el Grande, es una mini-Nabarra. Por eso queremos construir aquí, en este bellísimo balcón de Ondarribi, una Atalaya que sea mirador turístico en honor a nuestros reyes de Nabarra y en particular a Santxo III, que en definitiva, será un monumento a la Nabarra Entera.

4- Farsa que no tiene fin.

La farsa que nuestros conquistadores han montado en nuestro Pueblo Vasco de Nabarra no tiene límites. Los farsantes nos dicen que los defensores de la actual mini-Navarra, ésta que ha sido reducida a su cuarta parte, que al mismo tiempo defienden la destrucción de nuestro Reino Estado de Navarra, que al mismo tiempo dan por buena la conquista, ésos, dicen, son los verdaderos "navarristas" . Mientras que nosotros, los defensores de la Navarra Entera, los que acusamos el militarismo conquistador castellano, francés, moro, romano, godo o de cualquier otro que nos divida, explote y ensangrente, nosotros, nosotros somos...

¿Qué somos nosotros, los que defendemos la identidad y fraternidad gipuzcoano nabarra? ¿Qué calificativos nos ponen por los telediarios y tertulias radiofónicas? Nosotros, dicen, somos los antinavarros, nosotros somos los invasores de nabarra, mala compañía, nacionalistas.

Es la farsa propagandística. Al conquistador no le suele bastar con explotar y acabar con la personalidad del Pueblo dominado, sino que además, necesita hacer creer al mundo que, conquistando, matando, saqueando y destruyendo Pueblos, les hizo un favor a las víctimas... que los nativos eran los malos de la película y los conquistadores los buenos. ¿Cuántas veces no hemos visto repetir esa farsa en las películas del Oeste en que los invadidos, los indios, son los malos y los conquistadores europeos son los buenos ? ¿Y cuás veces no se repite la misma farsa en las películas de franceses conquistando Africa y de ingleses conquistando Asia ?

Nuestros farsantes conquistadores dicen que los giputzas somos invasores en Navarra y no así los castellanos. ¿Es que fueron invasores los hermanos de S. Francisco Javier cuando vinieron a Ondarribi, conquistada ya por Castilla 300 años antes, a defender a Nabarra en este castillo todavía hoy en pie, contra las tropas españolas ?

¿Qué soldados y tropas eran invasoras en Ondarribi, los Jabier o los españoles, los defensores de Nabarra o sus asaltantes ? Ningún nabarro es invasor en Gipúzkoa y ningún gipuzkoano es invasor en Nabarra. Esto es lo que hemos venido a decir la asociación de la fraternidad gipuzkoano nabarra en este bello rincón donde se abrazan tierra y mar de la Nabarra marítima.

5-El acontecimiento de la conquista/s. Relevancia.

La conquista es el acontecimiento histórico más relevante de nuestro Pueblo y el dato sociológico más importante de hoy en su dimensión social, económico, político y cultural. Es el acontecimiento más central y nuclear, ayer y hoy.

¿Cómo se puede hablar de antimilitarismo sin añadir que un millón de hombres armados nos tienen ocupados y divididos nacionalmente ?

¿Cómo se puede hablar de derechos humanos sin denunciar la conquista, que es el mayor de los crímenes en las relaciones entre naciones? De la misma forma que la esclavización de una persona a otra no es una libre opinión democrática, sino un crimen; también la conquista de un pueblo a otro es un crimen y no una libre opinión democrática.

Nosotros no somos nacionalistas, sino abertzales, que significa patriotas y nos oponemos a los conquistadores, como se opusieron nuestros antepasados a los conquistadores de turno.

¿Cómo se atreve a hablar de violencia un gobierno conquistador, cuando la conquista es la máxima violencia a un pueblo?

¿Cómo se puede hablar de racismo sin mencionar la conquista, cuando la conquista es la máxima expresión de racismo que sufre un pueblo?

¿Qué sentido tiene hablar de insumisión en un pueblo conquistado, si no se menciona la insumisión nacional?

¿Cómo los conquistadores pueden hablarnos de democracia?

¿Acaso los problemas que padece el Euskera no son, sobre todo, debidos al estado de conquista que padecemos?

¿Qué clase de pacifismo es el que no denuncia la conquista?

6-Resurrección cultural actual.

Pero no hemos venido hoy aquí a regar esta tierra con nuestras lágrimas, sino a alegrarnos con nuestra hermandad y nuestros cantos. No nos faltan motivos para que el de hoy sea un día de júbilo, ya que los farsantes conquistadores no nos engañarán más. Hemos reaccionado y hemos podido conocer la verdad de nuestro Pueblo, de nuestra fraternidad. Esta reunión no era posible ni pensable hace 20 años, porque ninguno de nosotros teníamos la conciencia clara de hoy. Para un pueblo conquistado y sometido como es el nuestro, la primera victoria es la cultural, la de la mente. Por eso hoy es un día de triunfo. Esa victoria es lo que estamos celebrando ahora, no una derrota.

Por eso comeremos, cantaremos y bailaremos con toda la ilusión del mundo.


~ ~ ~

No hay comentarios.:

Publicar un comentario