domingo, 30 de diciembre de 2007

Dispersión : Terrorismo de Estado

Esta nota ha sido publicada por Gara:

Movilizaciones Por Los Presos

Clamor contra la dispersión en las movilizaciones por su última víctima

Las movilizaciones del último viernes del año estuvieron ayer marcadas por la muerte de Natividad Junko en accidente cuando se dirigía a la cárcel de Teruel. A pesar de que a primera hora de la tarde muchos medios aseguraron que el juez Baltasar Garzón había prohibido las movilizaciones, más de 10.000 personas secundaron las protestas convocadas por Etxerat y salieron a la calle a reclamar el fin de la dispersión.

29/12/2007 11:12:00

DONOSTIA-. Miles de personas denunciaron anoche en las calles de Euskal Herria la política de dispersión penitenciaria en el último viernes del año, marcado por la muerte de Natividad Junko cuando se dirigía a la cárcel de Teruel a visitar a su yerno Unai González.

Pese a la advertencia de la Audiencia Nacional española, en la que ordenaba la presencia de la Ertzaintza en las marchas, Etxerat llevó a cabo las habituales movilizaciones en las que participaron miles de ciudadanos vascos sin arredrarse ante la amenaza judicial.

La asociación que aglutina a los familiares y amigos de los represaliados políticos vascos, además, anunció un nuevo paso cualitativo con objeto de "fortalecer aún más nuestras fuerzas" en defensa de los derechos de los presos vascos: desde ahora, "el testigo de todas las iniciativas del último viernes lo trasladamos a los pueblos y a los barrios, y lo depositamos en sus manos. En adelante, será cada pueblo y cada barrio quien decida qué hacer ante la cruda realidad que padece cada cual".

En el comunicado, Etxerat incide en que Euskal Herria despedirá el año con la pérdida de "la vida de otro familiar". No obstante, deja claro que "seguimos sin perder la esperanza" y añade que "al igual que nuestros familiares, seguiremos firmes en nuestro empeño por conseguir un futuro bien diferente".

"Sólo nos queda trabajar". Ése fue el mensaje que Etxerat quiso transmitir ayer a Euskal Herria: "Para traer a nuestros familiares vivos a casa, todas y todos hemos de hacerle frente a esta violencia de los estados. Por lo tanto, no estéis a la espera de nuestra llamada. Compartamos las reflexiones y todos nuestros deberes en cada uno de los pueblos y barrios de Euskal Herria".

"Dispersión asesina"

La asociación de familiares parte de la reflexión de que la clave para el viraje de la actual situación estriba en los compromisos que cada uno adquiera. Es por lo que conmina a todo el país a que "agarremos fuerte este testigo del compromiso".

Si bien estas movilizaciones se llevaron a cabo por la tarde, las denuncias por la última víctima mortal de la dispersión, Natividad Junko, comenzaron desde la mañana. Así, el movimiento pro amnistía llevó a cabo una concentración bajo el lema "Dispertsioa hiltzailea" ante la sede del PSOE en Donostia. En concreto fue en la plaza de enfrente, ya que la Ertzaintza vetó, con un notorio despligue, protestar ante la Casa del Pueblo.

Pese a que desde distintos medios de comunicación se aseguró a primera hora de la tarde que Garzón había prohibido las movilizaciones y que ordenaba a la Ertzaintza a acudir a todas ellas, ni tan siquiera en Getxo, la única localidad que se mencionaba expresamente en el auto, la Policía autonómica hizo acto de presencia.


~ ~ ~

No hay comentarios.:

Publicar un comentario