viernes, 21 de diciembre de 2007

Un Pueblo Tras Las Rejas

Gara ha publicado este escrito con respecto al Macroproceso 18/98:

Kolaborazioak

Jose Luis Alvarez Enparantza «Txillardegi» Escritor y lingüista

¡Todos a la cárcel!

Otros, los que bien conoce el lector, callan. Y esperan que habrá gente imbécil que pensará en votarles en marzo, como mal menor ante la presente vorágine

La vociferante consigna fue dada por un Aznar exultante. Eran los años en que la mayoría electoral obtenida en el Estado español le sugería poner los zapatos sobre la mesa, en gesto estúpido y significativo, delante de Bush y de Blair.

Y Zapatero tomó nota: en la España actual (y en otras) si se busca el apoyo popular, «en la piel de toro» es malo alejarse del nacionalismo español.

Por el contrario, repartir sufrimiento y leña contra los «bárbaros del Norte», procura millones de votos mesetarios.

Cuando escribo estas líneas, tras conocer la sentencia, estamos todos (y yo también) bajo el mazazo producido por esos 525 años de cárcel contra 47 vascos del tristemente célebre macroproceso 18/98.

Veo en la lista, con estupor, que al veterano José Luis Elkoro, compañero otrora en HB en visitas a deportados hoy casi olvidados, le han caído en la trágica tómbola de la Casa de Campo la friolera de 24 años. A él que va para los 73.

Veo a Olatz Altuna, colaboradora eficacísima en los trabajos socio-lingüísticos, con 9 años; separada contra toda justicia de su neskatilla de 4.

Veo a Olatz Egiguren, a Juan Mari Mendizabal, euskaltzales incansables; con penas de 11 y 13 años, por haber luchado por la recuperación de nuestra lengua.

Veo en la fatídica lista negra a Sabino Ormazabal, a Mario Zubiaga, a Jexux Mari Zalakain, a Pablo Gorostiaga, acusados contra toda verdad y toda similitud, de colaboración con banda armada .

Veo en ella a Jabier Salutregi, culpable sólo por haber luchado por mantener en pie un diario abertzale bilingüe.

Pero no sigo; pues sería pesado exponer uno a uno el CV abertzale de los 47 condenados.

Y es hora de hacer la pregunta: ¿Y ahora qué? ¿Piensa el Gobierno español seguir aplicando la consigna aznariana «todos a la cárcel»?

Eso parece.

Ayer mismo fue conducida a la cárcel Marije Fullaondo, vice-portavoz de Batasuna. Son así 25 los miembros encarcelados de la Mesa Nacional. Entre los que se encuentran, como es sabido, Arnaldo Otegi y mi propio hijo Joseba.

Y ya se anuncian, en impresionantes listas, las peticiones fiscales contra Udalbiltza, contra «Egunkaria», contra las herrikos, contra las Gestoras... Y la ilegalización de ANV es inminente.

¿Qué es esto?

Esto es un estado de excepción fascista puro y duro. Aunque Zapatero se niegue a colocarse un tricornio sobre su cabeza.

Otros, los que bien conoce el lector, callan. Y esperan que habrá gente imbécil que pensará en votarles en marzo, como mal menor ante la presente vorágine.

Pero tras lo visto estos meses, es simplemente irracional pensar que quienes han callado o pactado estas semanas presupuestos con el PSOE van a mover un dedo contra Madrid.

La pregunta es clara. Todos los pueblos tienen el derecho inalienable a la auto-determinación e independencia. ¿Quién se sigue oponiendo a la misma, o todavía «no sabe si es autonomista o independentista»?

Ez etsi! Baina helburua argi.


~ ~ ~

No hay comentarios.:

Publicar un comentario