sábado, 29 de diciembre de 2007

Trabajar Por La Oficialidad

Esta entrevista a Iñaxio Kortabarria y Mikel Aranburu con respecto a la oficialidad de los equipos deportivos vascos nos llega cortesía de Vascos México:

LOS DEPORTISTAS PIDEN LA OFICIALIDAD DE LAS SELECCIONES VASCAS

«Estamos dispuestos a hacer todo lo que podamos por la selección»

Mikel Aranburu acababa de nacer pocos meses antes cuando, en 1979 y tras cuatro décadas de inactividad, la selección que entonces tenía la denominación de Euskadi jugó dos partidos contra Irlanda y Bulgaria gracias a la iniciativa de unos jugadores entre los que destacaba el papel de Iñaxio Kortabarria a pesar de la oposición de la Federación Vasca. Tres décadas después los jugadores quieren dar un nuevo impulso a ese carro que los políticos se limitan a sacar a pasear una vez al año sin dar los pasos necesarios para que se cumpla el deseo de jugadores y aficionados de que Euskal Herria pueda jugar encuentros oficiales a nivel internacional.

GARA ha reunido a uno de los representantes de la primera selección de Euskadi y a la de la actual para que trasmitan sus opiniones en los días previos al partido de Euskal Herria contra Catalunya, que en las últimas semanas ha estado marcado por la polémica al cargar el PNV contra los jugadores que se implican sin que los políticos estén a su altura a la hora de dar pasos que conduzcan a conseguir el objetivo que todos dicen compartir, la oficialidad. La conversación arranca destacando, precisamente, que en ambas épocas han sido los jugadores quienes han impulsado la lucha por la oficialidad...

IÑAXIO KORTABARRIA. Lo nuestro salió por el euskera, como una iniciativa de apoyo a nuestra lengua en tiempos de Bateginik y Sustraiak. Manueltxo Taberna fue uno de los impulsores y por ahí empezamos, la gente corriendo riesgos y los jugadores empujando para que se jugasen los partidos. Recurrieron a nosotros, nos plantearon esa iniciativa y los jugadores no tuvimos ninguna duda en apoyarla. Primero jugamos contra Irlanda y luego se empezó con la idea de jugar un partido en Navidades con Bulgaria.

La Federación Vasca estaba en contra de esa iniciativa, decía que ni nosotros, ni Sustraiak, ni Bateginik éramos nadie para organizar eso. Estaba de presidente de la Federación Vasca el actual presidente de la Española, Angel María Villar. Cogieron un cabreo muy grande, pero, pese a todo, se tiró para adelante. Tanto entonces como ahora el impulso está en los jugadores, en el compromiso que adquieren.

Dentro de ese compromiso también nos tocó sacar la ikurriña en aquel derbi cuando no estaba legalizada. Eran tiempos difíciles y reivindicativos en todos los sentidos. Nosotros somos del pueblo y vivimos los problemas que hay en el pueblo. Es una cosa espontánea. La gente siente que tiene que hacer algo y coger algún compromiso.

MIKEL ARANBURU. Yo más que recuerdos de aquellos primeros partidos de la selección de Euskal Herria, acababa de nacer, tengo más recuerdos de esa foto famosa cuando sacaron Iñaxio e Iribar la ikurriña y el campo estaba rodeado de grises. Era una foto que impactaba y reflejaba la situación en aquel tiempo.

IÑAXIO KORTABARRIA. En este momento estamos todos más cómodos, pero lo que está claro es que los jugadores y la gente piden una cosa y las instituciones no se mueven y se debe conseguir hacer partícipe a todos de este objetivo y apoyar a nuestra selección y a los jugadores. La única forma de seguir para adelante es que la gente, los jugadores y todos, cojamos compromisos. Porque si esperamos que las instituciones hagan algo por nuestra selección vamos a desaparecer. No tengo ninguna duda de que si la selección de Euskal Herria ha seguido y va a seguir es por el compromiso de los futbolistas, aunque también hay que citar a los entrenadores y otras personas que han apoyado y que han sido vitales.

MIKEL ARANBURU. No es un capricho personal. Es algo que notas en la calle, en la gente que te rodea, que les ilusiona que algún día Euskal Herria pueda disputar partidos oficiales. La gente quiere ver eso. No es ni un capricho ni un reto personal de los jugadores, sino algo que quieres conseguir y aportar de tu parte para la gente.

IÑAXIO KORTABARRIA. La gente asume sus compromisos y el de la selección es un sentimiento total, independientemente de los clubes y las rivalidades entre ellos. Siempre hemos sentido lo mismo los jugadores vascos y hemos estado muy unidos.

MIKEL ARANBURU. Los derbis para nosotros también son partidos de pique, pero entre nosotros nos llevamos muy bien. También en el día del derbi y durante el partido las dos aficiones están juntas y eso es algo que sorprende, aunque todos en en el campo y en la clasificación tengamos ese pique.

IÑAXIO KORTABARRIA. Esa unión entre los jugadores vascos ayudó a que lo nuestro saliera adelante y hubo un momento en el que se dejó bien claro a los políticos que alguien debía recoger el testigo. Se les dijo: «Esto está en funcionamiento y el testigo es vuestro». Han pasado 25 años y estamos igual.

MIKEL ARANBURU. El camino seguro que va a estar lleno de obstáculos y primero tenemos que quitar los obstáculos que tenemos en casa. Desde fuera seguro que ayudas no nos van a dar. Si definimos cual es el objetivo, que todos los jugadores de los siete herrialdes que vayan a ser convocados tengan la posibilidad de elegir si van a jugar con nuestra selección u otra, si todos estamos de acuerdo en eso, más fácil será dar los siguientes pasos de manera más firme. No será fácil, pero si estamos todos juntos sí habrá opciones.

IÑAXIO KORTABARRIA. Los jugadores, todos, demandan una cosa y las instituciones, que son las que debían haber recogido el testigo desde hace años, están bien cómodos sin coger ningún compromiso.

MIKEL ARANBURU. Administrativamente sabemos que Euskal Herria está repartida y en las categorías inferiores se ve que se enfrentan Euskadi y Navarra como se enfrentan Castilla La Mancha y Madrid. De cara al futuro, si todos coincidimos en el objetivo, el camino será más fácil. Las federaciones están repartidas y se debería llegar a que una federación única acoja a todos los herrialdes. Lo primero es definir cuál es el objetivo.

IÑAXIO KORTABARRIA. Por eso animaría a la gente a que apoye y que tire para adelante, que es una reivindicación no sólo nuestra, sino de todos.

MIKEL ARANBURU. Lo que no se puede parar es la voluntad de la gente. Somos jugadores y estamos ahora en el campo, pero dentro de poco estaremos en la grada empujando desde el otro lado. En cada momento empujamos desde donde estamos. Lo importante es que la gente tenga voluntad y que los que ocupan cargos de responsabilidad oigan lo que diga la gente.

El año pasado jugamos en Venezuela y contra Catalunya. Hubo un partido aparte del de Navidades, y nosotros tampoco queremos dejarlo en algo simbólico y jugar un partido al año y que nos conformemos con eso y que no haya ninguna intención de seguir adelante. Si no, los jugadores que estamos ahora y los que vengan no van a tener la oportunidad de jugar con la selección oficialmente. Ahora si te convocan con la selección española o francesa estás obligado a jugar con ella y no tienes la posibilidad de elegir. Nosotros no queremos obligar a nadie a que juegue con la selección de Euskal Herria, sino poder elegir. No hay que obligar a nadie, ni por una parte ni por la otra.

IÑAXIO KORTABARRIA. Yo no quiero dar más palos a los políticos, pero....

MIKEL ARANBURU. Los jugadores hemos demostrado la disposición para poder dar pasos. Sabemos que todo no está en manos de la Federación Vasca, pero tanto a ellos como a la sociedad en general les hemos dicho que estamos dispuestos a hacer todo lo que podamos por nuestra parte. Ni la gente que va a San Mamés con esas ganas e ilusión ni los jugadores queremos tener una selección como la de Castilla La Mancha o Murcia. Ese día, aunque siempre tengamos el miedo de que se quede en un partido simbólico, ver el campo lleno y cómo lo viven los jugadores resulta muy bonito. Se te queda dentro.

IÑAXIO KORTABARRIA. Para los jugadores es un partido importantísimo. Cuando tienes la oportunidad de representar a lo que tú sientes y quieres es una satisfacción grande. La respuesta de la gente, el ambiente son muchas cosas que te llenan. Hay mucha gente que siente la selección como suya.

MIKEL ARANBURU. Hemos criticado algunas cosas, pero hay que destacar también lo positivo. El último verano se logró salir a Venezuela para jugar allí y dijimos a la Federación que nos parecía un paso adelante y que era algo que valorábamos. Todos volvimos muy contentos, había mucha gente vasca y descendientes de vascos que estaban allí y fueron al partido. Tuvimos la oportunidad de estar con ellos y fue bonito.

IÑAXIO KORTABARRIA. Y lo que la gente quiere y pide es la oficialidad. Eso es lo que quiere.

MIKEL ARANBURU. La oficialidad de las selecciones no sólo para la CAV, sino para todo Euskal Herria. Es importante sobre todo si los jugadores creen que lo que se está haciendo es para conseguir algo en el futuro. Es lo más importante. Si fuera que el tema sólo se reduce a jugar un partido al año y luego olvidarnos de la selección valdría de poco. Siempre que haya expectativas de lograr el objetivo es positivo ir a la selección.

IÑAXIO KORTABARRIA. Pero para ello es clave el papel de los políticos y las instituciones, que están comodísimos. Por parte de los jugadores se ha tirado adelante, pero es el momento de que los políticos hagan algo y se muevan. Si hemos conseguido algo es por los jugadores, si llega a ser por los políticos no habría habido nada.

MIKEL ARANBURU. Pero la oficialidad de nuestras selecciones es algo que se conseguirá entre todos. Para cumplir ese objetivo debe haber una intención por parte de todos, no sólo de los jugadores, que somos los que tiramos del carro. Hay mucha gente que trabaja, que tiene ilusión, que cada vez que se organiza un partido se vuelcan. Pero estancarse en el típico partido navideño se nos queda corto. No sólo a los jugadores, sino también al público. Tenemos que hablar y mostrar una disposición positiva. Por nuestra parte, la intención principal ha sido ésa.


Joseba ITURRIA

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario