jueves, 26 de mayo de 2005

Noticias del País Vasco

En su edición de hoy, La Jornada en la sección Mundo a publicado un artículo que detalla un par de situaciones con respecto a Euskal Herria.

Bueno, tres, el título del artículo es bastante descriptivo.

Pero a lo que nos interesa en este blog. El día de ayer, Arnaldo Otegi, líder de la proscrita Batasuna fue llamado a declarar a Madrid con respecto a las acusaciones lanzadas contra él por parte de el juez clown Baltasar Garzón.

De pasadita, lo arrestaron.

Y poniendo en evidencia que en realidad no tienen un caso en contra de él, ya pidieron la cuantiosa recompensa para dejarlo ir:
Horas antes se informó que el dirigente de la izquierda abertzale (nacionalista) vasca y ex diputado de Batasuna, Arnaldo Otegi, pasará esta noche en la cárcel luego de que el juez de la Audiencia Nacional de España, Fernando Grande Marlaska, dictó orden de prisión y una fianza de 400 mil euros (alrededor de medio millón de dólares), aduciendo que Otegi no cumplió una citación judicial.
La Jornada publica las palabras de Otegi:

Otegi, en su comparecencia, rechazó tener relación con ETA y estar implicado en el financiamiento de la organización a través de las herriko tabernas (clubes sociales) en las que suelen reunirse simpatizantes del independentismo vasco.

Tras afirmar "sólo" es un vocero político, Otegi manifestó su "respeto" a las víctimas del terrorismo y sostuvo que no piensa huir porque quiere seguir con su actividad política.

Y bueno, pues ya se conoce la podredumbre moral y la ilegitimidad por parte de Madrid, de lo cual habla Amnestía Internacional al referirse al rechazo por parte de la autoridades a darle entrada a las denuncias de tortura:

En otro orden, la sección española de Amnistía Internacional (AI) denunció en su informe anual que en el gobierno español se sigue negando a reconocer numerosas denuncias de torturas y malos tratos en las comisarías de policía, la mayoría de ellas contra presuntos miembros de ETA y migrantes extranjeros.

El presidente de la división española de AI, Esteban Beltrán, señaló que se han documentado al menos 320 casos de torturas entre 1995 y 2002, pero lo que más preocupa a la organización es que "en muy pocas ocasiones han sido perseguidas por los tribunales".

Estas torturas ocurrieron sobre todo durante el periodo de incomunicación al que se somete a detenidos por delitos terroristas, y que puede ser de hasta 13 días. Por ello, Beltrán insistió en la necesidad de eliminar esta práctica.

Ya veremos que pasa con todo esto, lo que si es seguro es que aparte de la voz de Jerry Adams que reprueba el arresto de Otegi, no se armara mucho barullo que digamos en la civilizada Europa, y mucho menos en el resto del mundo.


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario