domingo, 19 de abril de 2015

Una Mentira al Descubierto

Esta entrada va dedicada a eso que llaman "comunidad internacional", especialmente a gente como el Subcomandante Marcos y otros tanto que desde la izquierda participaron en el linchamiento del pueblo vasco socavando su derecho a la independencia mientras rasgándose las vestiduras lo sermoneaban aduciendo que el camino de la violencia siempre era equivocado.

Pues bien, a tres años de la renuncia de ETA a la lucha armada en sintonía con la Declaración de Aiete, esas "preclaras" voces no se han alzado para denunciar la siempre presente violencia del estado español.

Aquí tienen la nota publicada en inSurGente:




En una entrevista a Euskadi Irratia, Garitano ha señalado que, aunque "es duro decirlo, los que ponen obstáculos en lugar de solucionar las cosas no aman la paz", en referencia a "todos esos que nos exigen que demos pasos adelante una y otra vez".

"Nosotros hicimos una reflexión muy profunda. ETA hizo una reflexión muy profunda y tomó una decisión. Nosotros hemos ayudado en el camino de la paz, y, finalmente, hemos visto que es mentira lo que los jeltzales y demás decían de que sin violencia todo es posible. Estamos viendo que eso no es así. No lo quieren", ha reiterado.

Asimismo, ha indicado que duda de que tenga mucho sentido la petición del lehendakari, Iñigo Urkullu, a la izquierda abertzale de que reconozca el injusto dolor causado por ETA, y ha destacado que "yo no he venido a la política a hacer historiografía".

"ETA ha sido un agente político-militar desde 1959 hasta hoy. Ha hecho muchas cosas y no sé si hay que juzgarlas todas al mismo tiempo o si nos corresponde a los políticos hacerlo. A ETA la han juzgado los jueces, e Iñigo Urkullu debería decir dónde estaba hace 40 años o hace 20 años. No creo que ese sea el camino, y teniendo en cuenta procesos parecidos que se están desarrollando en el mundo y  los que ya han concluido, creo que debemos aprender que ese no es el camino", ha señalado.



Errar es de humanos, ya va siendo tiempo de que individuos y colectivos de la izquierda internacionalista reconozcan su error. El pueblo vasco es tan generoso que ni siquiera necesitan pedir una disculpa, basta con que exijan a Madrid y a París que respeten los derechos políticos y civiles del pueblo vasco, firmemente... y denunciando su violencia de estado.




°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario