miércoles, 15 de abril de 2015

Fraude Ilegalmente Socializado

La crisis, las deudas... todo es un engaño por parte de los grandes dueños del capital, no importa lo que pase, ellos siempre ganan.

Grecia está bajo fuego tras la decisión de su pueblo por optar en favor de la izquierda, Europa ha proferido todo tipo de amenazas, mientras tanto, Syriza capotea la situación.

Dicho lo anterior, les presentamos esta nota publicada en Naiz:


 


El doctor en Ciencias Políticas Eric Toussaint ha comparecido este martes en Bilbo para exponer sus puntos de vista en torno a la situación de Grecia, donde actualmente ejerce como coordinador del comité científico encargado de auditar la deuda del país heleno, en el marco de la comisión parlamentaria constituida a tal efecto.

Este prestigioso experto en deuda, que ha publicado una quincena de libros al respecto y ha asesorado a gobiernos y organizaciones supranacionales, ha ofrecido una rueda de prensa en la sede de ELA dentro de una serie de actos en Euskal Herria organizados por la Fundación Hitz& Hitz.

Toussaint ha indicado que la decisión tomada por Grecia de constituir un Comité de Autoría de la Deuda, cuyas conclusiones se harán públicas en junio, es «inédito a nivel europeo» y que su intención es identificar «la parte ilegítima, ilegal, insostenible y/o odiosa de la deuda reclamada a Grecia hoy en día».

Ha explicado que deuda «ilegítima» es aquella que ha sido adquirida «en contra del interés general de la población y en favor del interés de una minoría privilegiada », mientras que la deuda «ilegal» es la contraída «sin respetar las normas jurídicas en vigor», o si «no se respetaron o si derogaron convenciones» que protegen a trabajadores, la educación pública, de salud pública o jubilación.

Ha dicho también que «si se puede demostrar» que la deuda ha sido contraída «violando tratados que garantizan derechos humanos fundamentales se podría hablar del carácter odioso de la deuda».

En cuanto a la «deuda insostenible», es aquella cuyo reembolso impide a un gobierno «garantizar a su ciudadanía el ejercicio de sus derechos económicos, sociales, culturales, políticos y civiles».

Una vez dividida la deuda en categorías, corresponderá al Parlamento y al Ejecutivo griego tomar las decisiones que crea convenientes. Toussaint ha considerado que sería una «lección muy fuerte mostrar a los Gobiernos que pensaron que podrían otorgar créditos para salvar intereses de la banca privada dentro del marco de una misma política europea pro austeridad, mostrar que ese acto, ligado a violación de derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos del pueblo griego no quedará impune y el futuro tendrá su consecuencia».

Preguntado por el caso específico del Estado español, Toussaint ha aventurado que el Gobierno de Mariano Rajoy, «quizá más que otros quiere el fracaso de la experiencia de Syriza en Grecia para convencer a los pueblos de España de que no hay salida fuera de la austeridad europea y que un Gobierno de tipo Syriza es imposible, inconcebible en el Estado español».

En este acto ha intervenido también el secretario general de ELA, Adolfo Muñoz, quien ha remarcado que «los márgenes para hacer política alternativa en Europa son tremendamente estrechos» porque en el modelo establecido«solamente cabe la política neoliberal», y ha aseverado que en Grecia, «igual que en las instituciones vascas e igual que en el Estado español, una parte importante del componente de la deuda es ilegítima» y la «terminan pagando los ciudadanos, en base a recortes, en base a políticas presupuestarias».





°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario