miércoles, 29 de abril de 2015

El Baile de los Millones

Cuando los sociatas se hicieron con Ajuria Enea tenían bien entendido que lo suyo iba a ser fugaz, así que se dispusieron a llenar sus bolsillos a alta velocidad.

Lean ustedes esta nota en Gara acerca del bonito desfalco por parte de la pandilla de Francisco López, desfalco que por cierto, ha encubierto la pandilla de Iñigo Urkullu:

 

Detectados pagos indebidos de al menos 4,5 millones de euros en el tramo Beasain-Este del TAV

Un primer análisis de las liquidaciones del tramo Beasain-Este del TAV muestra partidas indebidas por valor de 4,5 millones de euros, que podrían llegar a los 10 millones. Son pagos por trabajos que tenían otros precios o que debían abonar las empresas constructoras.

Iñaki Iriondo

Análisis que se están realizando sobre las certificaciones abonadas por el Gobierno de Lakua a empresas que trabajan en las obras de la denominada «Y vasca», a los que ha tenido acceso GARA, han descubierto por el momento pagos indebidos por valor de 4.525.913,63 euros en el tramo Beasain-Este, ejecutado entre julio de 2009 y julio de 2012, bajo el mandato del lehendakari Patxi López y con Iñaki Arriola consejero de Vivienda, Obras Públicas y Transportes. Y en este caso se trata de un estudio todavía en fase inicial, sobre liquidaciones de enero de 2012, que según los expertos podría ascender a una presunta malversación de hasta 10 millones de euros una vez que se analice la integridad de la obra.

Según fuentes conocedoras de los presupuestos y costes manejados y de la propia realidad del tramo Beasain-Este, su ejecución fue más sencilla de lo previsto en la fase de estudio, por lo que su precio final debería haber sido también más barato que lo presupuestado. Sin embargo, la liquidación final excedió en 4,33 millones al presupuesto de adjudicación, una vez efectuados el reajuste impositivo por las subidas del IVA habidas en el periodo de obras y la revisión de precios incluida por el Gobierno de López en la licitación. (El Ejecutivo actual ha eliminado ya estas revisiones automáticas de precios en sus proyectos).

Los mecanismos detectados para justificar el abono de estas cantidades indebidas y elevar los precios hasta más allá del presupuesto inicial son dos hasta el momento. Por un lado, se observa la generación de nuevos importes inflados para sustituir a precios existentes en el presupuesto inicial. Por otro lado, se abonan por parte de Euskal Trenbide Sarea como novedosos trabajos que de hecho deberían correr a cargo de la empresa constructora.

Ejemplos de inflado de precios

El estudio al que ha tenido acceso GARA recoge un exhaustivo análisis de los datos de la liquidación. Por ejemplo, en lo relativo al inflado de precios.

En varios puntos del la liquidación se encuentra un «PC 24» por «excavación en roca a cielo abierto con martillo picador» (el PC es un «Precio Contradictorio» que se aplica cuando en la obra se realiza algo no previsto). Lo que ocurre es que, según los expertos que analizan estas cuentas, toda «excavación de terreno sin uso de explosivos», incluida la «excavación en roca» por «medios mecánicos» como el mencionado «martillo picador», ya tienen un código de precio público, que es el G1030002, que en el pliego de condiciones del tramo Beasain-Este se había fijado en 2,13 euros por metro cúbico.

Por contra, el «PC 24» fija un pago de 23,18 euros por metro cúbico, es decir, casi once veces más del precio que en realidad debería haberse abonado. Por este concepto, en las liquidaciones analizadas, el Gobierno de Lakua habría pagado a las empresas adjudicatarias 604.952 euros de más.

Lo mismo ocurre con el «PC 28» dedicado al pago de la «cimbra porticada en cimentación micropilotada», que se pagó a 17,72 euros el metro cúbico, cuando ya había un precio fijado para la cimbra por valor de 8,53 euros el metro cúbico. En este apartado se gastaron 280.000 euros de más.

Pagar por lo ya incluido

Otra de la fórmula detectada para inflar la liquidación final es la de cobrar y pagar por trabajos que según el contrato deberían realizar las empresas adjudicatarias dentro del presupuesto ya prefijado. Por ejemplo, se liquida un «PC 25» por «transportes de material de excavaciones desde el valle de Mariarás al depósito de sobrantes de Maru». Lo que ocurre es que según el pliego de condiciones de la obra, en los precios de excavación están ya incluidos los transportes hasta el vertedero si está situado a menos de cuatro kilómetros. En este caso, entre Mariaratz y el depósito de sobrantes de Maru hay menos de 1,5 kilómetros, según las mediciones realizadas en el análisis. Por este concepto se han pagado cerca de 875.000 euros de más.

Euskal Trenbide Sarea, bajo el mandato del viceconsejero Ernesto Gasco, también pagó 511.500 euros por la instalación de un depósito para el almacenaje de explosivos, cuando el pliego de condiciones indica claramente que corresponden al contratista todas las labores relacionadas con el almacenaje de los explosivos, el respeto a las medidas de seguridad y la obtención de autorizaciones para su empleo. Esto supone que ese gasto estaba incluido en el presupuesto.

Lo mismo ha ocurrido con trabajos en acondicionamientos del firme de un túnel (262.490 euros), mantenimientos de acceso y evacuación de túneles (436.286 euros), saneo de solera del túnel (119.983,59 euros) y hormigón de limpieza de túnel (345.311,72 euros).

Además, a los ojos de quienes están analizando la liquidación resulta sangrante que se hayan creado partidas para pagar no solo actividades incluidas en la responsabilidad de la UTE que realiza las obras, sino para compensar carencias medioambientales en las que han incurrido las empresas constructoras.

En este apartado se incluye un pago de 771.960 euros para el «mantenimiento de instalación de depuración de aguas procedentes del túnel y decantadores de escorrentías», y otro de 324.179 euros por la «limpieza mensual del valle de Mariarás».

En total, más de 4,5 millones de euros –de momento– pagados de más con el dinero de los contribuyentes.

La obra fue más barata de lo previsto pero el Gobierno invitaba a completar el presupuesto

Según fuentes conocedoras del proceso seguido en la liquidación de las obras del tramo Beasain-Este del TAV, los trabajos resultaron más sencillos y baratos de lo presupuestado inicialmente. Sin embargo, a la hora de hacer cuentas, llegaban invitaciones desde ETS y, por tanto, desde el Gobierno, para que se «completaran» los gastos hasta llegar al presupuesto.

Este diario cuenta con fuentes fidedignas sobre este proceder, lo que conllevaría un problema para los firmantes de las liquidaciones –que, presionados o nos, dieron por buenos los pagos indebidos detectados– en caso de que esta cuestión llegara a los tribunales. Hay que tener en cuenta que más allá de los 4,5 millones detectados hasta el momento, se está contemplado que los sobreprecios podrían llegar hasta los 10 millones de euros en un único tramo de las obras de la «Y vasca».

Las obras del tramo Beasain-Este del ramal guipuzcoano del TAV se adjudicaron el 28 de julio de 2009 y se finalizaron el 5 de julio de 2012. Los trabajos se desarrollaron durante el mandato del PSE en el Gobierno de Lakua, con Iñaki Arriola como consejero y con Ernesto Gasco como viceconsejero de Obras Públicas y Transportes.

El presupuesto base de licitación se fijó en 47,34 millones de euros. La adjudicación se realizó a la UTE formada por Dragados y Construcciones SA, Iza Obras y Promociones SA, Obras Subterráneas SA y Campezo Construcciones SAU, que ofrecieron una rebaja del 5,82%. El reajueste impositivo por subidas del IVA fue después del 0,64 millones y la revisión de precios prevista en el pliego encareció las obras otros 5,64 millones. La modificación final de la obra ascendió a 4,33 millones más. En total, el pago total fue de 55,19 millones. Un 23,8% más caro que el presupuesto de adjudicación, en una obra que, como señalamos, resultó en torno a los 10 millones de euros más barata que lo inicialmente previsto.

El tramo tiene una longitud de 2.158,59 metros, de los que 1.968 metros son de túneles.





°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario