domingo, 10 de agosto de 2014

Hablando de Euskal Herria en Argentina

Les presentamos esta entrevista publicada en El Ciudadano:



Reclaman una solución para el viejo conflicto en el País Vasco

El representante del partido Sortu en el exterior agradeció al Concejo Municipal de Rosario por adherir a la Declaración de Aiete.

Paulo Menotti

Buscando sumar voluntades que alcen su voz desde todo el mundo para que se resuelva el conflicto en el País Vasco, Gorka Elejabarrieta Díaz visitó Rosario representando al partido político Sortu, de la izquierda abertzale. Recibido por autoridades del Concejo Municipal, el joven político agradeció la adhesión del legislativo local a la Declaración de Aiete (conferencia realizada en octubre de 2011 en San Sebastián y en la que líderes internacionales fijaron una hoja de ruta para la resolución del conflicto vasco), en la antesala del Encuentro Argentina por la Paz en el País Vasco que se realizará en noviembre próximo en Buenos Aires.

Acompañado por el ex concejal Roberto Bereciartúa, de la agrupación de Derechos Humanos “Llamamiento de los 100 para seguir viviendo”, el representante en el extranjero de la agrupación de la izquierda abertzale se entrevistó con El Ciudadano y habló sobre las posibilidades de resolver el conflicto político en su país y comenzó aclarando: “Somos un partido político del País Vasco que tiene por objetivo la independencia y el socialismo en nuestro país. Queremos construir un Estado independiente que sea más justo, más progresista, pero nuestra prioridad política al día de hoy es la resolución del conflicto político que hay en nuestro país”.

––¿Cuál es el propósito de su visita a Rosario?

––Hay una diferencia entre lo que es nuestra agenda política y la resolución del conflicto. De tal modo que no pensamos que la independencia y el socialismo sean necesarios para construir un escenario de paz en nuestro país. Nosotros tenemos un conflicto político motivado principalmente por el no reconocimiento del País Vasco como sujeto político con derecho a decidir. De ahí deriva toda la problemática que hemos vivido en las últimas décadas. En definitiva, lo que nosotros planteamos es un escenario diferente, más democrático, en el que el pueblo vasco pueda decidir su futuro libremente. Eso es una opción positiva para los independentistas pero también para los no independentistas. Para los autonomistas, los federalistas, los unionistas. Represento a Sortu en el área internacional y viajamos al exterior para demandar apoyo para la solución de ese conflicto político. Porque pensamos que la acción exterior puede ayudar a que el proceso llegue a su fin.

––¿Cómo imagina la resolución de ese conflicto político?

––En Cataluña, la abrumadora mayoría social y política del país –más del 80%– considera que el pueblo catalán tiene derecho a decidir su futuro. A fin de cuentas, lo que los catalanes quieren es ejercer ese derecho democrático. Poder votar. Qué es lo que quieren ser, qué tipo de relación quieren tener con el Estado español. Algo tan sencillo y tan democrático que va a suceder en Escocia el próximo septiembre, es ilegal en el Estado español. Esa es la raíz del conflicto. Nosotros demandamos algo parecido, lo que los catalanes piden, lo que los escoceses han conseguido, poder ejercer nuestro derecho a voto.

––¿Cuál es la situación de los líderes de la ex Batasuna o de ETA que están encarcelados?

––Le decía que soy de Sortu, que tiene apenas un año. Pero llevo 12 años representando a la izquierda abertzale en su acción exterior. Trabajé en el Parlamento europeo en 2001. En aquella época éramos Euskal Herritarrok y en 2003 nos ilegalizaron, a nuestro partido y nuestras actividades. Sin embargo en el Parlamento europeo pudimos seguir trabajando hasta las siguientes elecciones. A nosotros se nos ha perseguido y se nos persigue por defender y proponer unas ideas políticas que son tan legítimas como las de nuestros oponentes. Hoy mismo el Tribunal español condenó a 20 militantes de Batasuna a prisión por desarrollar una labor política.

––¿Y Arnaldo Otegi?

––Otegi que ha sido uno de los principales líderes de movilización independentista vasca, uno de los principales responsables de que hoy estemos viviendo un escenario de esperanza y de paz: está en la cárcel precisamente por haber impulsado esas acciones. A Otegi se lo acusó y se lo condenó, así lo dice la sentencia, por poner en marcha una estrategia política que es la que trajo el fin de la lucha armada de ETA y el escenario que hoy vivimos en nuestro país. Lo mandan a la cárcel por ese “delito” que debería ser recompensado. Hay gente que fue reconocida con el premio Nobel de la Paz por trabajos similares. Lo dijo Nelson Mandela: “En mi país, para poder llegar a ser presidente, hay que pasar por la cárcel”. Yo creo que en nuestro país va a pasar algo parecido. Otegi tiene el respeto de la sociedad vasca y de la comunidad internacional. A futuro puede ser un líder político de nuestro país.

––¿Cuál es la situación de los etarras detenidos?

––Nosotros tenemos ahora menos presos políticos que en los últimos 30 años. Pero así y todo son muchísimos. Estamos hablando de 500 presos políticos de una población total de 3 millones de habitantes. Y presos políticos que llevan en la cárcel muchísimos años. De esos 500, hay más de 100 que llevan más de 20 años en las cárceles. Todos ellos están a una media de 800 o 900 kilómetros de su lugar de origen. No son presos etarras, sino que son presos políticos vascos. Dentro de ese colectivo hay muchísimos presos. Hay gente que está en la cárcel por pertenecer a ETA, y otros que no. Por ejemplo hay periodistas, el director de Egin, el segundo diario más vendido del País Vasco, está en la cárcel por ejercer su actividad periodística. Está acusado de escribir, no de apretar un gatillo, y lleva unos siete años preso. Están en la cárcel jóvenes activistas de organizaciones juveniles, también abogados que por ejercer su profesión fueron condenados. Entonces tenemos un colectivo amplio que tiene una cosa en común: estar en la cárcel por defender ideas políticas.

––¿La situación en Ucrania complica el panorama vasco?

––No. Nosotros pensamos que sea Ucrania, sea Palestina, sea Escocia, sea Cataluña o el País Vasco, hay principios que son básicos y cuando existe una colectividad existe un pueblo que demanda y quiere ejercer el derecho a decidir su futuro de manera libre y democrática, es un derecho que tiene que ser respetado. El derecho a decidir no sólo es un principio democrático, es también la herramienta más eficaz para la prevención y resolución de conflictos. Así se ha demostrado. En el caso de Irlanda fue un principio que posibilitó el Acuerdo de Viernes Santo, el caso de Sudáfrica fue parecido y este aspecto no creo que lo complique. Creo que son cuestiones que hay que desdramatizar. Se trata de poder expresar una opinión y poder ejercer un derecho.

––¿Cómo vive el País Vasco la crisis y qué perspectivas ven en el partido Podemos y en el recambio en el Partido Socialista (PSOE)?

––La cuestión es terrible porque es una crisis económica, política. Es una crisis estructural y tiene consecuencias nefastas para nuestro país. La irrupción de Podemos es un brote verde dentro de lo que ellos llaman la casta política española. Trae ideas renovadas y frescas, y se enfrenta a cuestiones sociales y nacionales de manera muy progresista. El líder de Podemos, Pablo Iglesias, dijo en repetidas ocasiones que tanto Cataluña como el País Vasco deberían tener el derecho a decidir su futuro libremente. Ha dicho que se debe dar un proceso de paz que incluya a todas las partes y que a través del diálogo y la negociación se puede resolver este conflicto. En eso estamos de acuerdo. Sobre el nuevo líder del socialismo español, (Pedro Sánchez), tiene poco tiempo en el puesto, pero con sus declaraciones mostró que de cambio tiene muy poco. Es igual a lo anterior y se reunió con Mariano Rajoy afirmando estar de acuerdo con las cuestiones del Estado español que incluyen no permitir a Cataluña decidir su futuro por la vía democrática.




°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario