jueves, 14 de agosto de 2014

Adelanto del Plan Hitzeman

Parece ser que Lakua se ha empantanado en algún lugar entre el euskera y el eufemismo.

Les presentamos esta nota publicada en El Mundo:



El Ejecutivo de Iñigo Urkullu presentará "en otoño" el primer borrador del plan Hitzeman ('dar la palabra', en euskera), su propio programa para "facilitar el proceso de reintegración social" de los presos de ETA, a pesar de que el Gobierno vasco carece de competencias en política penitenciaria.

Lo ha anunciado esta mañana el secretario general de Paz y Convivencia, Jonan Fernández, en una rueda de prensa en la que ha realizado un balance del primer semestre de andadura del Plan de Paz y Convivencia que el Ejecutivo nacionalista aprobó en solitario en noviembre de 2013.

En el capítulo de los trabajos que su equipo desarrollará a lo largo del segundo semestre de este año, Fernández ha citado el programa Hitzeman, el futuro Instituto de la Memoria y la Convivencia (atascado en el Parlamento Vasco desde hace meses) o el refuerzo del reconocimiento y la reparación a "todas" las víctimas. En esta área destacará el segundo decreto de reparación a las víctimas de abusos y excesos policiales en el contexto de la lucha contra el terrorismo en democracia (hasta ahora el Gobierno viene analizando los casos entre el surgimiento de ETA y la aprobación de la Constitución, entre 1960 y 1978), que se referirá sobre todo a las denuncias de torturas.

También ha afirmado que el Gobierno vasco está trabajando para involucrar a la Unión Europea en su plan a través de las políticas comunitarias de "apoyo a la convivencia", a las víctimas, a la juventud o a la participación ciudadana.

Sobre las actuaciones ya desarrolladas han trascendido algunas novedades sobre el plan que Fernández ha previsto para reforzar el respeto a los derechos humanos dentro de la Ertzaintza y que ha disgustado mucho a PSE, PP y UPyD. La Policía vasca ya ha recibido un curso de Amnistía Internacional y se ha constituido su grupo de trabajo para que estudie de forma "participativa" qué "aportación" pueden hacer los agentes al Plan de Paz y Convivencia.
'Quedarse atrás'

Fernández ha querido centrarse en los aspectos positivos de un plan que concentra las críticas -por distintos motivos- de toda la oposición y de los principales colectivos de víctimas, y ha querido restar importancia a los "obstáculos" que persisten ("el desarme, la política penitenciaria, la autocrítica" y la ausencia de todos los grupos salvo los nacionalistas y abertzales en la ponencia parlamentaria sobre paz y convivencia) porque, a su juicio, acabarán resolviéndose.

Lo relevante, ha añadido, es que hay "asociaciones, ayuntamientos" e instituciones como el propio Gobierno vasco que están actuando "con hechos" para "construir la convivencia" en el País Vasco. Quien no entienda que la sociedad ya está en esa clave en su vida cotidiana y no "aporte" lo que le corresponde, ha añadido, se quedará "atrás".

Sobre las ácidas críticas de EH Bildu al lehendakari por su reivindicación de la llamada 'vía Nanclares' que favorece el arrepentimiento de los presos de ETA, Fernández ha preferido insistir en que la política vasca está demasiado dominada por las guerras de declaraciones y que lo que hace falta son "hechos" y actuaciones concretas de cada cual.



¿Reinserción?

Si hay un colectivo de presos al que se espera con ansía y con cariño por parte de su entorno social esos son lxs presxs políticxs vascxs. Con excepción de muy recomendadas terapias psicológicas que les ayuden a superar el daño causado por los excesos cometidos por el estado español en contra de ellxs, no necesitan ningún programa de reinserción pues esos son para gente que no entiende ni aprecia su entorno social, cuando en el caso al que nos referimos es exactamente lo contrario, se trata de un grupo de gente con un exceso de empatía y preocupación por la tierra a la que llaman hogar y a la que han amado por encima de todo.

No, lo que requieren lxs presxs políticxs vascxs no es un programa de reinserción, lo que merecen por sus años dedicados a la lucha antifascista por la liberación de su patria se resume en dos palabras, repatriación y/o amnistía. Así de fácil.




°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario