sábado, 25 de julio de 2009

Mostrando La Verdad

Curioso, apenas ayer nuestro lector "Aitor" dejaba este comentario en una entrada dedicada a la solidaridad para con el preso político Jose Maria Sagardui 'Gatza':

Una pregunta sin mala intención (no,no tengo ninguna esperanza de que la contesteis.

¿Por qué nunca hablais de los delitos por los que está esta gente en la cárcel? ¿Por qué nunca decís los nombres de las personas a las que mataron o sus fotos?


Le respondimos desde ayer pero pensamos que este texto de Txisko Fernández publicado hoy en Gara redondea el concepto.

Txisko Fernández | Periodista

La información no oculta la verdad

Al escribir estas líneas apenas han pasado unas horas desde que Alain Berastegi compareciera ante un reducido grupo de periodistas. Hubo medios que no quisieron escuchar su testimonio de primera mano pese a que, al menos, GARA y «Berria» ya habían adelantado la gravedad de los hechos que ha denunciado en un juzgado. Con apenas más referencias que las de la prensa de ayer y de los principales espacios informativos de EITB, no es aventurado concluir que el secuestro y las torturas a las que ha sido sometido este joven navarro serán ocultadas o minimizadas por la mayoría de los medios de Euskal Herria y del Estado español, que ya han tenido acceso a todos los detalles expuestos por Berastegi y, por tanto, han podido valorar el alcance informativo de la noticia.

A estas alturas nadie pone en duda que cada medio de comunicación sigue una línea editorial particular, que no independiente, aunque es habitual que ciertas noticias aparezcan en todos ellos, aunque se les dedique un espacio desigual y se les añadan distintas interpretaciones. Pero también es cierto que, durante las últimas décadas, «el conflicto vasco» ha creado una escuela de información sui generis, que tiene como principio un concepto que podríamos resumir así: «Como no me gusta la noticia, no la publico». No es ésta una cuestión «periodística», sino de claro carácter «político», ya que, como queda patente en este caso, de lo que se trata es de no informar, de impedir que la información llegue al conjunto de la ciudadanía.

Esa estrategia cumple en parte su objetivo, porque siempre habrá un espacio ciudadano, más o menos amplio, al que no llegue la noticia que se desea ocultar. Sin embargo, la verdad de los hechos, guste o no guste a quienes controlan ciertos medios de comunicación, tiene otros medios para extenderse al conjunto de la sociedad. En momentos como éstos, es importante que el derecho a la información no sea vulnerado, pero lo realmente necesario es que la verdad se imponga, y para eso basta con que funcione el «boca a boca».

Queremos apuntar que no hemos influido de ninguna manera para la publicación de este texto, es más, estamos seguros que Txisko Fernández ni siquiera tiene conocimiento de la existencia de este blog.

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario