miércoles, 8 de julio de 2009

Gatza y la Cadena Perpetua

Gazteiz, Iruñea, Zornotza.

Para mucha gente los nombres de estas localidades vascas no significan nada.

29, 31, 33.

Esos números, así en blanco y negro, tampoco significan nada para muchos.

Cinco obreros, un activista, un preso político.

La infamia comienza a tomar forma. Para el pueblo vasco estas localidades, años transcurridos y conciudadanos víctimas de la violencia de estado generada por el fascismo del estado español ejemplifican la represión, la impunidad, el contubernio y la estrategia en contra de los derechos humanos, civiles y políticos de un pueblo que se rehúsa a renunciar a su autodeterminación, un pueblo que se rehúsa a olvidar.

Esta nota publicada en Gara nos habla de Jose Mari Sagardui, condenado a cadena perpetua por el estado español como parte de una política de exterminio que cuenta con la venia de sus siete mercenarios en el Tribunal de Derechos Humanos Estrasburgo:

«Gatza» cumple 29 años dispersado a 730 kilómetros de Zornotza

Lleva más tiempo en prisión que lo que ha vivido en libertad: hoy cumple 29 años encarcelado. Con 51 recién cumplidos, Jose Mari Sagardui, «Gatza», es el preso político que más tiempo lleva encarcelado de toda Europa. Casi tres décadas preso en las que ha conocido de primera mano todos los rostros represivos que ha mostrado la política penitenciaria española contra los presos políticos vascos; desde la dispersión hasta la doctrina del Supremo español.

GARA |

El preso político que más tiempo lleva encarcelado de toda Europa, el zornotzarra Jose Mari Sagardui, Gatza, acaba de cumplir hoy 29 años dispersado en cárceles del Estado español, a pesar de que, según la legislación española, debería de estar libre en el municipio vizcaino desde 2005. Aunque Gatza lleva más tiempo encarcelado que los años que ha transcurrido en libertad, las movilizaciones y los actos en exigencia de su libertad se repiten en su municipio natal. Así, este sábado, día 11, Zornotza volverá a demandar su puesta en libertad.

Desde que el 8 de julio de 1980 la Policía española detuvo a Jose Mari Sagardui -que denunció duros episodios de tortura-, el prisionero político de Zornotza ha conocido 34 traslados de prisión. En casi tres decenios solamente ha estado dos veces en prisiones ubicadas en Euskal Herria, y en las dos ocasiones fue por un corto periodo de tiempo. En total, Gatza, que actualmente se encuentra encarcelado en la prisión de Jaén, dispersado a 730 kilómetros de distancia de Zornotza, ha permanecido en 13 prisiones españolas: Soria, Carabanchel, Puerto I, Herrera de la Mancha, Basauri, Alcalá Meco, Sevilla II, Palma de Mallorca, Granada, Puerto II, Langraiz y Jaén.

Sólo la mera mención de los nombres de esas prisiones españolas sirve de exponente para ver cómo Sagardui Moja ha conocido de primera mano todas las etapas que ha recorrido la política penitenciaria española contra los presos políticos vascos. Desde las «cárceles de exterminio» de Carabanchel y Herrera de la Mancha a la política de aislamiento extremo que sigue padeciendo también ahora en la cárcel de Jaén.

Aislado la mayor parte del día

Prisión en la que no cuenta con luz natural y con restricciones y controles sobre todas las comunicaciones y movimientos. Una prisión en la que permanece aislado la mayor parte del día: 20 horas. En definitiva, Gatza cumple hoy 29 años encarcelado, dispersado, pero, además, catalogado en primer grado; es decir, en condiciones muy duras, las más restrictivas del sistema, que imponen el aislamiento.

Según recuerda el movimiento pro-amnistía, «a pesar de que los estados no reconocen el estatus político de los presos vascos, todas las medidas que adoptan contra los presos políticos vascos son políticas». Así las cosas, Sagardui Moja también continúa con obstáculos para poder cursar estudios universitarios, así como con trabas y dificultades para recibir asistencia médica y sanitaria.

Con las paulatinas modificaciones que distintos gobiernos españoles han realizado en los últimos años para actuar contra los presos políticos vascos, a Jose Mari Sagardui también le han impuesto la retirada de redenciones carcelarias y, entre otras medidas, la aplicación de la doctrina del Tribunal Supremo español por el que fija en 30 años la condena a cumplir, a pesar de que los tribunales ya lo juzgaron y le impusieron ya un fallo.

Durante todos estos años Zornotza ha acogido diversas movilizaciones e iniciativas en demanda de su liberación. El caso de Gatza incluso llegó al Parlamento de Gasteiz, donde varias formaciones vascas se posicionaron a favor de su liberación.

En el Ayuntamiento de Zornotza también se han tramitado distintas mociones, aunque la más sonada fue seguramente el pasado año cuando el alcalde jeltzale del municipio vizcaino decidió no tramitar una moción que fue impulsada por 41 colectivos sociales, sindicales, culturales y políticos de Zornotza. E inumerables han sido también las bajadas de persiana de los comercios, manifestaciones, marchas a la cárcel de Jaén, actos culturales... y hasta un libro: «Lunaren Goiztiri», que hace referencia a los nombres de su esposa, Luna, y de su hija, Goiztiri.

Concentraciones y manifestación el sábado

De entre todos los actos en demanda de la liberación de Jose Mari Sagardui que se han llevado a cabo hasta la fecha, seguramente serán dos los que más se recuerden, por la represión que padecieron. Si el pasado año la Ertzaintza cargó contra los movilizados, cuando Gatza cumplió 25 años en prisión Madrid vetó el acto y después varios representantes políticos tuvieron que comparecer en la Audiencia Nacional española, como el abogado Jon Enparantza o el propio Arnaldo Otegi.

Sin embargo, la represión no ha sido óbice alguno para seguir con la demanda de su liberación. Así, este sábado, día 11, el municipio vizcaino acogerá distintos actos de protesta. Por la mañana, a las 12.30, y jugando con los años que Gatza lleva en prisión, por distintos puntos de Zornotza se realizarán 29 concentraciones para exigir la repatriación de los presos vascos y denunciar «la cárcel de por vida».

Y por la tarde, a las 18.00, una manifestación partirá desde la plaza Zelaieta. Acto seguido, se llevará a cabo un acto político por la libertad de Gatza.

Ayer, en defensa de los derechos de los presos 125 personas se concentraron en la plaza Arriaga de Bilbo.


.... ... .