lunes, 13 de julio de 2009

Ondarru Llega a Casa

Esta nota refleja la dura prueba que representa para los pueblos en resistencia el exilio y el refugio político en tierras lejanas, la misma ha sido publicada en Gara:

Las cenizas de Otxoantesana reposan ya en su Ondarroa natal

El espíritu de José Antonio Otxoantesana descansa ya en su localidad natal de Ondarroa y sus cenizas lo hacen en el mar que baña el puerto vizcaino. Las trajo ayer, desde México, uno de sus hijos, que fue recibido por militantes pro amnistía y familiares en el aeropuerto de Loiu y, después, en Ondarroa. Allí, se le tributó un primer homenaje, que sirvió para recordar a los cientos de vascos que siguen lejos de su tierra por razones políticas.

A los 27 años, en 1979, se vio obligado a exiliarse al otro lado del Bidasoa. De allí, a la lejana México, donde formó una familia. Desde ayer, sus restos descansan en la tierra de la que partió hace ya dos décadas. Las cenizas de José Antonio Otxoantesana, conocido como Okana, arribaron ayer tarde al aeropuerto vizcaino de Loiu, seguramente el regreso que menos hubiera deseado, pero que estuvo saludado por la militancia pro amnistía y familiares.

Sobre las 17.00 aterrizó el avión procedente del país mejicano y en el que uno de sus hijos traía las cenizas del cuerpo de Okana, fallecido tras permanecer durante dos días en coma después de haber sufrido un derrame cerebral, en la localidad mexicana de Mazatlán.

Una hilera de ikurriñas le recibió a la misma salida de la terminal, dándole la bienvenida con un aurresku y haciéndole entrega de un ramo de flores. Un agradecimiento del movimiento pro amnistía. «Su muerte ha sido un duro golpe, ya que sus puertas siempre estaban abiertas para cualquier vasco y siempre está dispuesto a echar una mano», destacaban.

Hace una semana, unas 250 personas se dieron cita en Ondarroa, su localidad natal, para recordarle. Ayer, ese sencillo homenaje se repitió en Loiu y después en la propia localidad vizcaina, donde varios cientos de personas recordaron su figura para, después, echar parte de sus cenizas al mar desde la punta de la barra del muelle.

El acto se celebró frente al edificio de la cofradía vieja, ya que el Ayuntamiento negó la utilización del interior del inmueble, lo que denunció ayer el movimiento pro amnistía. También lo hizo con la retirada por la Ertzaintza de los crespones en ikurriñas y un pebetero instalado en Lekeitio para homenajer también a Otxoantesana.

Recuerdo a Elías Fernández

No fue el único acto de solidaridad con los represaliados políticos vascos en la jornada de ayer. En la localidad de Bermeo, como un día antes lo había sido en Zornotza Gatza, una manifestación recordó al preso local Elías Fernández Castañares, quien ha cumplido ya 23 años en prisión.

Decenas de personas participaron en la marcha que partió a primera hora de la tarde desde Goiko Plaza, en un acto en el que se quiso denunciar la cadena perpetua y se reclamaron los derechos de los presos políticos vascos. Medio millar de firmas fueron hace unas fechas enviadas al Ayuntamiento para impulsar una moción que, finalmente, PNV y EA aprobaron.

Desde el movimiento pro-amnistía se subrayó, al final de la marcha, que ante el aumento represivo seguirá impulsando más iniciativas en solidaridad con los presos políticos, a lo que invitaron a los ciudadanos.

Homenaje, el 19

En el recibimento de ayer se anunció que el próximo domingo el movimiento pro amnistía rendirá un homenaje en su localidad natal al militante fallecido en México.

Retiran una pancarta de apoyo a «Mungi» en Errepelega

Último día de las fiestas del barrio portugalujo de Errepelega y la Ertzaintza irrumpió en mitad del recinto festivo para retirar una pancarta que denunciaba la aplicación de la doctrina Parot al preso del barrio Juan Manuel Piriz Mungi, que lleva 25 años en la cárcel. La pancarta fue colocada por la mañana y retirada por media docena de agentes sobre las cinco de la tarde, en medio de los silbidos y reproches proferidos por muchos de los presentes, que denunciaron, a su vez, la actitud chulesca y los gestos provocativos de los ertzainas. Curiosamente, desde el inicio de los festejos permanecen inamovibles fotografías de represaliados en algunas calles de Errepelega.


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario